Sociedad / 4 de abril de 2017

La conmovedora carta de un papá a su hijo electrodependiente

Mauro Stefanizzi, el padre de Joaquín, recuerda la lucha permanente del nene en ocasión de su tercer cumpleaños: “Si te aferrabas tanto a la vida era porque tenías una misión importante”.

Por

¡Hoy Joaco cumple tres años!

En la víspera de tu cumpleaños recibiste la noticia de que la Ley para Electrodependendientes será tratada.

Llegaste al mundo un día como hoy, pero hace tres años. Te esperamos con ansias. La habitación pintada, y tu cuna lista. Te adelantaste casi tres meses. Pero tus ganas de vivir pudieron más.

Recuerdo que el médico dijo que no ibas a sobrevivir, que éramos jóvenes y teníamos tiempo de tener otro hijo. Nosotros pedimos por favor que hicieran hasta lo imposible, estábamos dispuestos a ayudarte y pelear junto a vos.

Contra indicaciones médicas, presencié el parto. Me dijeron que ibas a ser muy chiquito, que no sabían si ibas a nacer con vida. Con más razón pedí estar; si ibas a vivir poco tiempo quería verte, abrazarte.

Fuiste realmente muy chiquito, fue duro verte así, pero hermoso a la vez. Cabías en la palma de la  mano (tiempo después me enteraría de que pesaste 700 gramos). De ahí en más poco me acuerdo. Corridas, gente que iba y venía.

Fueron 40 minutos de desesperación, en un pasillo. No sabía si me darían la peor noticia de mi vida, o si llegaría un milagro. Tras esos minutos interminables se abrió una puerta. Fue la palabra más esperanzadora que escuché  en mi vida: “Vive”. Inevitablemente, irrumpimos en llanto.

Desde ahí, comenzamos a transitar un camino largo. Sinuoso, con túneles oscuros que no permitían ver la salidas.  Lleno de calles en contra mano, que nos obligan a retroceder para poder seguir avanzando.

Te vimos pasar a quirófano, una y otra vez, sin saber si ibas a regresar. Pasaste siete meses en terapia intensiva y diez cirugías. Sorprendiste a médicos y a especialistas. En una ocasión, nos dijeron que si te aferrabas tanto a la vida era porque tenías una misión importante.

Hoy sos una de las caras más visibles en esta lucha por la Ley para los Electrodependientes,  y tu caso es un fiel testimonio que evidencia la necesidad de que se legisle a favor de la vida, inspirando a diputados, senadores, y concejales a trabajar en eso.

Gracias a todos los que nos siguen acompañando en este camino sin fin; motor fundamental para recorrer estos senderos.

“Lo imposible solo tarda un poco más.”

¡Feliz cumpleaños Joaquín!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *