Mundo / 21 de Abril de 2017

Francia: Quién es quién en las elecciones que más teme Europa

El convulsionado país tendrá que elegir este domingo entre los cuatro puntos cardinales: una ultraderechista, un comunista, un liberal y un conservador. Qué propone cada uno y cómo puede afectar al mundo.

En medio de uno de los momentos más convulsionados de su historia, Francia elige nuevo presidente. Y se nota: un liberal, un conservador, un izquierdista y una nacionalista tienen idénticas posibilidades de imponerse. Así está Francia hoy. Así está Europa.

El resto del continente se encuentra expectante a los resultados que podría implicar una tregua para la Unión Europea, o un nuevo y duro golpe tras el Brexit británico. Motivos para temer el triunfo de cualquiera de las opciones, no faltan: una ola de refugiados provenientes de todas partes del mundo hacen colapsar los sistemas económicos y asistencialistas del viejo continente, a lo que se suma el terror desatado por el fundamentalismo islámico del que Francia ha sido una víctima cotidiana.

A continuación, quién es quién y qué propone cada uno de los candidatos franceses en caso de ser electo.

François Fillon. Uno de los favoritos para las próximas elecciones presidenciales en Francia viene en retroceso desde mediados de marzo, cuando en plena campaña estalló el escándalo por el presunto empleo ficticio de su mujer en el Parlamento.

El candidato del partido Los Republicanos continúa en carrera mientras la Justicia lo investiga por malversación de fondos, ante la sospecha de que contrató a su esposa Penelope Fillon como asesora cuando era diputado sin que ella desempeñara las tareas por las que fue retribuida.

Fillon rechaza las sospechas, pero su candidatura se vio de todos modos empañada por el “Penelopegate”, al que se sumaron otras denuncias mediáticas, como el regalo de un costoso reloj que recibió mientras era primer ministro. No fue gratis: Fillon pasó de ocupar el primer lugar en las encuestas al tercero para la primera vuelta de este domingo.

“No les pido que me amen, les pido que me apoyen”, expresó Fillon durante un acto de campaña. Muchos de sus seguidores son de religión católica y viven fuera de las grandes ciudades.

Nacido en 1954 en Mans, noroeste de Francia, Fillon es padre de cinco hijos. Para atraer al electorado, el político de 63 años utiliza sobre todo la carta de la experiencia: durante la presidencia de Nicolas Sarkozy, Fillon ejerció como jefe de Gobierno.

Anteriormente, con solo 27 años, se convirtió en el entonces diputado más joven de la Asamblea Nacional y ocupó desde 1993 diversas carteras ministeriales.

En 2016 ganó la interna de los conservadores, derrotando sorpresivamente al ex presidente Sarkozy y al ex primer ministro Alain Juppé, con una propuesta económica basada en la aplicación de una política de choque, mediante la reducción del gasto público y el aumento de la edad jubilatoria, para que Francia sea “competitiva”.

Marine Le Pen. Nació el 5 de agosto de 1968 y es la menor de las tres hijas del dirigente Jean-Marie Le Pen. Con enemigos declarados como “el sistema y la globalización”, Le Pen es una de las figuras más conocidas de la derecha europea.

Estudió derecho y trabajó como abogada hasta que en 1998 se hizo cargo del departamento judicial del Frente Nacional. La candidata tiene tres hijos y se divorció dos veces.

Hoy, según las encuestas, cuenta con claras posibilidades de llegar al Gobierno. Quizá sea por ello que le ordenó a su partido que durante la campaña modere el discurso y hasta se distanció del racismo abierto, aunque sigue defendiendo posiciones radicales contra la Unión Europea, la moneda común y la inmigración al punto de afirmar que “ha llegado la hora de la gran confrontación entre los globalizadores y los patriotas”.

Hoy es eurodiputada y también ha sido acusada de usar irregularmente fondos de la Eurocámara para pagar a miembros de su partido, caso por el cual está siendo investigada por la Justicia francesa. La dirigente asegura que todo es un montaje político para perjudicarla.

Jean-Luc Mélenchon. La esperanza de la izquierda ante el hundimiento en las encuestas del candidato del Partido Socialista, Benoît Hamon. Ex miembro del socialismo francés, el político de 65 años es fundador del movimiento ciudadano La France Insoumise (Francia Insumisa), con el que espera llegar al Palacio del Elíseo para instaurar la VI República a través de la convocatoria a una Asamblea Constituyente.

¿Qué busca? El objetivo es “la construcción de una democracia igualitaria”, con “nuevos derechos y una agenda ecológica”, mediante “la fuerza del pueblo”.

Para terror de los que creen en la economía, también propone abandonar el control del déficit que impone la Unión Europea y acabar con la liberalización y privatización de los servicios públicos. En su opinión, los tratados de la UE deberían renegociarse para priorizar los asuntos sociales y medioambientales y, en caso de no ser así, Francia debería responder con acciones unilaterales como dejar de aportar al presupuesto de la Unión.

“Si eligen a alguno de estos tres, escupirán sangre”, advierte Mélenchon sobre sus principales rivales. Nació en 1951 en Tánger, Marruecos, que en ese entonces era una Zona Internacional, un protectorado ejercido por varios países. A los 11 años de edad se trasladó a Francia, donde estudió Filosofía. Está divorciado y tiene una hija.

En los años 70 se afilió al Partido Socialista. Fue miembro del Senado y entre 2000 y 2002 se desempeñó como ministro delegado de Enseñanza Profesional.

En el referéndum sobre la Constitución europea de 2005 se posicionó como uno de los líderes del rechazo francés. Tres años más tarde rompió con el socialismo y poco después creó el Partido de Izquierda.

En 2012 se presentó por primera vez a las elecciones como candidato a presidente del Frente de Izquierda, integrado entre otros por el Partido Comunista de Francia, y obtuvo un 11 por ciento de los votos. Actualmente ejerce como eurodiputado.

En su libro “El arenque de Bismarck”, Mélenchon cuestiona duramente la política alemana frente a la crisis en diversos países europeos y la califica de “veneno germano”, en alusión a las políticas de austeridad.

Emmanuel Macron. Se presenta a las elecciones presidenciales de Francia como independiente y a sus 39 años el ex ministro de Economía y banquero tiene ventaja frente a su Le Pen en caso de ballottage, que sería el 7 de mayo y que nadie duda de que se celebrará.

Macron, que abandonó hace tiempo al Partido Socialista, se presenta como un candidato “ni de derecha ni de izquierda”, defiende abiertamente Europa como proyecto y la estrecha asociación con Alemania como eje del continente. Con ello es más bien una excepción entre los postulantes.

Antiguo alumno jesuita se ve beneficiado por las debilidades de sus contrincantes. Una de las mayores curiosidades de su vida la marca su vida sentimental: Macron está casado desde 2007 con Brigitte Trogneux, más de 20 años mayor que él y que fue su antigua profesora en Amiens, su lugar de nacimiento en el norte de Francia.

 

3 comentarios de “Francia: Quién es quién en las elecciones que más teme Europa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *