Economía, Empresas / 3 de mayo de 2017

Carrefour Express y Día avanzan sobre los autoservicios chinos

Las cadenas y los pequeños comercios libran la batalla por la cercanía a los clientes.

Por

Marzo finalizó con una caída del 5,6% en las ventas reales (ajustadas por inflación) de los supermercados, según la asociación del sector. En el trimestre acumula una baja del mismo nivel, después de un mal 2016. En este contexto se libra la guerra de los minimercados, en detrimento de los hipermercados.
Las diez cadenas supermercadistas más grandes acaparan el 55% del market share del comercio minorista, 15 puntos más que en 2005. El resto queda en manos de los pequeños comercios de barrio y los supermercados chinos, con 10.316 puntos de venta, una participación nacional del 18%.

Los chinos han sido los grandes perdedores de los últimos dos años. El director ejecutivo de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas (Fesach), Miguel Calvete, lo reconoce: “Hoy la gente busca proximidad y precio. En su momento, los chinos eran la solución a eso, pero hoy se ha posicionado muy bien el formato Express de Carrefour y sobre todo Día, que es el verdadero competidor del autoservicio chino y lidera las aperturas de locales de proximidad según datos del Indecom (Instituto de Estudios de Consumo Masivo)”.

Españoles

Con un crecimiento exponencial, el grupo español Día, que cotiza en la bolsa de Madrid, ya posee cuatro centros de distribución en la Argentina y más de 600 locales distribuidos en la ciudad y la provincia de Buenos Aires, Salta, Santa Fe, Córdoba, Corrientes y Entre Ríos. Se instaló aquí hace 20 años y desarrolló un concepto basado en la compra de proximidad y en ofrecer al consumidor una buena relación calidad/precio. La clave del éxito tal vez se explique en parte por su sistema de franquicias, que emplea a 3.000 personas, además de las 4.500 que trabajan directamente en la firma.

Sin embargo, el liderazgo indiscutido lo sigue manteniendo Carrefour. A pesar de que tiene menos locales que Día, la multinacional francesa gana en facturación y en cobertura por sus plataformas multiformato. Actualmente está en 22 provincias con 598 sucursales entre los hípermercados, los maximercados, los Market y los Express. “Buscamos satisfacer las necesidades de los clientes y acompañar los cambios en sus hábitos de consumo: tiendas de proximidad para la compra diaria, supermercados para las semanales y las grandes superficies para las mensuales”, explica el director de Comunicaciones, Carlos Velasco. Para este año, la firma ya adelantó que mantendrá su estrategia focalizada en el modelo de proximidad y el mayorista. Además, durante el primer semestre tiene previsto ampliar uno de sus centros de distribución y desarrollar la dirección de comercio electrónico.
Otra de las empresas que ocupa un lugar importante en el mercado minorista es la nacional Coto, que cuenta con un market share del 18,1% a nivel nacional y del 30% en Capital Federal y Gran Buenos Aires. Con más de 18.000 empleados y 115 sucursales en el país, la firma anunció en 2016 un desembolso de 2.500 millones de pesos para la construcción de cinco centros comerciales. “Los locales de proximidad suelen ganar terreno cuando se produce un parate en la economía, pero la realidad es que los grandes mercados siempre terminan ganando”, confían desde la empresa.

Si bien admiten que 2016 fue un año de cambios en los hábitos de consumo por la retracción económica, “no fueron representativos porque la crisis no fue tan fuerte”. “A nosotros nos fue muy bien, crecimos a la altura de los mercados de proximidad y tenemos grandes expectativas para este año”, aseguran en Coto. En marzo pasado definió la estrategia a seguir a lo largo de este año: la idea es apostar al comercio grande.

Además de contar con 500 productos de fabricación propia, la empresa de Alfredo Coto exporta carne, pollo y cueros a Alemania, Holanda, Italia, Gran Bretaña, España, Francia, Rusia, Hong Kong, Brasil, Chile, Perú, Egipto, Argelia, Ucrania, Bosnia y Croacia. Como Carrefour, la norteamericana Walmart y la chilena Cencosud, también tiene su propia tarjeta de crédito, TCI, y otra sin costos, Comunidad Coto, que ofrece beneficios para los consumidores.

Chilenos

La cadena de supermercados Vea no se queda atrás. Nació en Mendoza en 1969 bajo un formato concentrado en productos de almacén y con la intención de liderar en el segmento de precios bajos. Hoy está presente en 18 provincias (sobre todo, del centro y el norte) con más de 180 sucursales. Junto a Disco y Jumbo integra Cencosud, del empresario chileno Horst Paulmann. Entre las tres firmas superan las 283 bocas de venta y emplean a más de 5.000 personas.

La que nunca terminó de aterrizar su hegemonía en el país fue Walmart, del multimillonario Sam Warton. Según la revista Fortune, es la firma de retail más grande del mundo en cantidad de empleados (2,5 millones) y facturación (482.130 millones de dólares). La cadena posee 108 locales en la Argentina, entre los hiper y supermercados, además de los formatos más pequeños que funcionan bajo los nombres de Changomás, Mi Changomás y Changomás Express.

En 2015, Warton invirtió 26 millones de dólares en la construcción de tres nuevas tiendas en las ciudades de General Roca (Río Negro), Clorinda (Formosa) y Claypole (Gran Buenos Aires), y 18,9 millones para remodelar tiendas en Capital Federal y Avellaneda. Pero su expansión en la Argentina es limitada en comparación con su tamaño en Estados Unidos y apuesta a la venta online, que representa el 4% de sus ventas totales (desde 2011 tiene un sitio oficial de venta en MercadoLibre).

De todas formas, más de la mitad de la torta sigue retenida por pocos actores que cuentan con todas las ventajas para seguir creciendo en un mercado que tiende a la hiperconcentración: locales multiformato para un público amplio, tarjetas de crédito y promociones bancarias, el acuerdo de los Precios Cuidados, ofertas de fin de semana, marcas (y producción) propias de una variada gama de artículos que pueden ofrecer a valores accesibles y un respaldo financiero que les permite realizar grandes inversiones.

“El 75% de lo que vos consumís cuando entrás a un supermercado lo produce 30 compañías. Hace 10 años sólo representaban el 46% de la compra”, explica Calvete. “Si los chinos no se agrupan en cooperativas o pooles de compras, no pueden comprarle a las grandes industrias. Y encima lo hacen a través de distribuidores mayoristas, que remarcan entre 10 y 15 puntos. Eso no les ocurre a las grandes cadenas”, lamenta el especialista, que ve un futuro gris para los pequeños comerciantes. “Todo indica que el mercado se va a concentrar cada vez más en estas firmas”, lamenta.

 

3 comentarios de “Carrefour Express y Día avanzan sobre los autoservicios chinos”

  1. También pasa que muchos supermercados chinos no aceptan tarjetas de débito/crédito, y eso les juega en contra. No todos los clientes tienen efectivo encima-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *