Economía, Empresas / 5 de Mayo de 2017

Monsanto, Bayer y Syngenta pelean por el mercado de los agroquímicos

En un mercado que se concentra, se acentúa la competencia por financiar mejor al productor.

Por

Con optimismo y beneficiadas por la coyuntura política, Monsanto, Bayer, Syngenta, Dupont Pioneer, Dow y Basf preparan estrategias competitivas para la nueva reina de la campaña agrícola, la semilla de maíz. La clave para ganar el mercado son las líneas de financiamiento para productores y la inversión en innovación, desarrollo y tecnología para ganarles a las condiciones climáticas.

Convencida de que llegaron tiempos más ventajosos para el campo, Syngenta arranca como la empresa número uno de agroquímicos en la Argentina en 2016, según la consultora Pampa. Para sustentar ese éxito comercial, Antonio Aracre, director general de la suiza Syngenta para Latinoamérica Sur, señala que continuarán dando una solución financiera al productor como uno de los elementos estratégicos. Para esto, dice, se trabaja con bancos y compañías de seguros que vuelven el financiamiento atractivo y permiten minimizar riesgos.

Anticipándose a las necesidades con productos nuevos, la empresa está invirtiendo en la Argentina 50 millones de dólares por año en investigación y desarrollo.

En la norteamericana Monsanto, Adrián Vilaplana, su gerente de asuntos corporativos y de gobierno para Latinoamérica, sin duda el maíz es el gran protagonista de esta campaña. Por esto, se enfocará en que los productores, que están recuperando mayor competitividad, puedan cambiar la tendencia anterior a la sojización. Monsanto invirtió más de 200 millones para adecuar las instalaciones de la planta acondicionadora de semillas de maíz en Rojas, provincia de Buenos Aires, con el fin de incrementar la producción del grano. También apostó al financiamiento de unos 5.500 productores con más de 420 millones de dólares.

Con la próxima fusión de Monsanto con la alemana Bayer, que se concretará cuando la aprueben las autoridades de los diversos países, se convertirán juntas en el mayor proveedor de semillas y pesticidas a nivel mundial. Esta tendencia a la concentración en el mercado es continuada por las estadounidenses Dow-Dupont y por Syngenta-ChemChina, aunque por ahora todas seguirán siendo competidoras entre sí hasta que las fusiones sean autorizadas.

Hernán Bagliero, director del área de Agrotecnología de Bayer para la Argentina, opina que los tiempos empresariales son lentos y requieren numerosos cambios a nivel nacional e internacional. En igual línea, lo manifiesta Andrés Beibe, responsable de asuntos de biotecnología de Dupont Pioneer.

Para Bagliero, 2017 será mejor que el año pasado. Según comenta, Bayer estará focalizada, entre otras estrategias, en la inauguración de una planta en Zárate, con una inversión de entre 5 y 10 millones de euros, para el tercer trimestre del año. Acorde con sus competidoras del sector, Bagliero señala que continuarán con la apuesta a la innovación e investigación para mejorar la tecnología del producto. Afirma que, a nivel mundial, Bayer invierte el 10% del valor de venta en investigación, es decir, unos 2.100 millones de dólares.

Crear

Innovar es la brújula también para Dupont Pioneer. Beibe plantea que la investigación para alcanzar nuevas tecnologías en las semillas será parte de la estrategia competitiva de la empresa. En este sentido, la fusión con Dow mejoraría la inversión y la escala de producción y comercialización. Para Dupont, el atractivo de esta campaña también está puesto en el maíz: el 70% de lo que produce tiene que ver con el mercado de esa semilla.

Dow apuesta a su sistema de control de malezas Enlist, protectores de cultivo y semillas, en especial las del nuevo maíz Powercore. “Sueño mucho con posicionar a Dow como uno de los grandes jugadores del agro. Creo que lo estamos logrando”, opinó recientemente el presidente de Dow para la región sur de Latinoamérica, Gastón Remy.

Gustavo Portis, director de protección de cultivos de la alemana Basf para la Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay, también confía en que las expectativas son muy buenas. Lanzará cuatro productos en el país y estiman que a nivel global entre 2015 y 2025 alcanzarán un pico de ventas de 3.000 millones de euros. Asegura que viene de una campaña en la cual se sembraron más hectáreas agrícolas, 1,3 millón de hectáreas, con mayor rotación de los cultivos. En cuanto al mercado de agroquímicos, la firma viene de un contexto desafiante, dado que en este último año la adopción de tecnologías aumentó un 13% en volumen, aunque no creció en valor la facturación.
En semanas comenzará la mesa de diálogo entre las empresas líderes del sector y los productores por el proyecto de ley de semillas. De aprobarse, las empresas de agroquímicos se verán beneficiadas en forma directa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *