Clásica / 7 de mayo de 2017

Una noche para recordar

Concierto de la soprano Diana Damrau y el bajo-barítono Nicolas Testé junto a la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires. Director: Mario Perusso. Teatro Colón.

Por

★★★★★ En la última década, Diana Damrau se consolidó como una de las grandes figuras de la escena operística internacional. Pertenece a una nueva generación de divos: talentosos y deslumbrantes en el escenario, pero también espontáneos y cálidos ante sus seguidores, que se vio en cuanto pisó el escenario. Damrau demostró en cada una de sus intervenciones que es una artista superlativa. Deslumbra por la perfección de sus coloraturas, el refinamiento de sus pianissimos. pero sobre todo por su talento dramático. En cada escena que interpretó, se transformó en el personaje en cuestión, con gestos, movimientos, miradas, inflexiones y matices. Fue una Julieta conmovedora, transmitió magistralmente el delirio de Elvira de “I Puritani”, y desplegó virtuosismo y frescura en el aria de Dinorah, de Meyerbeer.

La soprano compartió el concierto con Nicolas Testé, quien fue ganando aplomo durante la presentación, hasta llegar a una estupenda versión del aria de Felipe II, de “Don Carlos”, de Verdi.
Conocedor del lenguaje operístico, Mario Perusso dirigió a la Filarmónica con flexibilidad, respetando las fluctuaciones requeridas por los solistas.

En el final, emocionados ante los aplausos, Damrau y Testé respondieron con arias de Puccini, y se despidieron cantando a dúo “Somewhere”, de West side story, de Bernstein.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *