Costumbres / 12 de Mayo de 2017

Geriátricos VIP: Retiros de alta gama

Para adultos autónomos que quieren vivir en compañía, crecen los centros con máximo confort. Mirá las fotos.

Por

Vivimos cada vez más años y no sólo eso, vivimos cada vez mejor esos años que gracias a la medicina y la tecnología le estamos ganando al calendario. Hacer de la última etapa de la vida una época agradable no es un tema menor. Más activos, autosuficientes y longevos, los jubilados de hoy están lejos de la imagen de los ancianos de antes. Por estos cambios que experimenta la población, la sociedad toda empieza a considerar la adultez  de otro modo, asociando más la edad mayor a un tiempo de disfrute que a un período vacío y falto de plenitud.

En este contexto surge un negocio al que, paradójicamente, se le augura un gran futuro. Se trata de centros o comunidades de lujo para los adultos mayores, que quieren vivir con autonomía pero en un contexto similar o mejor al que habitaron durante toda su vida.

En el mundo, sobre todo en los Estados Unidos, existen desde hace mucho tiempo, pero en la Argentina empiezan a surgir. En los próximos cinco años, sin embargo, en el sector pronostican un gran crecimiento y en todo el país. Los costos son altos porque a la infraestructura edilicia y hotelera hay que sumarle el valor del personal especializado: médicos, enfermeras, entrenadores, kinesiólogos, masajistas, etc.

Pero la primeras propuestas han aparecido y es probable que con el tiempo otros se animen a iniciar emprendimientos similares.

El caso insignia

De próxima apertura, The Senior Home es el caso emblema que promete renovar la industria del alojamiento para adultos mayores. Creado por uno de los fundadores de Ledor Vador –un hogar muy reconocido en la colectividad judía– Jorge Fainzaig, el complejo consta de ocho pisos dotados de las mejores comodidades y calidad.

Pensado de cabo a rabo para personas mayores (y así hasta el jabón del baño se dispensa con un sensor y sin necesidad de apretar el envase), cuenta con habitaciones singles y dobles, con su baño privado, kitchenette y espacio de living, comedor y living en cada piso, y cine, biblioteca, jardín de invierno, salón de eventos, gimnasio, gabinete de masajes, salón de juegos, confitería, peluquería y hasta simulador de golf, entre otros espacios recreativos. Además, claro, de toda la atención puesta en la parte médica, con enfermeras, gerontólogos, kinesiólogos, psicólogos y nutricionistas siempre disponibles, y una sala de internación media con cinco camas, de modo de trasladar al paciente lo menos posible y así asegurar también su bienestar. Pleno de luz y decorado con aires de diseño contemporáneos, se encuentra en Almagro y ofrece asimismo un estacionamiento de cortesía para los visitantes.

En este marco, la idea es que los residentes vivan una vida activa, haciendo amigos y compartiendo ocupaciones a lo largo del día, poniendo el cuerpo en movimiento y por ende también la mente.
“Está comprobado que de este modo requieren muchas menos pastillas y remedios, y hasta duermen mejor al final del día, por el cansancio natural de la actividad”, apunta Lilian Ayala, gerenta asistencial de The Senior Home.

Similar acercamiento se aprecia en La Oliva, una residencia ubicada en una bella casa con jardín en el barrio de Olivos, entre cuyas propuestas, además de las comodidades de sus habitaciones y espacios comunes, se destacan la práctica de yoga, chi-kung, musicoterapia, estimulación neurocognitiva y terapia ocupacional. “Nuestro servicio se basa en la atención centrada de la persona, y las actividades para cada una son diseñadas en función de un diagnóstico biopsico-social”, ilustra Ricardo Paladino, director general.

El costo por este tipo de servicios también resulta premium. En ambos casos la diferencia radica en si la persona es autosuficiente o necesita atención.

En The Senior Home los precios mensuales oscilan entre los 90.000 y los 145.000 pesos, aunque hay bonificaciones por pago del año adelantado o si se aloja a más de una persona, por ejemplo, una pareja. En La Oliva, en tanto, y aunque asimismo ofrecen residencia de día, las permanentes van de los 50.000 a los 75.000 pesos más IVA. En los dos complejos, el precio incluye todos los servicios.

Lo que se viene

En los Estados Unidos, el de las residencias de retiro de lujo es un negocio bastante expandido, y son muchos los adultos que ahorran a fin de poder acceder a esta comodidad en sus últimos años. El sur del país, Miami o California, son el sitio elegido para vivir el retiro laboral, por sus excelentes condiciones climáticas.

A diferencia de las residencias que existen aquí, se constituyen en una suerte de comunidad, en la que lo que se vende es la casa o el departamento entero, customizado para la edad y necesidades de cada persona.

En la compañía Vivante, por ejemplo, una residencia de California ofrece desde estudios de 40 m2 a departamentos de 165 m2 con dos habitaciones, dos baños y un patio. Todo, con tecnología de punta y un diseño cálido y moderno, que se extiende a la vez a sus jardines con huerta, su pileta de agua salada, su bar con cartelera de shows, su peluquería, sala de cine y hasta área de juego de niños, pensando en los nietos. Y cada casa ofrece un iPad con una app para pedidos específicos, desde una enfermera a alguien que cambie una bombita de luz. En aquel lado del mundo, dicho confort comienza en los 4.190 dólares mensuales por un estudio. En los casos en los que la propuesta se asemeja más a un country, las comodidades también incluyen cancha de golf, clubhouse, spa, cancha de tenis y, claro, clínica médica.

Estos complejos podrían ser el siguiente paso en nuestro país, que parece haber encontrado un nuevo nicho. Cada vez más longevos y activos, los adultos mayores no sólo quieren calidad de vida, también un servicio premium. Y una autonomía mayor sin prescindir de los cuidados que requiere la edad.

 

3 comentarios de “Geriátricos VIP: Retiros de alta gama”

  1. Que suerte. Que lo disfruten!.
    Otros abuelitos hacen fila a las 6 de la mañana en la calle para q les den un nùmero a las 7.00 y ser atendidos a las 8.AM. Grand Bourg. Verguenza nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *