Mundo / 17 de Mayo de 2017

El agente que filtró Wikileaks, libre gracias a Obama

La analista militar que reveló documentos clasificados de Estados Unidos sale tras 7 años de prisión.

Por

La única imagen que circula de Chelsea Manning después de su reasignación de género.

Chelsea Manning  dejó esta mañana el presidio militar masculino de Fort Leavenworth (Kansas), donde había estado recluida desde 2010. Manning sufrió este castigo por enviar información clasificada a Wikileaks en 2009, en lo que fue la mayor filtración en la historia de los Estados Unidos. En 2010 los jueces acordaron una sentencia de 35 años de prisión. Hoy fue excarcelada gracias a Barack Obama, quien firmó la conmutación de la pena el 19 de enero, en el último día de su mandato.

En 2009 Manning era un analista militar con el nombre de Bradley. En 2013, desde la prisión, inició un proceso de reasignación sexual y pidió ser llamada Chelsea. Luego aseguró que había sido discriminada y obligada a dormir desnuda, sin que la trasladaran a otro sector del penal. Por la notoriedad de su caso, se ha convertido en un ícono de la lucha por los derechos de los transexuales, y recibió apoyos de diversas agrupaciones que pidieron por ella en redes sociales durante años con el hashtag #FreeChelsea. Su liberación coincide con el Día Internacional contra la Transfobia, la Homofobia y la Bifobia.

Manning también denunció que la obligaron a pasar largos períodos aislada en celdas de confinamiento. Esto llevó a varias organizaciones de Derechos Humanos a temer por su vida y promover campañas por su liberación, que se intensificaron en los últimos días del mandato de Barack Obama. El ex presidente consideró como razones suficientes para conmutar la pena Manning se encontraba arrepentida y que el castigo que recaía sobre ella era desproporcionado. Donald Trump se opuso firmemente a la liberación de Manning. En enero pasado llegó a referirse a ella como una “traidora desagradecida”.

La información que Manning proveyó a Wikileaks  catapultó a la fama mundial al sitio y a su creador, el activista australiano Julián Assange, quien sufrió persecusiones políticas y desde 2010 se encuentra asilado en la Embajada de Ecuador en Londres. También cambió para siempre la relación entre gobiernos, periodismo e informática, y preparó el terreno para la aparición de otros whistleblowers (algo así como “reveladores de secretos”) como Edward Snowden. Por eso, la liberación de Manning es celebrada hoy en todo el mundo como una victoria de los luchadores por la libertad de expresión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *