Costumbres / 19 de mayo de 2017

Dos restaurantes argentinos y uno uruguayo marcan tendencia en Miami

Fuegos del sur: dos asadores de excelencia hacen que comer carne a la parrilla se convierta en una experiencia de lujo.

Por

Quinto La Huella está al mando del chef Nano Crespo, quien supo llevar el local original de Uruguay al puesto 23 de los 50 mejores restaurantes de Latinoamérica.

Hace rato que nuestra fama como asadores nos precede. Las parrillas argentinas y uruguayas congregan y cautivan multitudes alrededor del mundo, tentadas con nuestras sabrosas carnes a las brasas y toda la mística que se genera alrededor del ritual del asado rioplatense. Pero desde hace un tiempo, para catar este talento, a los extranjeros ya no les hace falta llegar hasta este rincón del mundo. En el muy internacional destino de Miami, ya hay tres exponentes regionales que hacen a un frente de lujo en el rubro.

De Uruguay al mundo

Es nuevo novísimo. Quinto La Huella, hermano del legendario Parador La Huella de Punta del Este, abrió sus puertas en el Hotel East el pasado 23 de mayo. Dentro de Brickell City Center, en el distrito financiero homónimo, debe el agregado del nombre al piso en el que se encuentra, pero retoma la pasión por la cocina al fuego de su versión uruguaya. “Se nos habían acercado varias veces antes, pero nunca tuvimos planes ni el interés para expandirnos”, cuenta Martín Pittaluga, socio de ambas sedes. “Esta oportunidad fue diferente, porque los restaurantes y bares de Swire Hotels son destinos por sí mismos, y sentimos que este proyecto sería un reto único en una ciudad poderosa y culturalmente rica”, agrega. Y es que Miami definitivamente ha cobrado nuevo vuelo en los últimos años, combinando una creciente escena artística con gran arquitectura y diseño y una gastronomía más que interesante.

El resultado, en el caso de Quinto La Huella, es el súmmum de un concepto sudamericano: técnicas únicas para trabajar a base de fuego, como parrillas colocadas en el centro de la cocina y hornos de madera alimentados por robles blancos y rojos. Además, una barra de sushi presenta un diseño que resalta la costa de Florida. El proyecto estuvo a cargo de Studio Collective, quien en sus casi 3.000 m2 logró unir detalles de corte industrial con la calidez de la madera y el cuero, entre otros materiales de sello autóctono. Y en tanto el espacio exterior incluye una icónica parrilla a leña, el interior está dominado por una barra central y despliega obras de arte con clara personalidad latina.

Imponente en su aspecto, sin embargo es en su propuesta culinaria donde más se destaca. Bajo el mando del chef Nano Crespo, el menú ofrece una variedad de platos que abarca desde granos sudamericanos, productos frescos del sur de Florida, pizza y pastas, además de muchos platos a la leña, como entrecot, milanesas, langostinos, crudo siciliano (una tártara de pescado con alcaparras y hierbas frescas) y mollejas. Aunque para cerrar nunca falta el afamado volcán de dulce de leche que deleita todo el año en Punta del Este, y que la chef Florencia Courreges replicó aquí.

El rey del fuego

Si se habla de brasas rioplatenses, no puede dejar de nombrarse al gran Francis Mallmann. Y eso mismo pensaron en el Faena Group cuando invitaron al reconocido chef a unirse al emprendimiento con su restaurante Los Fuegos by Francis Mallmann en Faena Hotel Miami Beach. “Es un abordaje contemporáneo de la tradicional experiencia culinaria argentina”, expresan desde el hotel, enorgulleciéndose de que este sea el único restaurante del chef en Norteamérica. “La cocina de Francis Mallmann captura el vibrante espíritu de Sudamérica. Estamos muy complacidos de traer un talento tan notable a Miami, en una gran oportunidad para crear una experiencia gastronómica excepcional y compartir una parte importante de la rica cultura culinaria argentina”, apunta el propio Alan Faena.

Lo que Los Fuegos ofrece es una cocina abierta, basada en la ceremonia tradicional del asado. El propósito fue fusionar las distintas técnicas de cocción en un único espacio, y así el chef diseñó un gran horno de leña, una parrilla de gran escala, planchas y una sección dedicada a las brasas. E incluso fue más allá y concibió sus propios utensilios hechos a base de materiales nobles como el cobre, la madera y el hierro, pero también porcelana, mármol y acero inoxidable. “Pensamos una bella experiencia gastronómica ‘al fresco’ que permite a nuestros comensales apreciar la belleza de la cocina a fuego abierto”, apunta Mallmann. Todo este expertise está enmarcado en un ambiente de suntuosa elegancia, bien al estilo Faena.

En el menú pueden encontrarse platos de sabores intensos pero seductores, como los langostinos ahumados a la plancha, con humita, cebolla de verdeo carbonizada y bisque, o los tagliatelle de azafrán, con salsa de tomate, chorizo y tomate cherry ahumado, o incluso la lubina completa a la plancha, con repollitos de verdeo y ensalada de cous cous, pensada para compartir. Carnes asadas, verduras, pastas y pescados frescos se sofistican bajo el manto de Mallmann, y se maridan, claro, con regios vinos argentinos.

Celebrities

Con un poco más de trayectoria en su haber que los dos ejemplos anteriores, Baires Grill nació en 1999 a partir de un sueño de dos amigos, Marcelo Ferreiros y Ricardo Alietti. “Es un restaurante típico argentino, donde podés encontrar desde una hamburguesa de carne de verdad casera a seis tipos diferentes de milanesas, ravioles con estofado para compartir y el mejor corte de carne argentina cocinada en su punto justo”, definen desde el local. Es probable que parte de este encanto autóctono sea la causa de que lo elijan las estrellas más reconocidas del país, como Marcelo Tinelli (que supo hacerlo cerrar para festejar un día del amigo), Susana Giménez, Lionel Messi o Carlos Tevez. “Nuestro espíritu es hacer sentir a los locales como en casa cuando están lejos de Argentina, y transmitir al resto del mundo nuestros sabores”, explican.

Con tres locales (están en Sunny Isles, Lincoln Road y Brickell), se enmarca en todos los casos en un diseño de grandes dimensiones, con foco en la madera. Su chef, la también argentina Andreína Protti, propone éxitos como la milanesa “Baires”, con rúcula, tomates Campari y vinagreta de miel y limón, el New York Steak, un bife de corte central de tira de lomo, y el Cowboy Steak, un emblema de la casa que consiste en un ojo de bife con hueso “grillado a la perfección” y acompañado de una ensalada de tomate en escabeche. La carta de vinos, extensa y muy nutrida, se luce en tanto con joyas argentinas de Mendoza y la Patagonia.

Están muy lejos de ser parrillas comunes. Dotando de refinamiento a los platos más clásicos, combinan sencillez con creatividad, realzando los sabores conocidos con ingredientes sofisticados y giros novedosos en su preparación. En el proceso, definen la gastronomía de la región con gracia y estilo. Tanto aquí como en Los Fuegos y Quinto La Huella, son muchos los rioplatenses, pero también los extranjeros que se cautivan ante sus platos. El aroma, el sabor y sobre todo la mística de la parrilla de nuestra región puede quedarse tranquila: estamos bien representados.

 

Comentarios de “Dos restaurantes argentinos y uno uruguayo marcan tendencia en Miami”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *