Economía, Empresas / 22 de mayo de 2017

Importación abierta: llegan los perfumes de Mercedes-Benz

La automotriz alemana apuesta al largo plazo y a la fortaleza de la marca en su diversificación.

Por

Guillaume Silani, gerente de exportaciones de Mercedes Benz Parfums Latinoamérica

Elegancia y lujo. Los dos atributos de Mercedes-Benz, que desembarcó en la Argentina con su línea de perfumes este año y, gracias al fuerte arraigo de la marca entre los argentinos, ya se ganó un lugar en el top ten de este mercado.

La clave pasa por lo aspiracional. En la Argentina a muchos les gustaría tener un Mercedes-Benz descansando en su garaje. Pocos pueden cumplir ese anhelo, pero pagar 75 dólares (1.500 pesos) por un perfume sin dudas está más al alcance de la mano.

“Mercedes-Benz se ve como una marca aspiracional en la Argentina, llama la atención en el mundo del lujo, hace soñar. La gente quiere tener esta marca”, explica, Guillaume Silani, el gerente de exportaciones de Mercedes-Benz Parfums para América Latina y el Caribe. Silani es ejecutivo de INCC, empresa francesa que produce perfumes bajo licencia.

En 2011, Mercedes-Benz decidió incursionar en el mundo de las fragancias y contrató a uno de los perfumistas más prestigiosos del mundo: Olivier Cresp. Este francés proviene de una familia dedicada al estudio de los aromas. Cresp, que ha participado en la elaboración de perfumes para grandes casas de moda como Armani, Yves Saint Laurent, Dolce & Gabbana (Light Blue) o Paco Rabanne, logró cumplir con el desafío de crear un aroma que sintetizara los atributos de la estrella. Todos sabemos cómo luce un Mercedes-Benz, pero: ¿a qué huele uno de estos elegantes bólidos alemanes?.

Poco después de su lanzamiento mundial en 2012, Mercedes-Benz Perfumes empezó su expansión por América. “Estamos de Norte a Sur, en México, Panamá, Colombia, Chile, Brasil, Uruguay. En el Caribe estamos en Curazao, Aruba, Saint Martin y Saint Barthes”, explica Silani, en diálogo telefónico desde España.

El año pasado, a partir de la eliminación de las restricciones a las importaciones, Mercedes-Benz Perfumes se decidió a dar el paso e ingresar en el mercado argentino. Para ello se asociaron a la cadena de perfumerías Jularia que está a cargo de la distribución.
Las fragancias explican el 75,6% del total del mercado de perfumería y cosmética en nuestro país, según datos de la consultora Segmenta. Las más importantes son las fragancias femeninas, pero el segmento masculino crece y va camino a representar la mitad. En total, el 38,4% de los perfumes que se vendieron el año pasado fueron de hombres. La recesión afectó las ventas, que en valores subieron un 15%, frente a una inflación del 38%.

Pero Mercedes-Benz Perfumes apuesta al largo plazo y a la fortaleza de una marca que además tiene su propia historia e identidad en la Argentina. Es imposible no asociar aquí a Mercedes-Benz con la figura de Juan Manuel Fangio, el quíntuple campeón mundial de Fórmula Uno. A pesar de que corrió con Ferrari, Maserati y Alfa Romeo, el oriundo de Balcarce se identifica con la casa alemana como con ninguna otra automotriz. Incluso fue presidente del directorio de Mercedes-Benz Argentina en los años 70 y 80. Tras su retiro, fue designado por la casa matriz como presidente honorario vitalicio, la única distinción de este tipo que otorgó en el mundo y un cargo que ejerció desde 1987 hasta su muerte, en 1995.

Variedades

“Tenemos una línea de 18 productos, 80% masculinos, 20% femeninos. Es una marca para hombres, pero también para mujeres. Queremos tener un posicionamiento selectivo, queremos proponer productos de marca y buena calidad, como Mont Blanck o Dolce & Gabanna”, destaca Silani.

El producto estrella de la línea es el Mercedes-Benz Man, un eau de toilette de estuche negro y azul, que se asemeja a las modernas llaves computarizadas de un bólido alemán. Tiene un valor de 75 dólares para el frasco de 100 ml (el de 50 ml tiene un valor de 1.100 pesos). O sea que se trata de un posicionamiento con precios por debajo de marcas como Armani, Givenchy o Dolce & Gabbana, que arrancan a partir de los 100 dólares para sus productos más vendidos.

El maestro Cresp trabajó para la creación de esta fragancia con notas “modernas y sutiles notas de pera, que se combinan con semillas de ámbar, un aroma que encarna la elegancia masculina, aportada por el corazón intensamente aromático de la hoja de cedro y del geranio”. “La refinada madera de palisandro, en combinación con musgo de roble, libera la estela profunda y amaderada”, dice la empresa.

Mercedes-Benz apuesta a miles de argentinos que toda la vida quisieron tener algo de la marca. Y si no puede ser un auto, bien se puede arrancar con un perfume.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *