Personajes / 31 de mayo de 2017

Custo Dalmau: “Nadie quiere vestir como sus padres”

El creador de Custo Barcelona y diseñador del jet set internacional desembarca en Buenos Aires. Moda generacional: adultos estridentes vs milenials sofisticados.

Custo Dalmau: “Nadie quiere vestir como sus padres”
Fotos: Gentileza Grupo Brandy

Jeans gastados, botas gamuzadas y una camisa azul. Así de sencillo va por la vida Ángel Custodio Dalmau (58), el catalán que junto con su hermano David, desacralizó las camisetas básicas a pura gráfica colorida y estampados furibundos, dándole vida a Custo Barcelona, la marca de culto fashionista que usan celebrities como Julia Roberts, Penélope Cruz o Jennifer Aniston, y que ya lleva más de tres décadas revolucionando el mercado de la moda en todo el planeta. Aventurero empedernido, y con una válida cuota de eterna rebeldía juvenil, este arquitecto frustrado devenido diseñador autodidacta, está lejos de ser un personaje estrepitoso. Sencillo, cálido pero formal a la hora de la entrevista, el hombre que ha desatado su rebeldía ochentosa en sus colecciones, y que puertas adentro, es un padre y esposo entregado (tiene cinco hijos y está casado con Eva Vollmer), se prepara con entusiasmo para su próximo desembarco en Buenos Aires. Una plaza que añoraba desde hace rato, llena de amigos y clientas cosmopolitas y variopintas (socialités, celebrities, fashionistas de todas las edades), que sobrepasaron la capacidad del auditorio del Malba y colmaron las escalinatas del museo, en el marco de la Mercedes Benz Fashion Talk, para escuchar en primera persona la historia de la marca . Y de paso, regodearse con la presentación de su última colección “Light Years” en tono de anticipo de la oleada colorida que plantará bandera en el frío invierno porteño.

Noticias: ¿Su marca comenzó con una aventura?
Custo Dalmau: ¿Te refieres a lo de mi viaje en moto? Si claro, estuvimos en 1980 viajando con unos amigos por casi dos años. Fuimos desde Nueva York a Alaska y de allí bajamos hasta Ushuaia. Fue una aventura sobre dos ruedas, pero cuando terminó vino otra aventura, la de la moda.

Noticias: Ese viaje hizo que cambiara arquitectura por moda…
Dalmau: Estaba cursando el cuarto año de la carrera, pero la vuelta de un viaje así, es dura. Fueron dos años donde eres absolutamente dueño de tus decisiones, no dependes de nadie, y además vives en una realidad que cada día va siendo distinta, conociendo personas y lugares nuevos. Es una experiencia fantástica, recomendable para todo el mundo, pero cuando vuelves a la rutina de todos los días…. ¡Es imposible seguir igual!

Noticias: ¿En su familia se espantaron cuando decidió dejar la carrera?
Dalmau: Para nada. Mis padres siempre nos animaron a hacer lo que queríamos. “Mientras no hagas daño a nadie, bienvenido sea”, ha sido siempre el lema de mi familia.

Noticias: De movida se asoció con su hermano David para hacer camisetas ¿Por qué?
Dalmau: Tenemos una relación natural fantástica. Siempre estuvimos juntos, y cuando salió esta idea, la dupla surgió espontáneamente. La consigna original fue divertirnos, juntar plata para salir en moto en el verano. Mi hermano estudió arte y yo algo de arquitectura y nos pareció que una remera era más interesante como soporte que un papel para un proyecto gráfico. No teníamos idea de la moda, pero cuando habíamos estado en California nos quedamos fascinados con el mundo del surf, su manera de vestir, sus camisetas. Hace 36 años, una remera con dibujitos era algo novedoso y captó el interés de las tiendas.

Noticias: ¿Cual es la fórmula para sobrevivir tres décadas trabajando con un hermano?
Damau: Limitar las peleas a lo laboral, permitir el intercambio de opiniones porque es lo que hace que todo florezca. No tenemos muy delimitadas nuestras funciones, pero naturalmente David está más en lo empresarial y yo en el producto, pero los dos estamos juntos para tomar cualquier decisión. Seguiremos en esto mientras que nos motive hacerlo

Noticias: Pasar de hacer camisetas como hobby de un verano a crear un imperio con más de 2.000 puntos de venta en el mundo es un salto importante.
Dalmau: ¡Pero tuvieron que pasar 36 años! Nosotros estuvimos durante muchísimos años haciendo sólo camisetas, y nos iba muy bien. Nos convertimos en especialistas en camisetas. No había colecciones de camisetas como la nuestras porque les dedicábamos todo nuestro esfuerzo mientras las otras marcas hacían de todo, pero apenas dos o tres modelitos de camisetas. Era un producto insólito e innovador.

Noticias: El año pasado cumplieron 36 años en la moda y 20 del primer desfile de la marca en Nueva York, y habló del nacimiento de un nuevo Custo Barcelona ¿qué significa eso?
Dalmau: Si queremos continuar en el mercado tenemos que ser capaces de evolucionar para atraer a la descendencia de nuestro consumidor, porque nadie quiere vestir como sus padres y la intención es vender el producto a los hijos de nuestros clientes habituales. A sus padres les dimos un concierto con muchos más decibeles y ahora debemos moderar el volumen. Sin perder nuestro ADN basado en la fusión de colores y materiales, la idea es hacer un giro hacia la sofisticación. Es una revolución generacional.

Noticias: Custo se convirtió en una marca de culto ¿esa fue la idea?
Damau: Siempre nuestra meta fue tratar de ser originales, distintos, de aportar algo en la moda. Nuestra prioridad fue desarrollar algo que no existía Apostamos por esta fusión de materiales colores y mundo gráfico, sin intentar complacer a todos, simplemente buscando a aquellos que querían marcar la diferencia.

Noticias: ¿Dónde se encuentra inspiración para ser distinto?
Damau: En un lugar muy poco original: trabajando. En Custo no tenemos el don de la inspiración, ¡sino de la transpiración! Las ideas surgen a base de buscarlas. No hay otra manera. Cuantas más horas le metés al proyecto, más cosas salen.

Noticias: ¿Cómo se permanece en el tiempo cuando siempre se dijo que “los estampados cansan”?
Dalmau: Los estampados cansan al consumidor que no le gustan los estampados. Hay gente a la que le fascina tener su pared abigarrada de cuadros, y a otros, que quede blanca y vacía.

Noticias: España pasó por una crisis importante ¿Cómo hace para que no le afecte?
Dalmau: Todavía está. Fue difícil porque ibas a una velocidad y de repente te vino el frenazo gigante. Así que rápidamente uno trata de volantear de reconvertirse y ajustarse a la nueva realidad. Tratas de expandirte por unos lados y de achicarte en otros sin dejar de acelerar.

Noticias: En un mundo de la moda formado por grandes conglomerados, ¿cómo se hace para mantenerse independiente?
Dalmau: Cuando te decides firmemente a no perder el control de tu proyecto. Pero uno debe ser muy consciente de que va a sobrevivir mientras tenga algo que el mercado quiere. Porque cuando dudes o pierdas esa originalidad que te diferencia, todos esos conglomerados que acechan por ahí te van a comer como a Caperucita.

Noticias: ¿Lo tentaron con alguna oferta?
Dalmau: Alguna vez. Todo tiene su lado bueno y su lado malo. Estar dentro de un conglomerado te da más capacidad organizativa más control empresarial pero menos libertad a la hora de tomar decisiones. Es el ying y el yang de los negocios.

Noticias: ¿Por qué el color?
Dalmau: Hace 37 años el color era algo muy natural para nosotros. En esos días la gente lo usaba muy poco en la moda. Nuestra vida es a color, por eso decidimos usarlo, y seguimos siendo fieles a nuestra filosofía

Noticias: Tener diseños tan llamativos, ¿no los limita a un público joven?
Dalmau: Todo evoluciona. Cuando empezamos las colecciones de invierno, por ejemplo, eran en negro, marrón y gris. Ahora tenemos igual número de piezas coloridas en verano que en invierno. Nos dimos cuenta de que hay una parte del público a quien le gusta mucho usar el color y se siente muy cómodo llevándolo. Nuestros clientes son personas que tienen un espíritu joven sin importar la edad, y que piensan como nuestra marca: que la moda es un juego serio que necesita una dosis de buen humor.

Noticias: ¿Es verdad que el color favorito del rey del colorido es el blanco?
Dalmau: ¡Es verdad, aunque nadie lo crea! Precisamente es la ausencia de color, es una tonalidad que tiene mucha fuerza y que combina con todos. Como dicen: “En casa de herrero, azadón de palo”.

Noticias: Dicen que es vanguardista en la moda, pero que en su vida es bastante conservador, y que hasta tiene un objeto fetiche…
Dalmau: ¡Mi mochila, es mi compañera de viaje! Soy como un caracol: llevo la casa y mi vida a cuestas, el teléfono, pasaportes, las tarjetas de visita, papelitos y va todo ahí en mi mochila. ¡Wow! Es impresionante, la compré en Tailandia y debe hacer como 20 años que la tengo y está nueva, impecable.

Noticias: Tampoco se lo ve muy colorido a la hora de vestirse…
Dalmau: Uso jeans y una camiseta, la verdad es que no te voy a engañar, voy vestido siempre de una manera muy cómoda. Me gusta mucho comprar ropa ‘vintage’.

Noticias: Cero sofisticado. ¿Qué es el lujo para usted?
Dalmau: Es un estado anímico. No es algo material. Es tener la capacidad de estar aunque sea a medio centímetro por encima de la realidad.

Noticias: Además de todo lo que hace y viaja, tiene una familia bastante numerosa ¿cómo hace para equilibrarla?
Dalmau: Es importante para mí desconectarme, así que no llevo la familia al trabajo, ni el trabajo a la familia, para mantener la armonía. Ni siquiera con mi mujer Eva, que es la encargada de la línea infantil: hablamos de trabajo en el trabajo. Me la paso viajando cinco o seis meses al año, pero el tiempo libre es para mis cinco hijos que van desde los 25 a los 7 años, por eso en las vacaciones vivimos intensamente con ellos. Antes íbamos en autocaravana (motorhome) por lugares de mucha naturaleza: Noruega; Escocia, California, pero ahora han crecido tanto que el espacio se reduce y nos chocamos un poco. Esta terapia de tres semanas de encerrarnos en una lata con ruedas era fantástica. Ahora pasamos de la tierra al agua, y seguimos apiñados, pero en un barco.

Noticias: Sus camisetas se inspiraron en las del mundo del surf. ¿Todavía le gusta practicarlo?
Dalmau: Es una pasión frustrada. Lo probé, pero llegué tarde. Ya no me da el físico. Hace 10 años que disfruto del surf con cometa, que es un gran escape.

Noticias: Presentó su última colección Light Years en el Malba como un anticipo de su aterrizaje en Buenos Aires con su primer local en Palermo. ¿Qué espera de la clienta argentina?
Dalmau: Ya nos conocemos desde hace mucho y tenemos una buena conexión porque ella es una gran compradora en mis tiendas de Europa y Estados Unidos. Son mujeres a las que les interesa mucho la moda y que están informadas La estrategia fue presentar el proyecto y abrir en junio una tienda nodriza en Buenos Aires, para desde aquí expandirnos al resto del país y también de Latinoamérica, utilizando el canal del E-commerce.

Noticias: ¿A quién que vistió le gusto vestir y a quién querría vestir?
Dalmau: Siempre estamos muy contentos cuando vemos a alguien que va de Custo. Si es una celebridad hay un elemento de plus porque marketineramente tenemos una ventajita. La primera que me sorprendió fue Julia Roberts: ¿Quién me hubiese gustado? Marylin Monroe, pero creo que hemos llegado un poco tarde.

Noticias: ¿Y argentinas?
Dalmau: estuve con Valeria Mazza y me dijo que había algunas piezas de mi colección Light Years que le gustaría tener. Así que se las vamos a enviar.

Noticias: ¿Dónde se ve dentro de 10 años?
Dalmau: La verdad que no lo sé, pienso cada vez más en qué voy a hacer en los próximos cinco minutos. Es un ejercicio interesante pero a veces es muy útil vivir en el presente. Nuestro trabajo nos obliga a pensar en un plan mayorista. Nos queda mucho por conquistar porque somos pequeñitos comparados con las empresas de moda de hoy en día. Pero a nivel de proyecto propio quisiera seguir teniendo la capacidad de poder hacer esto con toda esta autonomía y entusiasmo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *