Showbiz / 2 de junio de 2017

Larga vida a los superhéroes: el renacimiento del comic

El revival de los superhéroes en el cine y la tele trajo nuevas ediciones de historietas locales. Época dorada en el país.

Por

Los primeros comics en editarse en Argentina salieron a principios de los ’90 de la mano de Editorial Perfil. Hasta entonces llegaban esporádicamente a los kioscos las versiones mexicanas de Novaro, que en 1985 los discontinuó para dedicarse a sus revistas. Perfil llegó a publicar casi 50 ediciones -más especiales- de los principales héroes de DC: Superman, Batman, la Liga de la Justicia y Flash, al que la editorial rebautizó Flush Man para evitar confusiones con otra revista del grupo dedicada a los chimentos.

La primavera comiquera de los ’90 duró hasta 1995, y dejó una prole de lectores que hoy se autodenominan “Generación DC Perfil”. Huérfanos de cómics locales, los vástagos de esa época aprovecharon luego las bondades del 1 a 1, y se volcaron a los tebeos importados de España, o a las ediciones originales de Estados Unidos, con el desembarco de las primeras comiquerías para el nicho nerd.

La explosión de la economía en el 2001, y de los kioscos, puso en coma al género. Pero las pocas tiendas que sobrevivieron al colapso, se beneficiaron con el resurgir de los superhéroes en el cine de Hollywood, y de los comics.

Desde el 2005 empezaron a volver los importados. En 2008, Ovni Press arrancó a publicar las historietas de Marvel (incluído un tanque con pata televisiva: “The Walking Dead”). Editorial Salvat sumó sus versiones españolas readaptadas de clásicos de Marvel, DC y Star Wars (a buen precio y con tapa dura: $220 por tomo). Y el ciclo virtuoso se completó el último mes con el desembarco de una filal local de DC: el relanzamiento incluye varios cómics recientes del universo  Batman, Superman y la Liga de la Justicia.

Cool

Más de veinte años han pasado desde aquellos comics de Perfil. Y los nerds comiqueros hoy son cool y divertidos como los geek de “The Big Bang Theory”. “Hay un boom de la cultura pop en general, en la cual el cómic también se ve beneficiado. Y tener editoriales como Ovni-press, Salvat y ahora ECC Argentina es muy bueno”, explica Roberto Schenone, Director de Argentina Cómic Con, que tuvo lugar en el Centro Costa Salguero del 26 al 28 de mayo.

“Desde Comic Con tratamos de dar un amplio contenido, con cine y series, pero en el que los cómics son la vedette. Cada edición traemos invitados internacionales y referentes de esta área, además de contar con un espacio de más de 50 artistas nacionales para que la gente pueda estar en contacto con ellos, y llevarse una firma o un dibujo original de su personaje favorito”.

Pero al igual que en la Comic-Con de San Diego, los famosos son los que se llevan los títulos de la feria, y los que venden entradas. Allá los cómics quedaron en segundo plano y lo importante son los paneles de las series del momento y de las películas basadas en cómics. De a poco, la versión local busca parecerse: este año habrá tres figuras importantes: Nikoloj Coster-Waldau (el Jaime Lannister de “Game of Thrones”), Millie Bobby Brown (Eleven en “Stranger Things”), y Luc Besson (el tipo más taquillero del cine francés, director y guionista de “El Perfecto Asesino” y “El Quinto Elemento”).

“Dentro de Cómic Con es muy importante para el público tener la posibilidad de conocer a sus actores, directores y guionistas en persona. Poder ver quien está detrás de ese mundo de fantasía que los atrae diariamente”, concluye Schenone.

Editorial

Sin duda no podría haber una feria dedicada al cómic sin gente que los lea. Emanuel Castellano es desde Ovni Press y ECC Argentina, uno de los responsables de esta nueva etapa dorada de las historietas en el país. Y cree que puede haber una nueva generación de comiqueros, similar a la que existió con el DC Perfil en los ’90. “Ovni  está hace muchos años, desde 2008, con Marvel, y ya se transformó en un referente. Con DC el objetivo es el mismo: publicar cómics de calidad con personajes que sabemos que en Argentina tienen mucho público: Batman, Superman, Flash y la Liga de la Justicia, entre otros”. Ovni amplió el mercado local, publicando cosas muy variadas de forma constante. ¿Los más vendido? Deadpool, Spider-Man y The Walking Dead. En el último tiempo también les fue bien con los mangas (los cómics japoneses): “Attack on Titan” ($160) y “Ghost in the Shell” ($480 por tomo) en el podio.

“Siempre que sale una película, la gente va a buscar la historia original. Ghost in the Shell no fue la excepción, pero tampoco pensábamos que se iba a vender tanto”, acota Castellano.El piso lo puso Salvat, con sus ediciones económicas en kioscos. “Sin duda la masividad de los cómics de esa editorial llevaron a muchos chicos nuevos al género, y eso siempre es bueno para la industria. Es probable que en unos años podamos hablar de una generación Salvat, pero todavía no lo sabemos”, explica Kape. Salvat comenzó hace tres años con su colección Marvel de novelas gráficas. Fueron 60 números de clásicos antiguos y modernos de la editorial, con un precio muy competitivo y un gancho: todos los tomos, uno al lado del otro, arman una imagen que cualquier comiquero quiere exhibir en su biblioteca. Aunque los libros actualmente cuestan poco más de 200 pesos, algunos números que se agotaron pueden llegar a revenderse a mil.

Clásicos

Aunque muchos buscan las historias más nuevas, y la edición de ECC será clave para meterse en el nuevo Universo DC, los clásicos de todos los tiempos siguen vendiendo ejemplares. Con esa premisa, Del Nuevo Extremo importa cómics de Estados Unidos desde 2014.
“Empezamos a traer títulos clásicos, como The Killing Joke (La Broma Asesina, $600) y Dark Knights Return” (El regreso del Señor de la Noche, $360), para entrar en el mercado de DC que acá había quedado rezagado”, explica Mariano Romano, encargado de seleccionar los títulos que importan.

“En unos años, el cómic pasó de ser algo de nicho a ser algo más masivo, y decidimos traerlo especialmente porque somos todos fanáticos y creemos que mucha gente busca estas historietas. Nos enfocamos en cosas de colección y tomos omnibus recopilatorios de colecciones enteras. Al fan le gustan los cómics en inglés, la edición original. Batman, y las versiones de Alan Moore (Watchmen: Deluxe Edition: $960) y Neil Gaiman, son objetos de culto para el coleccionista y el que recién empìeza”, agrega Romano.

“Watchmen, Sandman, V de Venganza, y Crisis son títulos que siempre se venden, son los que todos recomiendan. Y cada tanto hay sorpresas: ahora trajimos dos libros de He-Man, con el arte del personaje, y los mini comics que traían los muñequitos de la serie, y se venden muchísimo. Especialmente con gente más grande, que los disfrutó de chicos y le pega la nostalgia”.

Para los geeks que hoy tienen 40 años, los comics de superhéroes y las ferias son un puente para conectarse con sus hijos, las nuevas generaciones comiqueras que hoy maman en nuestro país el nuevo auge del género. 

 

Comentarios de “Larga vida a los superhéroes: el renacimiento del comic”

  1. ES UNA VERGUENZA,UDS DEJARON A TODOS LOS DE LA GENERACION PERFIL COLGADOS, JAMAS EDITARON CRISIS ON INFINITE EARTHS, ANUNCIARON ZERO HOUR Y A ULTIMO MOMENTO LAS BAJARON, CON LA GUITA QUE HACIAN CON LOS COMICS BANCABAN A PLAYBOY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *