Política / 9 de Junio de 2017

Entrevista exclusiva a “Corcho” Rodríguez, nexo local de Odebrecht

Su rol en el escándalo de las coimas. De Susana y Galimberti a la corrupción K. Los documentos del caso.

Por

Jorge “Corcho” Rodríguez tiene una doble vida. Por un lado es una celebridad que se codea con el mundo del rock y la televisión desde fines de la década del ’80 y por otro, es un escurridizo empresario que busca generar un negocio en cada charla que encuentra. Así logró amasar una fortuna y nutrir su agenda de contactos, en la que siempre están los funcionarios del momento junto a los empresarios y banqueros top.

Su salto a la fama se dio en la década del ’90, cuando conquistó a la diva de los teléfonos, Susana Giménez. Ese éxito telefónico fue gracias a un negocio que armó “el Corcho” junto con su socio de ese momento, el ex líder montonero Rodolfo Galimberti. Con la empresa Hard Communication revolucionaron los concursos televisivos.

Dejaron de lado las cartas para darle lugar a los llamados. El caso terminó en escándalo cuando lo denunciaron desde la Fundación Felices los Niños, del padre Julio César Grassi, por una deuda. En el 2002 absolvieron a todos los acusados, pero para ese entonces la pareja ya había sufrido mucho desgaste. Al año siguiente Rodríguez y Giménez se separaron.

Luego, vendrían años de tranquilidad mediática, hasta el 2007, cuando se puso de novio con la conductora Verónica Lozano. Por esa misma época se licitaba la obra del soterramiento del ferrocarril Sarmiento que quedaría en manos de las constructoras Iecsa, de Ángelo Calcaterra, el primo del actual presidente Mauricio Macri, y Odebrecht, la mayor constructora de Brasil.

El caso de megacorrupción brasileña, conocido como Lava Jato, dejó al descubierto que Odebrecht había repartido cientos de millones de dólares en sobornos por toda Latinoamérica. En Argentina habían alcanzado los 35 millones dólares.

En las diferentes causas que se iniciaron en la Justicia local hay un nombre que se repite como intermediario de los intereses de Odebrecht: “Corcho” Rodríguez. En una entrevista con NOTICIAS, él aceptó hablar de todo: su relación con la empresa, con el ministerio de Planificación de Julio De Vido y lo que sabe de la relación entre Odebrecht y los sobornos en Argentina.

Noticias: ¿Cuál era su relación con Odebrecht?

Jorge “Corcho” Rodríguez: Mi primer contacto con Odebrecht es porque nosotros estábamos en un proyecto de hace años, que era la construcción de un arena, de un estadio cubierto, en Buenos Aires, y teníamos la intención de llevar ese proyecto, una vez construido en Buenos Aires, a distintos países para hacer una especie de arenas a nivel regional.

Noticias: ¿Ellos lo contactan a usted o usted a ellos?

Rodríguez: No, yo los busco, porque estábamos buscando nosotros una compañía y llegamos a la compañía nosotros directamente. Inclusive los bancos de afuera, en un listado de compañías que podían performar, compañías constructoras, nos indican que una compañía podía ser Odebrecht.

Noticias: ¿Conoció a Marcelo Odebrecht?

Rodríguez: No, yo en ese momento hablo con uno de los gerentes de acá, y después hablo con uno de los responsables que era Flavio Farías, responsable institucional de la compañía.

Noticias: ¿Cuál era su rol en Odebrecht además del estadio?

Rodríguez: Lo del estadio fue como un comienzo, empezamos a trabajar con ellos. Y después nosotros como empresa y yo como persona, desde hace 25 años más o menos, tenemos mucha relación con algunas compañías grandes de la Argentina o con compañías internacionales que llegan al país, básicamente los asesoramos en temas de comunicación, en temas de crisis, de mercado, en relaciones, buscamos nuevos negocios, desde conocer a un banco a conocer otra compañía, conocer proveedores. Un poco la agenda que nosotros tenemos de relación de muchos años de trabajo la ponemos a disposición de lo que es una compañía que puede venir de afuera.

Noticias: ¿Y ellos qué servicios le pedían, qué soluciones les dio?

Rodríguez: Lo más valioso para ellos era la mirada nuestra del mercado, sobre la política, sobre Argentina. Vos ibas por ejemplo a trabajar a Estados Unidos, necesitás tener un local que te guíe. En el caso de Odebrecht no nos olvidemos que es una compañía que está hace 30 años en Argentina, no es que es recién llegada. Hemos tenido casos de compañías recién llegadas, que se venían a instalar, donde teníamos trabajos mucho más intensivos en cuanto al desembarco de la compañía, pero básicamente ese era nuestro trabajo.

Noticias: En una declaración judicial, Ernesto Zelzer, presidente de la Unidad Ejecutora de la obra de soterramiento del Sarmiento, declara que usted participaba en reuniones en el Ministerio de Planificación con José López y directivos de Odebrecht.

Rodríguez: Sí, habré estado en cuatro o cinco reuniones, acompañando a directivos y funcionarios de Odebrecht como uno más del grupo, donde a mí me pedían que vaya como una especie de moderador local para escuchar y para ver lo que se estaba discutiendo. Pero estas son reuniones del año 2013, 2014, más o menos, 2015, o sea, mucho después… Vos pensá que el soterramiento se firma en 2007-2008, yo ahí no tenía relación con la compañía. Yo empiezo con la compañía en el 2011-2012, y en esas reuniones no es que a mí me decían ‘decí esto’, ‘decí lo otro’, yo participaba, no como un intermediario, pero sí como un asesor en esas reuniones, que eran reuniones muy álgidas, en las que lo que discutían -que tampoco era mi tema discutir eso- no era mi área, estaban discutiendo un contrato que en el 2007 costaba 3 mil y en el 2013 o 2014 no me acuerdo, costaba 2600, y lo que había era una diferencia de precios, entre lo que pensaba el Gobierno y lo que pensaba Odebrecht, pero de hecho ese contrato nunca se llegó a firmar nada, quedó en la nada ese contrato.
En su declaración judicial, Zelzer afirmó que lo que pretendía cobrar Odebrecht era “inaceptable”. Según sus cálculos había un sobreprecio de 1000 millones de dólares.

Noticias: ¿A usted lo contrataron particularmente por este tema?

Rodríguez: No, no, ya estaba en la compañía, a mí de repente me decían ‘vamos a hacer un gasoducto que va a cruzar por diez municipios, che, quiénes son los intendentes, más o menos políticamente, qué crisis se pueden generar’.

Noticias: Zelzer decía que usted se manejaba con mucha soltura, que entraba al estacionamiento con auto, y él llegaba a pie siendo funcionario público. ¿Eso es así?

Rodríguez: Eso lo vi cuando él lo dijo. Y cuando vos vas a una reunión de esas, siempre vas con otros funcionarios y a vos te llaman y te dicen por dónde tenés que entrar, por dónde te esperan. Podés ir caminando, hemos entrado caminando o te dicen ‘entren por la cochera’.

Noticias: ¿En esas reuniones habían funcionarios de Odebrecht? ¿Quiénes estaban?

Rodríguez: Sí, claro. Estaban los responsables, ingenieros, gente de la compañía, sí.

Noticias: En la causa de los bolsos de José López hay mensajes de texto donde López le habla de usted a su secretario Amílcar Fredes. Hablan de frenar un pago en el Banco Nación y de que cuando en Odebrecht se dan cuenta, empiezan a llamar y  López les contesta: “Que le pregunten al ‘Corcho’ Rodríguez”. Eso demuestra que usted tenía conocimiento de esa situación.

Rodríguez: Escuché eso también, es público, no sé a qué se refiere…

Noticias: ¿Pero se acuerda en esa época, en el 2013, de qué se hablaba?

Rodríguez: Que yo sepa, la obra, el soterramiento, estuvo siempre parado. Mientras yo asesoré a la compañía siempre estuvo parado y se reactiva recién cuando asume este nuevo gobierno, con un decreto. Porque el problema que había fue que originalmente, cuando se firma, iba a venir un financiamiento que nunca vino, estuvo años sin financiamiento la obra. Después lo iba a traer la compañía de Brasil, nunca vino ese financiamiento porque nunca se pusieron de acuerdo en las condiciones y en los precios, por lo cual tampoco la obra se movió. Que yo sepa no había nada de pagos ni nada por el estilo y se reactiva con el nuevo gobierno. Se hace un acto, es público, no es secreto.

Noticias: ¿Los directivos alguna vez le mencionaron pagos o propinas o sobornos?

Rodríguez: No, nunca me hablaron ni de pagos, ni que le hayan pedido nada a nadie. La verdad es que yo nunca tuve contacto con eso.

Noticias: ¿Sigue trabajando con Obebrecht?

Rodríguez: No. Va a ser un año y medio, porque la verdad que ellos mismos redujeron su presupuesto.

Noticias: ¿Desde que se fue el kirchnerismo?

Rodríguez: No, después ellos siguieron trabajando y yo tuve reuniones posteriores por otros proyectos.

Noticias: ¿Con qué funcionarios?

Rodríguez: No me acuerdo… Estuvimos con gente de la parte hídrica, con un proyecto que era un tema hídrico de una represa, pero eran proyectos, lo de energía renovable, cosas así, que uno va a escuchar.

Noticias: ¿Preguntó a quién le daban sobornos, no le interesó saber?

Rodríguez: No es un tema que me parece… Tampoco la compañía a mí me dio lugar para preguntarlo, no es un tema que me parece que corresponde a mí involucrarme.

Noticias: En Brasil, en las pruebas que encontraron sobre las transferencias que hacía Odebrecht a la Argentina, hablaban de dos personajes a los que nombraban con los apodos. Uno era “Festança” y otro “Duvidoso” (festivo y dubitativo en portugués), ¿Los directivos de Brasil le hablaron sobre estos personajes?

Rodríguez: No. Eso nunca lo escuché. Yo con directivos de Brasil prácticamente nunca tuve contacto, yo siempre hablé con directivos acá.

Noticias: ¿Usted tenía oficinas en el mismo edificio de Odebrecht? En la calle Alem.

Rodríguez: En Alem. Esa era la oficina de Gustavo Yankelevich, y yo después se la alquilé a él.

Noticias: ¿La alquiló en base a su relación con Odebrecht?

Rodríguez: No, porque cuando Yankelevich creó esa compañía, yo siempre le decía que se la iba a comprar, se la iba a alquilar, y cuando estuvo disponible para alquilarla me llamó y me dijo “che, ¿te interesa alquilar la oficina?”. Y yo le dije sí.

Noticias: En los expedientes que investigan su rol en la causa Odebrecht hay registros de viajes al exterior con el director de Odebrecht, Flavio Bento de Faría. ¿Cuál fue el motivo de esos viajes?

Rodríguez: Hice dos viajes a Brasil. Uno fue un road show de empresas chinas donde había muchos empresarios y funcionarios de Brasil y Argentina. Fuimos con Rodney Carvalho y Flavio. El otro viaje fue con la Unión Industrial Argentina. Había empresarios argentinos y brasileños también en ese encuentro.

Noticias: Hubo un tercer viaje en un vuelo privado a Uruguay.

Rodríguez: Fue en mi helicóptero. Fuimos con Flavio y su esposa a almorzar a Uruguay, porque querían conocer Carmelo. Fuimos a comer a la bodega Narbona y volvimos. No fue por laburo.

Noticias: ¿Era el único que asesoraba a la empresa?

Rodríguez: Sí, a un montón de gente, la compañía tiene miles de personas en la Argentina…

Noticias: Otra persona que se menciona por los mentideros de la política como lobbista de Odebrecht es a un tal Martín de Benedettini, que suele atender en el Palacio Duhau. Le dicen “Pica”, ¿lo conoce?

Rodríguez: No. Solo de nombre, de la calle.

Noticias: ¿Él también asesoraba a Odebrecht?

Rodríguez: No sé.

Noticias: ¿Nunca se lo mencionaron en Odebrecht?

Rodríguez: No.

Noticias: ¿Tiene cuentas en el extranjero?

Rodríguez: Tengo una sola cuenta. Declarada.

Noticias: ¿Dónde?

Rodríguez: En Estados Unidos.

Noticias: ¿Recibió transferencias de Odebrecht en esa cuenta?

Rodríguez: No.

Noticias: ¿Conoce a Leonardo Meirelles?

Rodríguez: No.

Noticias: ¿Y a Alberto Youseff?

Rodríguez: Tampoco. Conozco por lo público, de ahora, pero no. A los dos por lo público, nunca tuve contacto con ninguno.

Noticias: ¿Lo conoció a Ricardo Jaime?

Rodríguez: No.

Noticias: ¿Y a Manuel Vázquez?

Rodríguez: En la vida los vi a ninguno de los dos tampoco. No lo conozco. Pensá lo que te digo. La obra se adjudicó en 2007-2008 y yo entré en vínculo con la compañía en el año 2011. Estuve ahí, pero con esto siento que me están usando.

Noticias: ¿Por qué siente eso?

Rodríguez: ¿Me estás hablando en serio?

Noticias: Sí, porque no se entiende por qué lo estarían usando. Usted estaba en el medio de López y Odebrecht, nada menos.

Rodríguez: Y, no sé. Pensalo. De repente aparezco en todos lados, cuando hace mucho que no salía en los medios. Es raro.

Noticias: Pero, ¿cuál es su sospecha?

Rodríguez: Bueno, no sé, ya está. Yo tengo esa sensación.

Noticias: Pero seguro también tiene una hipótesis.

Rodríguez: No, no. Yo solo siento que me están usando.

Noticias: ¿Quién?

Rodríguez: No sé.

Noticias: Pero así pareciera que está jugando a la intriga. ¿Quién lo usaría? Se podría pensar que alguien quiere hacerle daño.

Rodríguez: Esa es una teoría.

Noticias: ¿Tiene otra?

Rodríguez: No, no.

“El Corcho” está preocupado. No es la primera vez que queda envuelto en una causa judicial, pero a diferencia de los anteriores ésta tiene magnitud internacional.

Rodríguez se jacta de tener una agenda de contactos importante y variada. Tiene amigos en todos lados. Tal vez por eso, a pesar de los escándalos, “el Corcho” siempre sigue flotando.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *