Restaurantes / 9 de junio de 2017

Uptown BA: Todo New York en una noche

Es el subte de New York. Los mismos carteles, azulejos, afiches, molinetes y vagón. La barra es la estrella de la casa.

Por

Justo al lado de La Mar, sobre la calle Arévalo, hay una escalera que baja. Lista en mano, un conserje la custodia. El control es estricto (sin reserva, olvídese) pero la sorpresa garantizada, ya desde el primer escalón hacia abajo. Es el subte de New York. Los mismos carteles, los mismos azulejos, los mismos afiches, los mismos molinetes, el mismo vagón, idéntico al de New York. Luego de las selfies de rigor, se presiona un botón verde, y las puertas se abren a una de las barras más imponentes que se haya visto en esta ciudad, Buenos Aires.

La sorpresa continúa adentro. A los grafittis y la onda callejera se suman toques lujosos y refinados, una típica cruza neoyorquina. La barra es la estrella de la casa pero la gastronomía, a cargo de chef Dante Liporace, (ex Tarquino, actual chef de la Casa Rosada), un enamorado de la ciudad de Nueva York, hace un recorrido por algunos de los barrios más emblemáticos de la gran manzana (y uno de Brooklyn pero curiosamente ninguno del Uptown).

En Midtown hay bacon cheeseburger (de ojo de bife, con cheddar, panceta ahumada y cebolla), en Little Italy pasta (penne rigate con puré de limón), en Chinatown Chop Suey (en gran versión de Liporace, con mollejas, langostinos y hongos shitake, servido en la clásica cajita de cartónde los restaurantes chinos de NY), en Williamsburg Jewish Lamb (paleta de cordero, yogurt de comino y lima, arvejas al pesto). La lista continúa, con opciones de entradas, plato principal y postre en cada estación.

Uptown recibe muchos visitantes después de las 11 de la noche, que van solamente a tomar. Los tragos de la carta, surtidísima, vienen con útiles indicadores de los niveles de “amargo, dulce y fuerte”. Hay desde reversiones de clásicos (excelente negroni con cubo de hielo de café cold brew), herbáceos y florales (The healing component, con bitter de yerba mate), celebratorios (Big Apple, dulce como una manzana), y más.

El universo que crearon bajo tierra es tan real, que emerger en nuestro transitadísimo Palermo es una pequeña decepción.

Arévalo 2030, Palermo Hollywood. 2101-4897.
Bar. Martes a Sábado de 20:30 a 4. Reservas.
Tarjetas. Precio promedio: $ 500.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *