Zoom / 11 de junio de 2017

Salto de fe

En la Catedral de Berlin durante sus servicios suelen permitirse las actuaciones de músicos populares: fueron un paso más lejos al incorporar acróbatas en plena misa.

Demolida por el emperador Guillermo II en 1894 y reconstruída en 1905; bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial y vuelta a construir en 1975, para ser remodelada una vez más en 1993; la Catedral de Berlin es un espacio clásico y neobarroco, pero también moderno. Durante sus servicios suelen permitirse las actuaciones de músicos populares. Pero fueron un paso más lejos al incorporar acróbatas en plena misa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *