Sociedad / 12 de Junio de 2017

Afo Verde sobre el fenómeno “Despacito”: “Hoy no hay canción sin video”

Los argentinos más importantes de la industria musical analizan el presente: el reinado del reggaetón y por qué cambiamos a Soda Stereo por Maluma.

Por

La industria vive una nueva etapa, en la que el single volvió a ser importane.

Desde la “Macarena” (1996), el hit gallego de Los del Río (que se ubica en el puesto número 7 en el Billboard Top 100 de todos los tiempos), que un tema en español no lideraba en todos los rankings mundiales. Así de groso es este “Despacito” de los boricuas Luis Fonsi y Daddy Yankee, que estrenó en enero y lleva 20 semanas a la cabeza de las listas (el video ya suma en YouTube más de 1.500 millones de vistas). La canción generará una fortuna. El portal web royaltycalc.com estima que el tema ya facturó 8 millones de dólares solamente en conceptos de streaming (gracias a plataformas como Spotify y Apple Music, donde es la más escuchada).

Y Fonsi -que se presentó en el primer programa de Showmatch y en agosto volverá al país para sonar en Mendoza, Córdoba. Rosario, Tucumán y Corrientes antes de llegar a Buenos Aires en septiembre-, no está solo. Forma parte de una nueva legión reggeatonera que también integran el puertorriqueño Nicky Jam (que se presenta el 30 de junio en el Luna Park), y los colombianos J Balvin (el 10 y 11 de agosto estará en Buenos Aires y Córdoba) y Maluma (que volverá al país para cantar en el programa de Susana Giménez).

Boom

Este auge de la música latina empujó por primera vez en la historia a dos argentinos al ranking de los 100 nombres más influyentes de la industria que publica Billboard. En la lista que encabezan Daniel Ek (Spotify) y Eddy Cue (Apple), junto a otros CEOs de Universal, Columbia, Sony y Warner, Afo Verde (CEO de Sony para América Latina) y Jorge “Pepo” Ferrada (Presidente de Univision Communication), figuran en el puesto 75 y 96 respectivamente.

Verde (elegido “el ejecutivo latino del año”) es responsable por el éxito de Ricky Martin, Enrique Iglesias, Romeo Santos, Prince Royce, Shakira y Jennifer Lopez entre otros, además de la incorporación de nuevos reggeatoneros a la plantilla de Sony (como Wisin y Yandel). Ferradas se destacó al frente de la división sonora del multimedio latino. Y ambos analizaron junto a NOTICIAS este nuevo fenómeno de la música latina.

Noticias: El estreno de “Séptimo día”, el show de Cirque du Soleil con música de Soda Stereo, nos recordó que el sonido del continente no sólo era argentino, sino que era el rock… ¿Por qué lo que hoy se escucha en todos lados es Maluma o “Despacito”?
Verde: Una vez León Gieco dijo algo que me encantó. “En Argentina creemos que el enemigo está en otro lado”. Nosotros vemos a un enemigo si alguien toca la guitarra de tal modo, o si hace algo muy pop. Pero acá no hay enemigos: son situaciones culturales completamente distintas. Es como decir que hay un problema de comunicación en Europa porque ya no se habla latín. Para mí la música era faltar al colegio para ir a ver a Serú Girán. Hoy es ser feliz levantando la mano y moviendo la cintura. El millón de tipos a los que les gusta “Macarena” suma lo mismo que el millón de tipos que cantan “Rapsodia Bohemia”.
Ferradas: “Séptimo día” me entusiasma un montón porque yo trabajé mucho tiempo con Soda pero no tengo la autoridad para decir que hay una crisis del rock. Sí creo que hay una falta de ideología en el discurso. Y eso le pegó fuerte al rock.
Noticias: ¿Les sorprende que el reggaeton o la bachata pegaran tanto en un país como la Argentina, que nunca tuvo tradición en esos ritmos, y que, en cambio tiene una raigambre rockera?
Ferredas: Soy de la época en donde o eras grasa o eras rockero. Y cuando entré a trabajar al negocio de la música, ya sea como manager o en un sello, viví la llegada del mundo pop con Ricky Martin y Chayanne, que eran artistas impensados para nuestro mundo. Y todo tenía que ver con un momento cultural muy especial, con programas como “Ritmo de la Noche” que requerían esas figuras y que venían con un fenómeno inédito para los argentinos, el de los fans, que dormían tres días en la puerta de un hotel o llenaban el Parque Rivadavia. Es cierto, hoy hay artistas que suenan en la Argentina y que uno jamás lo hubiese imaginado. Pero los gustos se están globalizando para bien o para mal. Pero nadie puede decir que uno no puede elegir: hoy contamos con todo el menú completo. Incluso a la hora de un show, todos los artistas, desde el más grande al más chico, están tocando en vivo y recorriendo el mundo.
Verde: Hace años me preguntaron por qué promocionábamos a Bandana más que a Piazolla. Y creo que es un espejo en el que nos tenemos que mirar todos. De mi lado me ilusiona mucho saber que tenemos que salir a buscar lo que la gente escucha porque quiere, y no porque suena en la radio. No somos “la municipalidad de la música”, la gente no nos votó para elegir la música que suena ni somos los dueños de medios de comunicación. Nosotros acercamos cosas que se pueden llamar “Vicentico” o “Leiva” o “Joaquín Sabina”, pero también puede ser “Enrique Iglesias” o “Romeo Santos”. No hay diferencias. Y con el streaming sabemos lo que la gente quiere escuchar, sin mediaciones, no es un acuerdo entre un medio y una discográfica. Nuestra tarea es encontrar al próximo Spinetta, al próximo Charly. Y más allá de si lo escuchás en Spotify o en un CD que compraste en Yenny, lo importante es que la música te emocione, te hace bien. Eso nunca va a cambiar y por eso nosotros seguimos acá…

Single

Como los singles de antaño, que cuando se convertían en hits se regrababan casi intantáneamente, “Despacito” tuvo hace dos semanas su versión “Bieber”. El remix de Justin fue viral y con 6.291.000 reproducciones en Spotify, empujó al tema de Fonsi al tope de las listas, superando ampliamente a otros éxitos como “Shape of You”, del británico Ed Sheeran, y “Humble”, de Kendrick Lamar.
Noticias: ¿Con este punto alto del streaming la industria discográfica finalmente resolvió su fuente de ingresos?
Verde: El problema de la música para mi no es tecnológico. El verdadero problema para el entretenimiento es si el contenido que producís no le importa a nadie. Acá no es el caso ni por asomo: la distribución y comercialización de contenido son más sencillas. No sé si es el streaming soluciona todo, pero mucha gente comienza a pensar distinto en términos de piratería. Perp tuvieron que hacerse muchas cosas en la última década para que la oferta musical sea atractiva, no en términos de las canciones que se producían sino plataformas como iTunes o Spotify.
Ferradas: Yo trabajaba en Sony Music Argentina con Afo cuando estalló la crisis digital y te puedo asegurar que la industria discográfica fue la primera en sentir el impacto. Una parte muy importante del negocio desapareció con la piratería. Fue un shock. Pero nos obligó a repersar el negocio y eso fue bueno. Ahora estamos en el momento más innovador y tecnológico de la industria en décadas. Y volvimos al comienzo, lanzando singles…
Noticias: ¿Podemos hablar del fin del álbum? Hoy desde “Despacito” hasta los hits de Shakira o Rihanna salen como “singles”…
Verde: Los single tuvieron una época del oro cuando se lanzaban como vinilos chiquitos. El cambio, para mí, no es volver al single sino la predominancia absoluta del video: antes no se pensaba la canción en términos de imágenes, sino en cómo llevarlo al vivo, como cuando Charly García sumó a Renata Schussheim para presentar “Yendo de la cama al living” en Vélez. Hoy no podés imaginar una canción sin imágenes: ya no te digo en YouTube, pensá en redes sociales, no podés compartir solamente audio.
Ferradas: Creo que hay dos fenómenos. Están los músicos que te hacen bailar, los que la gente va a verlos como un entretenimiento y los artistas que tienen algo para decir, que son seguidos por un mensaje. Para los primeros el formato es el single. Para los otros, el álbum todavía es un formato válido. Es una dualidad que estaba en los ’60 y ’70, y creo que es una diferencia bien marcada y que le dio a la música una relevancia inédita.

 

2 comentarios de “Afo Verde sobre el fenómeno “Despacito”: “Hoy no hay canción sin video””

  1. La industria de la música hace 20 años que tiene perdida en ventas, deberían sentir vergüenza profesional con respecto a cualquier otra industria. Respondieron lentisimo a la aparición del .mp3 y de la forma mas conservadora posible. Despidieron a miles de empleados, son un desastre y encima Verde se considera un groso por vender a J. López con una canción que habla de su culo. Ok, chau, el último que cierre la puerta y le diga a Verde lo gil de goma que es.

  2. Me gustaria saber que estudio afo verde para ocupar ese puesto que tiene yo lo veia en operacion triunfo y nunca me convencio no me parece un tipo serio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *