Personajes / 24 de junio de 2017

Rodrigo Lussich: “En el medio no hay intocables”

Brazo armado de Canal 9 para recuperar el rating, se aleja de los periodistas serios y se asume como animador. Sexualidad e IBOPE.

Fotos: Juan Ferrari

Comenzó como panelista de Viviana Canosa, de quien no guarda el mejor de los recuerdos, pero la vida lo sorprendió con trabajos como “Infama” y “Polémica en el Bar”, que lo convirtieron en uno de los pilares del chimento en Argentina. Uruguayo de nacimiento, porteño por adopción, brilla en la pantalla de Canal 9 con su programa “Confrontados” junto a Carla Conte. Creador de “las bombas televisivas”, Rodrigo Lussich se muestra pleno.

Noticias: Increíbles, en el sentido literal, sus cuarenta y cuatro años.
Rodrigo Lussich: Sí, la verdad que está bueno porque siento que tengo más vida útil en mi carrera. Empecé cuarentón y si en diez años estoy conduciendo un programa súper importante, tendré ya cincuenta y cuatro, algo no muy común en nuestra televisión. Ojalá llegue a esa edad y pueda ser un referente como son para mí Guinzburg, Badía, Repetto y Tinelli.
Noticias: ¿Ese es su sueño?
Lussich: No. Mi sueño a nivel laboral no es el reconocimiento sino tener un programa que lleve mi sello, como lo estoy logrando con “Confrontados”. Entendí que en la tele hay que ir de menos a más y no de más a menos, porque te quedás sin nada. Si al público le das un buche de entrada te lo vomita.
Noticias: “Infama” tenía su sello pero se fue.
Lussich: Sí, pero porque no me gustaba el rol que estaba teniendo. Cuando comenzó fue muy mío y me dieron libertad absoluta. Después fue un híbrido que lo hacía yo o cualquiera. Me vi como muñeco de torta presentando notas porque el canal prefería eso. América necesita el impacto permanente. Trabaja con la pantalla caliente, no es un canal de show. Solo a Rial se lo permiten.
Noticias: ¿No se arrepintió?
Lussich: Me lo cuestioné mucho pero soy fiel a mis convicciones. Sí me arrepentí de haberme ido de Radio 10 para hacer una tira periodística en radio Belgrano en la segunda mañana. Me quise probar en un formato que no era para mí y la pifié. Yo no soy editorialista y nunca me pelearía con un diputado por teléfono. Está instalado eso de que los que hacen un género más liviano, después tienen que demostrar que leen libros. Si la gente te compra como animador, es meritorio. Yo no quiero ver a Julián Weich haciendo “La Cornisa”, yo lo quiero ver haciendo juegos. A Fantino le sentaba bien hacer esas entrevistas intimistas y ahora quiere ser el nuevo Mariano Grondona.
Noticias: ¿Le tiene miedo al fracaso?
Lussich: No. Yo me tiro a la pileta y después confirmo si tiene agua. Le tengo miedo a la muerte prematura de un ser querido, no a perder un trabajo en televisión. Le temo a ese enamoramiento, sabiendo que se puede perder. Por eso hace mucho que estoy solo. Los años me pusieron menos soñador.
Noticias: La fama atrae a los corazones…
Lussich: Sí, pero en mi caso es un arma de doble filo, porque no soy una persona que no pueda caminar por la calle; y encima la mayoría de los homosexuales no tienen asumida su sexualidad. Entonces creen que por salir conmigo van a salir en las revistas y los van a descubrir. También están los cholulos, pero a esos los cazo al vuelo. Yo soy libre y no me creo nada. Tengo redes sociales, estoy en Tinder. Mi perfil es bajo, no voy a los boliches, nunca fui promiscuo, ni amante del sexo múltiple o de reventarse en un boliche. Soy clásico.
Noticias: ¿No le trajo complicaciones en el medio admitir su sexualidad?
Lussich: No, para nada. Tampoco trabajo de puto. Hay gente que trabaja de marica y yo no. No milito por la homosexualidad ni hago bandera de marica mala.
Noticias: ¿Nunca le gustó una mujer?
Lussich: Me he planteado estar con mujeres pero desde la fantasía. Los hombres me van a gustar siempre. Eleonora Wexler es una mujer que me hace dudar de mi sexualidad. Muero por ella. En otra vida hubiese tratado de que se enamorara de mí. Pero las cartas están echadas.
Noticias: ¿No sueña con una familia?
Lussich: Me gustaría pero a mi modo, con mis valores, estando con otro hombre. Adoptando, claro. Son sueños tal vez a largo plazo, pero tampoco tengo veinte años aunque a veces lo sienta. Tampoco quiero ser el abuelo del pibe. Nunca traería al mundo a un hijo estando solo. Para mí, la familia la componen dos personas.
Noticias: ¿Que le da felicidad?
Lussich: Pasear a mi perro Nano (por Serrat) me da felicidad. Viajar también. Y eso que descubrí el mundo de grande, porque nunca tuve un mango. Hasta hace dos años no tenía pasaporte. En San Francisco pensé que los putos se caían de los árboles, porque dicen que es la ciudad gay por excelencia, pero no se cayó nada (sonríe). Y en París me puse a llorar cuando vi la Torre Eiffel.
Noticias: ¿Cuál es el límite del chimento?
Lussich: Las cuestiones de salud. Que alguien esté enfermo o haya algún pariente grave no divierte a nadie. Infidelidades todas, salvo que solo sea un polvo. Aunque lo sepas si fue solo una noche, no tiene sentido. Ahora, si eso es el inicio de una relación, aunque cada uno esté en pareja, es distinto. Y no hay intocables, pero si te metés con pesos pesados, mínimo tenés que tener la foto. Amenazas nunca recibí, si algunos reclamos.
Noticias: ¿Quién se enojó?
Lussich: Cuando Nicolás Vázquez se separó de su ex mujer para estar con Gimena Accardi, yo era panelista de Canosa y tal vez lo manejé mal y se ofendió. Pero cuando lo vi, le pedí disculpas, es parte del juego.
Noticias: ¿Algún chimento le causó problemas?
Lussich: Por lo general me meto con quien juega mi juego. Yo no tengo ganas de comerme un juicio. Y a los famosos les encantan los juicios, mandar cartas documentos y esa cosas que fastidia a uno que no le sobra la plata para pagar todo ese circo.
Noticias: Con el video de Vicky Xipolitakis terminó declarando…
Lussich: Pero porque yo comenté que me lo había mostrado. Una tarde me escribe para ofrecerme el video, lo pensé bien y cuando le dije que sí, ya se lo había dado a TN. También hubiese mostrado el video de Florencia Peña, aunque había que taparlo casi todo. Y muchos los filtro por desagradables.
Noticias: ¿Da oportunidades?
Lussich: Si me llega una bomba, primero lo charlo con el famoso. Igual hay mucho mito. Luis Ventura fomentó eso de los videos. El chimento no es el mundo del espionaje.
Noticias: ¿Por qué en el espectáculo no se habla de drogas?
Lussich: Porque la droga no es un chimento. Contar quién se toma una línea de merca es poner a la persona en un lugar de mierda. Si veo una foto comprometida de alguien, lo llamaría y le diría que se fije dónde peina una línea de cocaína. Es una enfermedad y hay que tomarla como tal.
Noticias: ¿Qué mide en nuestra televisión?
Lussich: Nadie lo sabe. Lo vas tanteando en el día a día. Un chimento bomba no te sube el rating. Yo tiré lo del embarazo de Agustina Kämpfer de un hombre que no era Rial, ella lo desmintió y no subió nada. Sí hubo rebote y conocieron el programa pero nada más. Matar a la madre por rating es un error. Además la muestra de IBOPE es rara. Es como una convención, nadie confía, pero todos creemos que es así. Entender a IBOPE es como entender a Maradona, gente que no tiene coherencia.

Mariano Casas Di Nardo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *