Deportes / 27 de junio de 2017

Nuevas sospechas contra Grondona por Rusia 2018 y Qatar 2022

El “informe García” publicado hoy por la FIFA reveló un insólito diálogo mantenido entre el fallecido jefe del fútbol argentino Julio Grondona y el investigador estadounidense.

Por

Grondona sigue en la mira de la justicia estadounidense que investiga la corrupción en la FIFA.
Grondona sigue en la mira de la justicia estadounidense que investiga la corrupción en la FIFA.

El “informe García” publicado hoy por la FIFA reveló un insólito diálogo mantenido entre el fallecido jefe del fútbol argentino Julio Grondona y el investigador estadounidense, y pone una vez más bajo la lupa el amistoso disputado entre Argentina y Brasil en Qatar en 2010.

El informe de Michael García, en el que se investigaron las sospechas en torno al proceso de elección de las sedes de los Mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022, contiene un apartado específico sobre Grondona, el hombre que presidió la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) durante 36 años hasta su muerte en 2014, y que fue durante años hombre fuerte en la FIFA.

García reseña en el informe la falta de cooperación de Grondona y el desprecio del argentino respecto del trabajo del investigador:

– “Este probablemente es uno de los pocos casos en los que el jefe esté siendo investigado por el empleado”, dijo Grondona a García en una entrevista que el investigador le realizó el 17 de marzo de 2014 en la central de la FIFA en Zúrich.

– “Por supuesto que no soy un empleado de la FIFA”, respondió García.

– “¿No?”

– “No”

– “Voy a conversar con Blatter sobre esto. Porque eso es lo que me había explicado”.

En el resto de la entrevista, que contó con la presencia de un intérprete, Grondona siguió mostrándose desafiante.

– “¿Estoy bajo tu jurisdicción?”, preguntó en un momento Grondona a García.

– “Sí”, respondió García

– “Bueno, veremos qué tan lejos llega esto”

Por otra parte, el informe de más de 400 páginas, que hoy fue revelado en su totalidad por primera vez, vuelve a poner en la mira el amistoso entre Brasil y Argentina jugado el 17 de noviembre de 2010 en Qatar, semanas antes de que el emirato fuera elegido sede del Mundial 2022.

El encuentro está bajo investigación de la Justicia suiza, ya que se sospecha que pudo haber servido como vehículo para el pago de sobornos a cambio de la votación en favor de la candidatura de Qatar.

El informe se hace eco de las informaciones de medios que indicaban que se pagaron siete millones de dólares tanto a la AFA como a la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) por el encuentro disputado en Doha, un valor muy por encima de la media del mercado.

Según García, la información recolectada indica que la cifra pagada no es tan alta, pero de todas formas señala que existen “preguntas sobre los fines y los beneficiarios de determinados pagos”.

El investigador apunta luego al rol de la empresa World Eleven, organizadora de partidos de la selección argentina, y su dueño Guillermo Tofoni.

“Kentaro (empresa suiza organizadora del Argentina-Brasil) transfirió dos millones de dólares a la empresa World Eleven a cambio de la participación de la AFA en el partido del 17 de noviembre de 2010. De esa cifra, no más de un millón llegó a la AFA”, señala el informe.

“Las evidencias, incluyendo los documentos contractuales que contradicen los comunicados que Guillermo Tofoni realizó a la Cámara de Investigación, generan dudas sobre lo que sucedió con el restante millón y, más generalmente, con una potencial malversación de fondos de la AFA”.

Tras años sin dar a conocer el informe en su totalidad, la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) decidió publicar hoy de forma íntegra la investigación después de que el texto llegara a manos del diario “Bild”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *