Cine / 29 de Junio de 2017

Viene de noche

(EE.UU., 2017, 91′) Terror. Dirección: Trey Edward Shults. Con Joel Edgerton. AM16.

Por

★★★★1/2 Gran película paranoica. Una situación postapocalíptica vista desde la necesidad de supervivencia de algunos seres y de una familia que busca refugio. Desde el principio la situación es tensa, por supuesto, y eso coloca al espectador en un sitio de incomodidad que no abandonará hasta el final. Ahora bien: en lugar de atosigarnos con golpes de efecto, el realizador decide construir poco a poco, a partir de la tensión inicial, el miedo sobre el propio miedo de los protagonistas. Y eso permite la aparición de ideas morales complejas de la manera más inmediata, sin subrayar nada. Mientras, la cámara construye una telaraña de amenazas que refleja lo que sucede en el interior de cada personaje. Una joya realizada a puro talento, cine de primera calidad que deja de lado los lugares comunes del horror de golpe de efecto y se concentra en el verdadero miedo, el de lo demasiado humano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *