Cultura / 4 de Julio de 2017

Teatro San Martín: Temporada de estrenos tras la remodelación

Recién reabierto y en sintonía con las salas del Complejo Teatral de Buenos Aires, tiene programación de lujo.

Por

Hasta hace muy poco, y cada vez que tenían la oportunidad de expresarse, actores, directores, autores y espectadores coincidían en señalar a la foto del teatro San Martín cerrado como la herida cultural más visible que padecía la ciudad de Buenos Aires. Desde el 27 de mayo, cuando reabrió con festejo en calle Corrientes después de un año y medio de urgentes refacciones a un edificio casi sexagenario, las críticas desaparecieron. Las tres salas, la Martín Coronado, la Casacuberta y la Cunill Cabanellas están, por fin, en actividad.

“No fue un cierre sino un trabajo hacia adentro para volver a darle su lugar a este símbolo de los porteños, un referente generacional que requería renovarse tecnológicamente. La algarabía que provoca esa herida cerrada puede verse en los números: duplicó el promedio de funciones anuales en todo el Complejo, de alrededor de 600 a las 1300 que se cumplirán a fin del primer trimestre de 2018”, dice el director general y artístico del Complejo Teatral de Buenos Aires (CTBA), Jorge Telerman, desde una oficina provisoria en la Casa de la Cultura (Avenida de Mayo al 500) de la que se mudará en pocos días cuando se termine de acondicionar su habitat laboral en Corrientes 1530.

No solo falta finalizar las obras en algunas oficinas y talleres. El director promete una cafetería (“ya está la licitación”), la apertura de la sala de cine Leopoldo Lugones para fines de julio (aunque en los pasillos se dice que será en septiembre), la propuesta de cursos y conferencias, y el lanzamiento de shows de música y danza en el hall de entrada. Por supuesto, también falta volver a la vida al teatro Presidente Alvear (Corrientes 1639), cerrado hace más de tres años.

“La licitación es alrededor de agosto, a cargo del ministerio de Desarrollo Urbano, no de Cultura. Suponemos que la obra empezará en octubre y llevará unos nueve meses porque no es para zafar sino una intervención a fondo, como la del San Martín: rescate del modelo original y ‘aggiornamento’ técnico”, pronostica el ex presidente del Instituto Cultural bonaerense durante la gobernación de Daniel Scioli.

Historia

Repasemos: desde 2000, los teatros municipales integran el CTBA, decisión tomada cuando Telerman era secretario de Cultura y Kive Staiff el director del San Martín, durante la Jefatura de Aníbal Ibarra. Hoy la intención es retomar ese espíritu fundacional, el de entender el Complejo como un dispositivo donde cada sala mantenga un perfil propio pero todas dialoguen entre sí. La programación total del CTBA está pensada por el director y un equipo de asesores formado por las directoras artísticas de los cuatro (por ahora, tres) teatros del Complejo: Eva Halac, del Regio; Vivi Tellas, del Sarmiento; y Diana Theocharidis, del De la Ribera.

“Es una mesa de propuestas y análisis donde decido a partir de esas reflexiones -dice el ex Jefe de Gobierno de la Ciudad-. El Sarmiento apunta a una mirada de la contemporaneidad; el de la Ribera a los cruces de géneros y artes, perfil que también tendría el Alvear; y el Regio, está enfocado a grandes textos, más tradicionales. A su vez, en el San Martín, la sala Cunill Cabanellas tiene un  espíritu de experimentación y las otras dos, la Martín Coronado y la Casacuberta, por su capacidad, permiten puestas importantes, para grandes compañías”.

En esa mesa de reflexión se decide cuál será el eje de la temporada. Que en 2017 fue, justamente, la reapertura y por eso, como una declaración de principios, se eligió a “La farsa de los ausentes”, de Roberto Arlt, para marcar la cancha con la primera movida. “Fue una definición acerca del teatro que queremos: autor nacional, obra no tradicional casi sin recorrido y un director de lo más habilitado para hacer Arlt como Pompeyo Audivert. A partir de eso, pensamos en lo que resuena en torno a ese escritor. Como Arlt era un apasionado lector de los autores rusos, llamamos al director Guillermo Cacace que propuso un texto de juventud de Antón Chéjov. En la Ribera, también se visita a Arlt con una puesta basada en ‘El astrólogo’, dirigida por Walter Jacob; y por su parte, el grupo de Titiriteros hará ‘La isla desierta’”, dice sin olvidarse de aclarar que “Umbrío”, del muy de moda autor catalán Josep María Miró, es un compromiso ya firmado “pero que nos da gran placer hacer”.

Las entradas oscilan entre 70 pesos hasta 190 para las nacionales, y a 250 pesos para las internacionales, durante julio están en cartel:
-En el San Martín: “La farsa de los ausentes”, versión de “El desierto entra en la ciudad”, de Arlt y dirección de Audivert, con Daniel Fanego, Roberto Carnaghi y Juan Palomino; ”Umbrío”, otro thriller de Miró, dirigido por Luciano Suardi, con Alejandro Paker y Eleonora Wexler; “Parias”, versión de Cacace de “Platónov”, de Chéjov y para todo público, “Saltimbanquis”, basada en “I musicanti”, dirigida por Pablo Gorlero.

-En el Regio (Córdoba 6056): “La vuelta al mundo en ochenta mundos”, por el grupo de Titiriteros del CTBA y dirección de Luis Rivera Lopez y Sergio Rower. Después de “Relojero”, de Armando Discépolo, se prepara “El avaro”, de Molière, con dirección de Corina Fiorillo.

-En el Sarmiento (Av. Sarmiento 2715): “Próximo”, de Claudio Tolcachir, con  Lautaro Perotti y Santi Marín; y “Oberek, un bemol mayor. Pieza para piano, mujer, público y orquesta”, de Mariana Obersztern.

-En el De la Ribera (Av. Don Pedro de Mendoza 1875): el musical “Crimen pasional” con música de Astor Piazzola, dirección de Marcelo Lombardero, con Guillermo Fernández y el sexteto de Cristian Zárate.

Noticias: ¿Volverá el teatro a tener elenco estable?
Jorge Telerman: Hay opiniones a favor y en contra. Y yo estoy a favor.
Noticias: ¿Cómo se lleva con el gremio de actores?
Telerman: Bien. Los actores aman al San Martín y el San Martín ama a los actores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *