Vida Gourmet / 5 de Julio de 2017

Los vinos que elige un buen asador

Porque el asado también entra por los ojos, tres chefs que son tendencia en la cocina y en Instagram sugieren los mejores maridajes.

“Hoy salió el sol, ¡así que tuve que prender el fuego de nuevo!”, dice @elgordococina

¿Alguien dijo asado? Sí. Y por eso algún otro agregó después también: vino. Porque no hay “aplauso para el asador” si la mesa por la que pasaron los diferentes cortes típicos que conforman un asado, no se degustaron en compañía de un buen vino. Ahora bien, ¿cuál es la mejor elección? En esta nota tres influencers culinarios hacen sus recomendaciones.

Antes de pasar al vino, primero hay que estar seguros de que lo que no va a fallar es el asado. “Para el mejor asado usar leña y carne de excelente calidad”, dispara Agustín Mallmann (@amallmann), como primera premisa. Con tan sólo 24 años, el sobrino del reconocido chef, Francis Mallmann, ya es tendencia con las brasas. Y desde esa experiencia es que recomienda: “Primero chorizo y morcilla, luego mollejas al limón, después matambrito de cerdo, tira de asado y por último entraña y ojo de bife”. Este último corte es una de sus especialidades, que le gusta preparar sin hueso y a fuego lento durante 5 ó 6 horas para que “quede jugoso y tierno”.

Más conocido como @elgordococina, y aunque venezolano, Víctor García vive hace siete años en Argentina y por eso ya se considera todo un experto en la parrilla. “Me gusta preparar las carnes a fuego lento siempre. Me parece que realza los sabores y que se puede lograr un buen ahumado”, sugiere.

¿Cuál es la regla a la hora de combinar asado y vino? “No creo que haya un varietal que sea el mejor. Soy muy relajado con eso. Considero que cada uno tiene un paladar diferente y que, por eso, puede combinarlos a su forma”, dice Agustín Mallmann. En la misma línea Valentín Grimaldi, “el estilista de la gastronomía”, al que más de 138.000 usuarios siguen a través de su usuario @cookgrimaldi en Instagram, dice: “Me gusta que las personas hagan sus propias experiencias, que disfruten de sus gustos sin tener mucho en cuenta lo que está escrito”. Sin embargo, revela sus preferencias: “Para los cortes con un poco más de grasa, como las costillas, la arañita o el vacío, me gustan los vinos con carácter, como un Cabernet Sauvignon o un Merlot. Y para los cortes de cocción rápida, o que prefiero hacer bien jugosos, me gustan más los Malbec, con buena fruta y jóvenes”.

Para @elgordococina tampoco hay máximas, pero si tiene que arriesgar dice que el Cabernet Sauvignon “es la mejor cepa para acompañar un asado”. “Me gusta porque se combina muy bien con el asado, ninguno tapa al otro. Reconozco que no es un vino para todo el mundo, porque es fuerte e intenso. Pero creo que es ideal para que la grasa no llegue a tapar los aromas del vino”, explica.

Para las achuras, los chefs prefieren los blancos. “Personalmente las acompañaría con un Syrah”, dice Agustín Mallmann. Mientras que, Cook Grimaldi dice elegir “un Chardonnay, un Torrontés o algún Sauvignon Blanc frutal”. Víctor Gómez, en cambio, guarda los blancos para una buena picada de quesos previa al asado.

A la hora de los cortes menos convencionales, los chef también dan sus sugerencias: “Mi recomendación para un cordero es un Malbec, ya que este es un corte que se caracteriza por tener un sabor más fuerte y es grasoso y necesita equilibrarse”, define Mallmann. Y tras esto, ya podemos entonces cerrar con el clásico “aplauso para el asador”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *