Política / 16 de Julio de 2017

La ex amante de Néstor Kirchner se lanza como candidata: “De él aprendí mucho”

Miriam Quiroga, la mujer que dijo ser amante del ex Presidente, quiere ser legisladora por la Ciudad. Comparte lista con el polémico José “Garrote” Sanfilippo.

Nestor Kirchner y Miriam Quiroga.

Conoce la política hasta sus profundidades, pero nunca participó activamente. Miriam Quiroga, la ex secretaria de Néstor Kirchner, lanzó su carrera como precandidata a legisladora porteña por el Partido Renovador Federal.

Con la lucha contra la corrupción como bandera, la mujer que fue tapa de NOTICIAS en el 2011, cuando confesó que haber sido amante de Néstor Kirchner, buscará obtener una banca en el Congreso, aunque la patriada parece difícil: el primer escalón será el 13 de agosto, donde deberán sacar más del 1,5% de los votos para superar el filtro de las PASO. Hoy, Quiroga asegura: “De Néstor aprendí mucho de política, sobre todo a trabajar por la gente”. Sin embargo, la ex secretaria hoy se contradice: “Si dije que fui amante de Néstor, me equivoqué. Fui su compañera durante 10 años”.

“A Miriam la ningunearon por su denuncia de los bolsos con plata en la Casa Rosada, pero después apareció el video de La Rosadita y lo de José López. Creemos que es momento de que sea reivindicada”, dicen desde su partido. Desde allí parte su estrategia: “Si habla De Vido, Cristina Kirchner va a tener mucho miedo”, aseguró para meterse de lleno en la campaña.

“Quiroga fue convocada por un espacio pluralista”, aseguran. En el Partido Renovador Federal confluyen diferentes candidatos, como el ex futbolista (siempre polémico) José Sanfilippo, que en el primer spot de campaña encendió las redes sociales: “Al que roba, garrote, garrote y garrote”, sentenció. A pesar de la ridiculización de la frase extremista, en el Partido Renovador Federal están satisfechos con la repercusión que tuvo el primer video.

Por lo pronto, la ex secretaria de Kirchner ya comenzó a sentarse en los sillones de los programas de tevé con más rating y a recordar sus días en la Casa Rosada. Sobre la corrupción, aseguró: “No es solamente José López tirando bolsos en un paredón al convento, hay empresas, contratistas, intendentes, legisladores. La cadena es grande, no es solo De Vido, López y Jaime”. La ex amante de Kirchner quiere entrar otra vez a la política, en esta oportunidad desde las urnas.

 

Comentarios de “La ex amante de Néstor Kirchner se lanza como candidata: “De él aprendí mucho””

  1. los ambiciosos, no tienen doctrina porque no tienen otra conducta que su egoísmo.
    Hay que buscarlos y marcarlos a fuego para que nunca se conviertan en dueños de vida y haciendas del pueblo.
    Yo los he conocido de cerca y de frente; y algunas veces incluso me han engañado, por lo menos momentáneamente.
    Hay que identificarlos… Hay que destruirlos.
    La causa del pueblo exige nada más que hombres del pueblo que trabajan para el pueblo, no para ellos.
    En esto se distinguen los ambiciosos; en que trabajan para ellos; nada más que para ellos.
    Nunca buscan la felicidad del pueblo; siempre buscan más bien su propia vanidad y enriquecerse pronto.
    El dinero, el poder y los honores son las tres grandes “causas” los tres “ideales” de todos los ambiciosos.
    No he conocido ningún ambicioso que no buscase alguna de estas tres cosas…
    O las tres al mismo tiempo.
    Los pueblos deben cuidar a los hombres que eligen para hacer sus destinos…
    Y deben rechazarlos y destruirlos cuando los vean sedientos de riqueza, de poder o de honores.
    La sed de riquezas es fácil de ver.
    Es lo primero que aparece a la vista de todos.
    Sobre todo a los dirigentes sindicales hay que cuidarlos mucho.
    Se marean también ellos y no hay que olvidar que cuando un político se deja dominar por la ambición es nada más que un ambicioso; pero cuando un dirigente sindical se entrega al deseo de dinero, de poder o de honores, es un traidor y merece ser castigado como un traidor.
    El poder y los honores seducen también intensamente a los hombres y los hacen ambiciosos…
    Empiezan a trabajar para ellos y se olvidan del pueblo.
    Esta es la única manera de identificarlos… y el pueblo tiene que conocerlos y destruirlos.
    Solamente así, los pueblos serán libres… porque todo ambicioso es un prepotente capaz de convertirse en un tirano.
    ¡Hay que cuidarse de ellos como del diablo!

    EVA PERÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *