Política / 17 de Julio de 2017

Gustavo Vera: acusador acusado

El candidato a legislador, conocido por sus denuncias contra talleristas, fue procesado por quedarse con maquinaria textil.

Por

“A vos te paga Stiuso para perjudicarme, vos mentís, esta es una operación berreta para perjudicarme a mí y al Papa Francisco“, gritaba furioso del otro lado de la línea el diputado Gustavo Vera en octubre de 2016, cuando NOTICIAS lo consultó sobre la denuncia de un ciudadano boliviano por la que estaba imputado en la Justicia.

“Con la devolución de las máquinas, la causa quedó sin efecto”, insistía el ahora precandidato a legislador por el Partido Justicialista junto al también polémico ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno. Sin embargo, tal como lo había anticipado NOTICIAS, el juez consideró que había elementos suficientes para dictar su procesamiento por el delito de peculado y así lo hizo finalmente el viernes 7.

Todo comenzó en octubre de 2015 cuando, alertado por un allanamiento a un taller textil, Vera se presentó en calidad de “depositario judicial” para disponer de las 19 máquinas confiscadas con el objetivo de darle “un fin social”.

Según Lucas Schaerer, vocero de Vera, esto es un procedimiento habitual desde 2008, en lo que llaman “incautación con reinserción social”: lo decomisado en procedimientos contra el trabajo esclavo se utiliza con fines benéficos, como la capacitación de trabajadores en cooperativas. Sin embargo, al poco tiempo se le dictó la falta de mérito al dueño del taller allanado, quien le solicitó a Vera la devolución de su material de trabajo. Ante la falta de respuesta luego de meses de reclamos, lo denunció por el delito de “maversación de caudales públicos”. En su escrito, el abogado Alejandro Kim dejó constancia de que no se trataba de un hecho aislado, sino de una forma de proceder de un grupo en el que se ven implicados jueces y fiscales, quienes, con la excusa de combatir el trabajo esclavo en la ciudad de Buenos Aires, se apropian de bienes de los comerciantes textiles. Esta es quizá la razón del nerviosismo de Vera ante la consulta periodística.

Por ese entonces, y a pesar de los intentos del legislador por frenar su difusión, NOTICIAS publicó la información que rápidamente se viralizó y provocó que, no conforme con los agravios telefónicos, se despachara por escrito en un comunicado que todavía puede leerse en el sitio web de La Alameda con el sugerente título “Respuesta a las Calumnias”. En ese texto, en el que aclara que “hay algunos periodistas muy enojados con el Papa Francisco que hace tiempo vienen desinformando y demonizando su figura y a todos los que estamos cercanos a él”, el diputado afirma que las máquinas ya habían sido devueltas y que “toda la denuncia es una maniobra con el claro objetivo de calumniar a nuestra organización, al referente y al Papa Francisco“. El Sumo Pontífice llegó a escribirle una carta solidarizándose con él, difundida por el propio imputado.

Sin embargo, según consta en el acta de procesamiento firmada por el juez Claudio Bonadio, la Justicia entiende que Vera no sólo no restituyó las máquinas denunciadas, sino que también presentó documentación falsa para simular que estaban siendo refaccionadas. 

El dirigente se defiende: “Toda la causa es un cachivache de Bonadio, que es un empleado de Clarín y busca perjudicarme en plena campaña”. La prueba estaría, según Vera, en que el juez sólo lo procesó a él mientras que Julio Piumato, el otro depositario judicial denunciado en la causa, fue sobreseído. Ahora, el precandidato a legislador porteño por el PJ enfrenta una pena de 2 a 10 años de presión y un embargo por 20 mil pesos. 

 

16 comentarios de “Gustavo Vera: acusador acusado”

  1. Tambien corresponde , que hagan el esfuerzo y entender que:
    La causa del pueblo exige nada más que hombres del pueblo que trabajan para el pueblo, no para ellos.
    En esto se distinguen los ambiciosos; en que trabajan para ellos; nada más que para ellos.
    Nunca buscan la felicidad del pueblo; siempre buscan más bien su propia vanidad y enriquecerse pronto.
    El dinero, el poder y los honores son las tres grandes “causas” los tres “ideales” de todos los ambiciosos.
    No he conocido ningún ambicioso que no buscase alguna de estas tres cosas…
    O las tres al mismo tiempo.
    Los pueblos deben cuidar a los hombres que eligen para hacer sus destinos…
    Y deben rechazarlos y destruirlos cuando los vean sedientos de riqueza, de poder o de honores.
    La sed de riquezas es fácil de ver.
    Es lo primero que aparece a la vista de todos.
    Sobre todo a los dirigentes sindicales hay que cuidarlos mucho.
    Se marean también ellos y no hay que olvidar que cuando un político se deja dominar por la ambición es nada más que un ambicioso; pero cuando un dirigente sindical se entrega al deseo de dinero, de poder o de honores, es un traidor y merece ser castigado como un traidor.
    El poder y los honores seducen también intensamente a los hombres y los hacen ambiciosos…
    Empiezan a trabajar para ellos y se olvidan del pueblo.
    Esta es la única manera de identificarlos… y el pueblo tiene que conocerlos y destruirlos.
    Solamente así, los pueblos serán libres… porque todo ambicioso es un prepotente capaz de convertirse en un tirano.
    ¡Hay que cuidarse de ellos como del diablo!

    EVA PERÓN

  2. Carta abierta a la Sra. Presidente de la Nación Argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

    Mendoza, 29 julio de 2012.-

    Señora Presidente:

    Pertenezco a la generación de “educandos” de aquella ESCUELA PÚBLICA ARGENTINA que fuera ejemplo para el mundo y de la cual seguramente Ud. pudo abrevar gratuitamente en su niñez y adolescencia.

    Allí nos enseñaron, aunque Ud no lo crea, a respetar profundamente la INVESTIDURA PRESIDENCIAL, fuera quien fuese el que detentara la máxima dignidad en el gobierno de la Nación.

    Hoy, ese respeto ha desaparecido en mí, como consecuencia de que en usted ya ha desaparecido. Arrancada a jirones con sus actitudes esa investidura y deja al descubierto sólo a una mujer, vestida de negro, soberbia; pequeña; temeraria; cobarde; fría, custodiada y MENTIROSA…

    y a esa mujer me dirijo, como a una más de mi “género”. Dos mujeres: usted y yo. Una joven y una vieja, una rica y una pobre, una fea y una linda ¿?, una “con la suma del poder público” y la otra, simple ciudadana. Dos mujeres a las cuales ni siquiera en su caso las une el mandato evangélico: “AMAOS LOS UNOS A LOS OTROS”.

    Los jirones de su INVESTIDURA PRESIDENCIAL los ha ido dejando a través de sus reiteradas apariciones en eso que ha dado en llamar “CADENA DEL MIEDO Y LA SUMISIÓN” y que yo llamo “CADENA DE LA VERGÜENZA NACIONAL”.

    Cuando ante los micrófonos y las cámaras desgarra su investidura con alusiones vulgares de pésimo gusto, cuando hace sonrojar a sus ministros, que esbozan sonrisas bobas, ya sea por su nombre, el “bonete”, o su aspecto imberbe, cuando grita destemplada a un camarógrafo, cuando entona ridículos estribillos “Teresa, poné la mesa” y “cómo me gustan tus milanesas…”, cuando chechea a personajes, cuando ridiculiza a sus obsecuentes aplaudidores, cuando se contonea con la “scola”, cuando escarniza a funcionarios extranjeros, aquella dignidad con que la distinguiera un 54%, se estrella en mil pedazos en las pantallas de TV, aunque a usted le importe “un pito”

    Pero esas serían nimiedades al lado de sus grandes anuncios, en que todos y todas quedamos involucrados y expectantes. Cree erróneamente que es la maestra ciruela de los 40 millones de todos y todas, que poblamos esta tierra de bendición que Dios nos diera y es así como temas urgentísimos: la Salud, la Educación, la Inseguridad, quedan relegados ante promesas y cifras y porcentajes incomprensibles, de imposible cumplimiento y peor implementación. Inventa vuelos a MALVINAS, pide la exhumación de cadáveres de “tumbas de guerra”, disparates internacionales que afectan la heroica grandeza de una GUERRA JUSTA. La Economía ultrajada por la corruptela al más alto nivel. Danza de dólares y pesos que afecta a un “abuelo amarrete” pero hace sonreír a quienes, desde la prebenda de dudoso origen, pretenden emular a los poderosos de la tierra, poniendo de manifiesto, lamentablemente aquel viejo dicho: “LO QUE NATURA NON DA…”

    Y es así como, por la “CADENA DE LA VERGÜENZA NACIONAL”, corrige, desmiente, miente, exagera, denosta, escracha, confunde, se victimiza, abruma, aburre, induce al odio y la venganza, promete y se refugia en los aplausos oportunistas de sus incondicionales seguidores para regocijo de una oposición opaca a la que va sacando de su ostracismo con un “elefante rosa”.

    Tal vez olvida usted que esa INVESTIDURA PRESIDENCIAL que detenta es el fruto de una DEMOCRACIA recuperada con la sagrada vida de argentinos, que siguiendo su BANDERA, en el dolor de la guerra, en el cumplimiento del deber, en su entrada sublime a la GLORIA, en su postrer beso a la CRUZ, gritaron desde el 2 de abril del 1982, en aquel pedazo irredento, bello, frío, lejano, indómito de MALVINAS: ¡¡¡VIVA LA PATRIA!!!

    Para todos los argentinos, entre los cuales está usted, a quien se le otorgó la custodia de esa INVESTIDURA PRESIDENCIAL, para respetarla y hacerla respetar. Y entre los que estoy yo, que desgraciadamente ya perdió completamente el respeto a esa INVESTIDURA PRESIDENCIAL…

    Ruego a la STMA. VIRGEN DE LUJÁN, PATRONA DE LA ARGENTINA, recuperemos, usted y yo y todos y todas, ese respeto perdido en las tinieblas de la incomprensión y que en un pasado no muy lejano fuera paradigma de un futuro mejor “para todos los hombres del mundo”…

    A esa “mujer desnuda, mendaz, vestida de negro”, vaya mi reflexión.

    Sra. Presidenta: le recuerdo que ambas somos madres, pero hasta en eso somos distintas, yo en mi caso soy madre de un héroe de guerra muerto en Malvinas en cumplimiento de su deber y cuya viuda cobra una pensión de $ 3.000 que nunca tuvo casa propia para criar a sus hijos huérfanos, en su caso Ud. es madre de un parasito drogadicto, que no ha estudiado ni trabajado, que ilícitamente utiliza el avión presidencial, cuyo único y dudoso merito es el de haber heredado una inmensa fortuna en dólares, propiedades, sociedades anónimas de su padre, la cual fue generada a través de múltiples actos de corrupción en los cual Ud. también intervino.

    Le informo que tampoco le tengo miedo, no existe dolor mas grande que el de haber enterrado a un hijo, que peor daño me puede hacer Ud ??, y no pierda tiempo con sus esbirros de la AFIP conmigo, mi único ingreso es mi bien ganada jubilación de maestra con la que vivo dignamente

    María Delicia Rearte Vda. de Giachino

    Madre del Sr. Capitán (p.m.) D. Pedro Edgardo Giachino

    1. Estimada Sra.Rearte. Siempre sentí una profunda admiración y respeto por Ud.y por su hijo.Me impresiona y conmueve como transmite sus sentimientos. Comparto absolutamente. Siempre pregunté ¿por qué en los recordatorios de Malvinas su hijo no es mencionado? Si mal no recuerdo o estoy equivocada,el Presidente Nestor hizo bajar un cuadro de él (no sé si en Mar del Plata). El pueblo no olvida. Bendiciones a Ud.y toda su familia.

  3. Vera es el único político que vi quedarse con el sueldo de un Director de escuela y donar el resto. Lleva donados Un millón y pico de pesos a distintas organizaciones sociales desde que asumió, certificado via escribano público. No digo que sea un santo, sólo que no me cuadra esta noticia con su perfil. Tampoco me cuadra que sea amigo de Moreno y el Papa. Veremos…

  4. lo que pasa, Francisco, es que los piojos resucitados (Vera) son los que mas roban!!!
    Trata con gente de bien, o sea NO peronistas, y si eso no te va, dedicate a la iglesia…
    En la politica argenta sobras, no tenesw nada que ver, sos el papa de todos, no de los zurdos o los de puerta de hierro (fachos) a los que adheriste en algun momento de debilidad (mental), aqhoar te lleva el espiritu santo, vela por todos, un poco tambien por los argentinos, nos por los ladrones y politicos “progre”, realmente fachos, como Vera, CFK, Moreno, Milagro….

  5. Aunque no se crea hay una corporacion entre Bergoglio, Vera, Grabois, Lozano, etc. Intentan mantener disfrazado su populismo, se tapan sus trapisondas, dan un discurso muy social y cristiano pero no resisten el menor analisis en sus manejos diarios. En fin, gente de cuidado, sobre todo si tienen poder.

  6. Pero este Francisco se equivoca o su idiología peronista conservadora, hace que no quiera ver la realidad? Hasta ahora las personas que el recibe con mucho cariño son la mayoría delincuentes.

  7. Poobbrreee el marxista Vera, así que quiere evitar la carcel metiendo al papa, pobre tipo, así son casi todos los marxistas, que se cuida de no hablar de tal cosa. Y Piumato, no de mi agrado lo quiere meter en la bolsa, pero las máquinas las sigue teniendo Vera… y bueno Vera, quizás tengás que aprovechar las máquinas textiles y hacerte un par de trajes a raya.

    1. Otro laKra mas. Se quiere escudar (como tantos ) en la figura del Papa Francisco. Sera que de estos muchachitos habra alguno honesto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *