Mundo / 8 de agosto de 2017

Los dueños del futuro en Sun Valley Conference

Millonarios de la industria en la juntada que marca el rumbo de los negocios en el mundo.

Por

Mark Zuckerberg (Facebook).

La juntada de millonarios de la industria tecnológica y el entretenimiento tiene lugar todos los años en un rancho en Idaho desde 1984, organizada por Allen & Company, una importante consultora financiera.

El espacio de relax funciona como el G20 de los negocios, y a él acuden frecuentemente algunos presidentes para participar de las charlas -cerradas a la prensa- y buscar inversiones. Así lo hizo el presidente Mauricio Macri el año pasado tras su gira europea. Y este año pudo vérselo al colombiano Juan Manuel Santos.

Otros, como Jared Kushner y su mujer Ivanka Trump, se acercan con perfil bajo para parar la oreja sobre posibles fusiones, cambios de mando, y todo lo que pueda afectar por un lado sus inversiones, y por el otro la economía estadounidense (ambos son asesores de Donald). Y fueron blanco de los reclamos de algunos empresarios que los apuraron con las reformas impositivas.

Les Moonves CEO de CBS (la tercer cadena televisiva del mundo -detrás de ABC y la brasilera Rede Globo-, hoy en manos de Viacom, mismos dueños de Telefe), fue optimista con la charla que tuvo con la pareja; mientras que Mark Pincus, fundador de Zynga (una empresa que desarrolla videojuegos sociales en línea) y acreedor de una fortuna que supera los 1400 millones de dólares, dijo que su posición “pro-social y pro-planeta” no coincide con la del presidente, pero que también es “pro-trabajos” y desde ese lugar el objetivo común es llegar a quienes están fuera del sistema. Fiel al estilo filantrópico de muchos de los que atienden a la cita techie.

Futuro

Bill y Melinda Gates (Microsoft), Larry Page (Google), Mark Zuckerberg (Facebook), Jeff Bezos (Amazon), el empresario de medios Ruper Murdoch, el financista Warren Buffet (con una fortuna de USD 73.900 millones) y Tim Cook (Apple), son los parte del top 10 de la Sun Valley Conference. Y muchos acuden con una agenda común. Gates le ha contagiado su preocupación “por el futuro” a Zuckerberg, y combinan hoy esfuerzos y recursos (el dueño de Microsoft estima el valor de su compañía en 90.200 millones de dólares, mientras Facebook ronda los 69.300 millones), en temas varios, desde la provisión de alimentos y agua potable en pasíses necesitados, hasta las próximas elecciones estadounidenses, donde Mark empieza a sonar como candidato.

Cook que tomó la posta en Apple tras la muerte de Steve Jobs, muestra el mismo espíritu: en 2014 domó buena parte de su fortuna, aunque todavía se estima su capital en más de 785 millones de dólares. El CEO de la empresa de la manzanita fue uno de los más activos es la reciente juntada, donde aprovechó para discurrir con vehemencia sobre el futuro en la industria de los contenidos, mientras apuraba negocios con Jeffrey Katzenberg, CEO de DreamWorks, que fue en busca de inversiones. Apple planea lanzar en 2018 un nuevo servicio de televisión “enfocado en el teléfono”, cuyo probable nombre sea New TV.

Katzenberg necesitaría 2.000 millones de dólares para levantar esa plataforma, y Apple funcionaría como financista. New TV ofrecería un formato de videos cortos para ser consumidos desde el celular, enfocado a usuarios de entre 18 y 34 años (millenials). Disney y Sony TV podrían sumarse al proyecto.

Ficción

Atrás de las charlas sobre el futuro, vino el futuro según Elon Musk, cofundador de PayPal, Tesla Motors, SpaceX, Hyperloop, SolarCity, The Boring Company y OpenAI. El visionario que estima su fortuna 15.700 millones de dólares es visto por algunos de sus pares como “un genio” y por otros como “una vos que confunde a los terrícolas”. Musk, ha invertido miles de millones en viajes espaciales y automóviles eléctricos, y es conocido por tener grandes ambiciones, como la creación de un asentamientos en Marte.

La visión de Elon Musk del futuro era en ediciones pasadas uno de los grandes atractivos de la Sun Valley organizada por Allen Co. para algunos de los ejecutivos más exitosos de los medios estadounidenses en Idaho. Pero esta vez algunos dijeron que no tenían idea de lo que estaba hablando.

El co-fundador de Tesla Motors Inc. adelantó el lanzamiento de los satélites meteorológicos SpaceX, que compiten con la NASA. SpaceX y Boeing además, buscan ser proveedores de la agencia espacial estadunidense con una nueva línea de taxis más efectivos y económicos. La empresa de cohetes SpaceX obtuvo en mayo la aprobación del gobierno de Trump para competir por los lanzamientos militares, lo que subraya la “colaboración más estrecha entre las empresas públicas y privadas” que fomenta la actual administración.

“Sin duda, nos dieron un gran apoyo de la NASA y de la Fuerza Aérea, y de una gran cantidad de empresas comerciales que realizan lanzamientos comerciales de satélites”, dijo Musk a los periodistas.
El secretario de Defensa estadounidense, Ashton Carter, presente en la Sun Valley también, marcó “la importancia de una fuerte asociación entre los innovadores del sector privado y del gobierno”, durante un panel de la conferencia.

También participaron del meeting el director de la CIA, Mike Pompeo (muy cercano al presidente Trump), y el ex director de la CIA, George Tenet. Ambos coincidieron en una agenda común, que el Washington Post sugirió relativa a los cruces de aplicaciones sociales y el monitoreo de posibles amenazas para la seguridad.

Fortuna

El Post también dio cuenta de algunos de los temas de negocios centrales en la Sun Valley. Verizon, el carrier inalámbrico número uno de Estados Unidos adelantó que tiene esa posición asegurada por almenos dos años más.

Su rival, AT&T (con 134.2 millones de suscriptores) todavía está lejos de los 146 millones de Verizon, que busca pasar los trámites regulatorios en los próximos meses (también gracias a una buena relación con la Casa Blanca) y ofrecer los contenidos de Time Warner y HBO para sus usuarios de celulares. “A Verizon le han salido todas en el último tiempo”, resumió un bankero presente en la conferencia. Y el CEO de Verizon, Lowell McAdam cerró durante la juntada un acuerdo con Charter Communications que le asegura su posición dominante.

AMC Networks y Viacom hablaron de su salto a las OTT, para competir directamente con Netflix, Amazon y posiblemente Facebook, que planea también su desembarcon en el negocio, aunque podría elegir también una sociedad con las anteriores.
La fusión de QVC y HSN, las dos grandes cadenas de compras televisivas, se anunción también en la Sun Valley. El deal le dará a Liberty Interactive, propiedad de John Malone (USD 7.800 millones en el banco, más que los 2.300 de Ted Turner), una posición dominante en el rubro. Pero se estima que el magnate busca vender la empresa una vez consolidado el negocio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *