Personajes / 9 de Agosto de 2017

Luis Novaresio: “La grieta es funcional a los autoritarios”

Por Valeria García Testa | Ganador del Martín Fierro por su labor periodística, habla de la autocensura. La soledad y el deber ser versus su propio deseo.

Fotos: Juan Ferarri

Vive como si fuera protagonista de una ópera en la que la tragedia acecha y gana. Fantasea con ser novelista pero le da vergüenza mostrar lo que escribe. Se recibió de abogado aunque siempre quiso ser periodista. Tiene 31 años de carrera construida en su Rosario natal y hace un lustro que llegó a los medios nacionales. Su perro y su contadora siguen en Rosario; su gato y media biblioteca, en Buenos Aires. Disfruta del reconocimiento profesional –ganó el Martín Fierro y fue distinguido por su labor en radio por los Premios Konex, consolidó su programa “Debo decir” (América TV), sigue con la radio en “Novaresio 910” (La Red) y en Infobae TV– y convive con la sensación de orfandad. Luis Novaresio encontró el carnet de adulto entre los escombros del dolor que le provocó la muerte de su madre en abril pasado.

En cinco años, su vida cambió mucho en términos de notoriedad. Sobre todo, los últimos tres años y medio, cuando decidió radicarse en Buenos Aires: “Me parece que hay un punto de quiebre que fue el debate presidencial. Fue una exposición muy fuerte, incluso cuando me hice el chistoso y quise violar las reglas del debate y preguntar”, cuenta.

Noticias: Le permitió mostrarse desde otro lugar.
Luis Novaresio: Sí, totalmente y esta cosa de, dentro de los límites, poner un contenido que los obligara a contestar.

Noticias: ¿Qué le pasó en ese sentido con el reportaje que le hizo en “Debo decir” a Diego Maradona?
Novaresio: Fue toda una decisión de producción hacerlo, está clarísimo que era una apuesta frente a una mega súper estrella como es Susana (en su debut). Es muy difícil, tuvimos varios condicionamientos: el delay, no poder interrumpir; el que evidentemente Diego no estaba bien de salud y mi posicionamiento en determinados temas, porque yo no quería hurgar en algunas cosas. Mi idea era ir más por lo humano, él quería hablar de lo otro (se refiere a su disputa legal con Claudia Villafañe).

Noticias: Pero se había anunciado que Villafañe estaría en el living de Susana, ¿no fue obvio para ustedes que él iba a hacer lo suyo en ese espacio?
Novaresio: Lo teníamos totalmente claro y lo asumimos.

 

Ver más: 
– Más grieta entre periodistas: explotó la guerra Navarro – Sylvestre
– Grieta televisiva: C5N le ganó a TN durante el acto de Cristina Kirchner

 

Noticias: Fue un tema de rating.
Novaresio: ¡Obviamente! Pero aparte, ¿quién no quiere entrevistar a Maradona? Pero a mí me incomodó mucho lo que dijo, es complicado cuando le dice “ladrona” o “la chica que salió de Paternal sin saber cocinar”… era muy difícil de interrumpir, porque no nos escuchábamos y estaba empecinado, lo vi con dificultad para hablar. Todo eso conspiró para hacer la nota que yo soñaba.

Noticias: En los Martín Fierro calificó a la grieta como una estupidez.
Novaresio: Sí, la grieta es una estupidez funcional a los autoritarios y el mejor modo de no discutir ideas.

Noticias: ¿Cómo hace para no ser funcional?
Novaresio: Al menos lo intento. Yo voté a Macri, no enamorado de Macri, sino porque había un riesgo institucional en el sentido de que el kirchnerismo había instalado la idea de que el voto de las urnas te daba derecho a todo el poder, eso es bastante parecido a la autocracia. Ahora, la primera medida de Macri del nombramiento de los jueces de la Corte me pareció una ferocidad institucional, entonces hay que desembarazarse. Acá se instaló mucho el miedo, que si criticás a Macri estás siendo funcional a Cristina, mentira.

Noticias: ¿Lo tuvo usted?
Novaresio: ¡Sí! Me autocuidaba, nadie me lo había pedido.

Noticias: Autocensura.
Novaresio: ¡Cómo! El día de los jueces de la Corte, yo estaba reemplazando a Fantino en “Animales sueltos”. Entonces le pedí a Juan Cruz Ávila hacer un editorial y cuando lo estaba haciendo dije: “Uy, van a decir que soy K”, entonces me justificaba… es un disparate, si creo que fue un disparate jurídico. Lo que más me preocupa es que los periodistas nos hayamos hecho funcionales a la grieta.

Noticias: ¿Es verdad que le gustaría escribir una novela?
Novaresio: Siempre, todos los periodistas queremos trascender como escritores, queremos ser Emmanuel Carrère. Si vos me decís que puedo vivir de escribir una novela cada uno o dos años, firmo al pie.

Noticias: ¿Tiene el hábito de escribir?
Novaresio: Muy poco. Escribo por obligación. Ayer me encontré con uno de los editores de las editoriales más grandes y me dijo: “Hay que mandarte a alguien a tu casa, como un personal trainner que te exija y entregues”. Me da vergüenza mostrar lo que escribo, entonces es un lío.

Noticias: Hace unos meses falleció su madre y fue muy emotiva la vuelta a “Debo decir” cuando habló a cámara y contó que se sentía en estado de orfandad.
Novaresio: Sí, yo me sentía muy angustiado, desamparado, triste y no encontré la mejor explicación hasta que una médica en terapia intensiva me dijo: “Cuando te pasan estas cosas, te haces adulto”. A los 53, me hice adulto. Tengo muy poquita familia de sangre, estamos desperdigados por el mundo, eso es un shock emocional que, dada mi vergüenza y timidez, no iba a contar al aire. Le dije a la producción que, a lo sumo, iba a agradecerles a los médicos, que fueron increíbles. Y de golpe…

Noticias: Habrá sido una bisagra interna para alguien tan reservado y cuidadoso de lo propio.
Novaresio: Tremenda. Sabés qué pasa, mi viejo se murió de un infarto delante de mí, en el ´95. En el caso del proceso de mi vieja, en los últimos días, todo se mostraba irreversible y acompañé ese proceso, con veinte años más. Fue muy movilizador y se ve que alguna cosa funcionó para que dijera lo que tenía que decir. Y eso me trajo una oleada de afecto de gente insospechada, fue el último acto de generosidad de mi vieja.

En su historia hay una fórmula repetida: un espacio profesional ajeno que de pronto se vuelve propio. Así fue cuando entró a Canal 3 de Rosario después de presentarse a un aviso que decía: “Se buscan jóvenes universitarios con vocación periodística”. Eligieron a una mujer, pero quedó embarazada y lo llamaron a él, primer suplente. O durante el Mundial de Fútbol ´94, cuando faltó uno de los conductores del noticiero y le preguntaron si él tenía un saco. Tenía y se lo puso. Desde entonces, enfrenta las cámaras. O cuando vino a presentar un informe a “Hora Clave”, ese trabajo nunca vio el aire pero Mariano Grondona le ofreció quedarse. Como si la vida lo hubiera ido empujando a asumir riesgos. “Los analistas dicen que hay como un goce en la procrastinación, que es esto de postergar el placer propio, siempre el deber. El deber está siempre por sobre el placer”, analiza.

Noticias: Es muy interesante porque cerró su discurso de agradecimiento en los Martín Fierro hablando del deseo.
Novaresio: Sí, es que casi me hablaba a mí mismo (se sonríe), esta cosa de hay que ser más dionisíaco y menos apolíneo, como dice Nietzsche. Pero aparte he probado personalmente que el deseo de verdad construye, no el deseo idiota de voy a ganar el Quini, pero si tenés claro cuál es tu deseo y lo militás, es un cincuenta por ciento del camino.

Noticias: ¿Cuál es el suyo?
Novaresio: Mi deseo es hacer felices a los que amo y compartir esa felicidad. En lo profesional, elegí ser periodista y es una gran recompensa poder hacerlo y vivir de esto. Aparte como hijo de italiano, para mí siempre la tragedia está adelante, van a cerrar todos los medios y te vas a morir de hambre y de qué vas a trabajar.

Noticias: ¿Cuál sería la tragedia hoy?
Novaresio: (piensa) Quedarme solo, lo peor que me puede pasar en la vida. Y en lo profesional, quedarme sin laburo. Sé que me la voy a rebuscar pero tengo miedo a no poder pagar la prepaga, voy a estar más viejo, me va a costar mucho más…

Noticias: ¿Asusta el paso del tiempo?
Novaresio: Mirá, la muerte de tus padres te coloca en la primera línea de partida. No me asusta morir, soy bastante descreído de la vida eterna. Pero sí tengo miedo al sufrimiento.

Noticias: Tuvo una enfermedad que lo dejó al borde de la muerte, ¿cierto?
Novaresio: Sí, mucho no me gusta contarlo. Pasé por un trance en el que me dijeron: “Te podés morir”.

Noticias: ¿Qué edad tenía?
Novaresio: Soy un desastre con las fechas… 40 o 42. Gracias a Dios se superó, está todo bien, etcétera, etcétera. Me dio un sopapo de advertencia. Después volví a alienarme un poco con algunas cosas pero siempre está la presencia de “esto no es tan grave, lo grave es otra cosa”.

Noticias: ¿Le gustaría tener hijos?
Novaresio: Ya estoy medio viejo para algunas cosas. Hay ciclos naturales que no están del todo mal. Va a tener más un abuelo que un padre. Trasladarle el costo sin beneficio de inventario al que viene, no me parece del todo justo. Uno hace lo que puede en la vida.

Noticias: ¿Viene haciendo lo que más puede?
Novaresio: ¡Sí, yo soy un remador! Soy un tenaz.

Noticias: ¿Piensa que puede haber otro cambio en su vida?
Novaresio: Sí, la fantasía es que me voy a vivir a Roma.

Noticias: ¿Fue encontrando la felicidad donde pensó que estaba?
Novaresio: No. La mayor felicidad la he encontrado en los lugares más inesperados. Por eso, hay que dejarse llevar, ser menos previsor.

 

 

2 comentarios de “Luis Novaresio: “La grieta es funcional a los autoritarios””

  1. Te admiro Novaresio. Te sigo. Tu objetividad la celebro y tu seriedad en lo que escribes o dices, lo valoro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *