Libros / 13 de Agosto de 2017

“Lynch por Lynch”, carrera en zigzag

David Lynch. Editado por Chris Rodley. El cuento de plata, 350 págs. $ 420.

Por

★★★★ Hace unos meses, David Lynch volvió. Después de más de una década de filmar “Imperio” (2006) aterrizó de nuevo en la televisión, que él mismo había ayudado a cambiar con las dos temporadas de la serie “Picos gemelos”. Esta vez encajaba a la vez cómodo y extraño en un contexto primero subvertido y después rearmado por su influencia. Desconcertó y atrapó como tantas otras veces, en una extensa carrera con grandes zigzagues. Del delirio sofocante y genial de “Cabeza borradora” (su primer largo) al drama conmovedor de “El hombre elefante”. Del fiasco del mamotreto de ciencia ficción “Duna”, a la genialidad salvaje de “Terciopelo azul”. De los excesos y lujos de “Corazón salvaje”, o la oscuridad de “Carretera perdida”.

Tanto para quienes deseen entender cómo inventó el delirante capítulo 8 de la nueva temporada, como para quienes lo recorren con esmero desde siempre, estas entrevistas incluyen tesoros abundantes. Siguen un recorrido cronológico y van develando hasta qué punto Lynch se encaminaba más bien hacia las artes plásticas al principio, cómo se fue acercando al cine y hasta qué punto tenía un método seguro para saber qué hacer. Se lanzaba sobre aquella idea de la cual se enamoraba, a veces esperaba años para realizarla, o la emprendía enseguida, y a veces nunca. El libro es también una mina de datos, mecanismos y fastidios con el modo de ser de la producción hollywoodense.

A su alrededor se fue reuniendo un conjunto de técnicos, actores, músicos, amigos inesperados o diseñadores de producción. Lynch fue varias veces una figura de la cultura popular de estatura mítica. Aquí se reproducen sus tics de habla, la frecuencia con que se ríe, y un asombro propio semejante al que muestran ante él, ante el absurdo del medio o del público cinematográfico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *