Sociedad / 19 de agosto de 2017

Quién es Javier Naselli, el enigmático novio de Vicky Xipolitakis

Le recomendó a ella que cuando hablara de él lo llamara “un hombre de finanzas”. Mansión en Nueva York y caballos de polo.

Por

Caballos de polo, paseos por la Quinta Avenida, Ferraris de distintos colores. El estilo de vida que hoy lleva Vicky Xipolitakis (31) en Estados Unidos no pasa desapercibido. Ella transformó su vida: pasa sus días entre Nueva York y Buenos Aires. Lejos quedaron las peleas mediáticas y las temporadas de teatro. Hoy, “la Griega” se dedica a disfrutar los placeres de la vida en el país del norte, a aprender inglés y a jugar al polo. El responsable del vuelco de la ex vedette es el millonario Javier Naselli (52), con quien está en pareja desde hace unos meses.

“La convivencia se fue dando sola. Yo me adueñé de una habitación de su casa que no se usaba”, confesó la Griega. La relación creció a pasos agigantados desde el verano. Poco tiempo después Vicky se radicó con él en Nueva York y oficializó el noviazgo en el living de Susana Giménez, en julio. “Yo siempre soñaba con un príncipe y le pedí a las estrellas que me mandaran uno. Y así fue”, contó Xipolitakis en un reportaje a Caras. Sin embargo, su cuento de hadas esconde capítulos oscuros. Naselli estuvo implicado en una investigación por una supuesta maniobra ilícita con bonos en el 2013, que habría sido encabezada por el ex ministro de economía del kirchnerismo, Axel Kicilloff.

Negocios

Para los argentinos, Naselli es un desconocido. Su cara salió a la luz cuando saludó a su flamante novia en el programa de Susana Giménez con un frío beso en la mejilla. Pero este especialista de las finanzas es muy conocido en el ambiente bancario, ya que es ejecutivo del UBS Investment Bank y, según señalan quienes conocen este mundillo, es uno de los principales operadores de esa firma en el país. Desde esa posición, Naselli, no sólo se habría ganado la relación con importantes personalidades, como el ex ministro de Economía, Axel Kicillof, sino que también pudo realizar grandes negocios, algunos de ellos, denunciados ante la Justicia, aunque luego esta los desestimó. El expediente judicial denunciaba un pedido del Ministerio de Economía al Banco Central, en el 2013, para que este vendiera bonos a una serie de fondos de inversión y que a su vez estas operaciones se concretaran mediante el banco suizo UBS Investment Bank. Pero el juez federal Rodolfo Canicoba Corral no encontró pruebas suficientes para avanzar con el proceso judicial.

No es la primera vez que el UBS quedó envuelto en una situación similar, ya que estuvo a punto de perder la licencia en Estados Unidos por la gran cantidad de multas impuestas por el gobierno de Barack Obama a causa de supuestas prácticas ilegales.

Una anécdota que Vicky se encarga de contar alegremente y con la ingenuidad que la caracteriza es que su nueva pareja le recomendó que, en público, si le preguntaran por él, sólo dijera que es “un hombre de finanzas”. “Pero como yo no puedo seguir libretos o decir frases estudiadas, la primera que me mandé fue decir ‘Javier es muy tranquilo como buen hombre de fianzas que es’”, se rió la rubia por su blooper.

Buena vida

Vicky se muestra enamorada de su novio y encantada con su nueva vida, aunque asegura que no se inmiscuye en los asuntos laborales de su pareja. En una nueva etapa y dejando atrás su tormentosa relación con José Ottavis, la Xipolitakis versión neoyorquina disfruta la fortuna de su pareja, aunque asegura que para ella el dinero “no es lo más importante”. Porque, pese a que disfruta de yates, de comprar las marcas más importantes del mundo y otros tantos lujos, la Griega bromeó: “De mi novio sólo quiero que me llene de amor, que es lo primordial en mi vida. ¡También que me cumpla algunos caprichitos, eso está muy bien!”.

Entre las nuevas actividades de Vicky, a las que se volvió habitué, se encuentra el polo. El aristocrático deporte es una de las pasiones de Naselli, quien incluso tiene un haras en su mansión de fin de semana en Los Hamptons, una de las zonas rurales más exclusivas de Nueva York. “Javier juega muy bien y me puso un profesor para que yo aprenda”, contó la blonda quien aseguró que el mundo del deporte equino la hace muy feliz, porque así puede cruzarse con las celebrities de Hollywood: “La otra vez le prestamos un caballo a Madonna para que salte y yo se lo bañé”, contó.

Aunque hace menos de un año que están juntos, Naselli y Xipolitakis apuestan a su relación. A pesar de que no comparten habitación, ya viven juntos en Estados Unidos y mientras él sigue con su trabajo, ella asegura que trasnocha buscando un nuevo negocio al que dedicarse, mientras acompaña a su pareja a eventos sociales. Él le propone casamiento todos los días y se tatuó VJX (las iniciales de la pulposa rubia). Ella prefiere ir más lento y planea expandirse a nuevos horizontes, laborales y sentimentales. Rodeada de lujos, Xipolitakis mira el futuro sin preocuparse mucho por el pasado, en especial, el de su nuevo novio.

 

Comentarios de “Quién es Javier Naselli, el enigmático novio de Vicky Xipolitakis”

  1. AHHH…!!! LA VIDA PREMIA A LOS QUE SE SACRIFICAN, PARA LLEGAR AL PRÍNCIPE , PRIMERO SE TUVO QUE COMER AL BUFÓN DE LA REINA BATATA…!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *