Showbiz / 25 de agosto de 2017

Medio siglo de Café Concert: un revival con nostalgia y crítica política

Lino Patalano, uno de los productores que vivió la época de oro del género, le rinde homenaje con “Pelointensivo”, el unipersonal de Roberto Peloni.

Por

A 50 años del comienzo del café concert en el país, Lino Patalano, uno de los productores que vivió la época de oro del género, le rinde homenaje con “Pelointensivo”, el unipersonal de Roberto Peloni (versión actual de un Carlos Perciavalle, ganador del premio “Hugo de Oro 2015”, y protagonista de los últimos grandes sucesos del musical).

El espectáculo que estrenó hace una semana en el Maipo Kabaret tiene la impronta políticamente incorrecta del género, con comentarios polémicos y humor ácido, además del histrionismo de Peloni (el humorista de Morfi, en Telefe). “El café concert se animaba a decir lo que nadie era capaz de expresar sobre un escenario, un set de televisión o la pantalla del cine”, explica Patalano, situándonos en el contexto político de la época.

Génesis. Nacido a fines del siglo XIX en Europa, el café concert encontró en varias ciudades argentinas sus propios intérpretes y seguidores. “Yo también quería crear una nueva experiencia. Con un grupo de locos en septiembre de 1970 abrimos La Gallina Embarazada. En diciembre llegó El Gallo Cojo”, recuerda a NOTICIAS Lino Patalano, que en aquel momento trabajaba en el Teatro Regina.

“Eran shows que mezclaban música, humor, actuación, una suerte de pub en el que había un show. El espectáculo empezaba cuando el público llegaba. Lo que yo hice fue convertir el café concert en algo más teatral. Fui el primero en hacer unipersonales”, se otorga el actual dueño y director artístico del Teatro Maipo.Llegaron los espectáculos que ponían en la tarima a Cipe Lincovsky, María Rosa Gallo, Ross y Díaz, Nini Marshal.

Furor. Varios de los espectáculos que fueron éxito de aquellos años nacieron en La Gallina Embarazada y El Gallo Cojo, que el responsable del Maipo llevaba adelante. También varios artistas encontraron jóvenes allí su trampolín a la popularidad. Y aquellos que ya tenían una carrera se renovaron.

“El café concert era el primer paso para después llegar a otra dimensión”, dice, y enumera de memoria: “Eddha Díaz vendía 80 entradas en El Gallo Cojo y pasó a cortar 980 tickets en cada función de El Nacional. Carlos Perciavale reunía a 300 personas en el Margarita Xirgu para luego llenar el Gran Splendid, con 1057 butacas de capacidad. Les Luthiers salió de La Cebolla, Nacha Guevara empezó en La Gallina Embarazada para 70 espectadores, Susana Rinaldi era actriz en La Botica del Ángel y luego explotó”.

Estrella. Rindiendo tributo a ese género, con nostalgia pero aggiorando, la semana pasada, en el Maipo Kabaret, tuvo su estreno “Pelonintensivo”, una propuesta que tiene a Roberto Peloni (el humorista de “Morfi”, en Telefe) como único protagonista y que, a la vieja usanza, combina humor, música y actuación en un reducto pequeño, con cuatro sillas por cada mesa y con una proximidad en la que todo se ve. Son cinco personajes los que aparecen a menos de un metro de los espectadores, en un ambiente íntimo que busca complicidad.

“No es un revival sino una nueva oportunidad”, asegura Patalano, que vio en el actor -ganador de un Premio Hugo de Oro como actor y creador de La Parca, parte del elenco de The Rocky Horror Show, Shrek, Obra de Dios, todas presentadas en el Maipo- una posibilidad de volver a apostar al género.

“Crecí mirando en la televisión a Gasalla, Perciavalle, los especiales de Enrique Pinti, Tato Bores. Ese universo de humor político fue la semilla para mi. No vengo de una familia que fuera al teatro, por eso era lo más cercano para mi”, cuenta a NOTICIAS Peloni.

Revival. En la etapa de preproducción, la dupla evaluó los nombres de Enrique Pinti y Antonio Gasalla para que escribieran o dirigieran la obra. Pero finalmente descartaron esa opción para buscar una renovación: “Son geniales pero no queríamos hacer un revival del café concert del pasado, buscábamos aportar algo nuevo”, cuentan.

Peloni escribió el libro junto a Sebastián Meschengieser, a cargo de los contenidos de “Morfi, todos a la mesa”, el programa en el que el actor lleva el segmento de humor y en donde nacieron algunos de los personajes que ahora llegaron al teatro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *