Economía / 28 de agosto de 2017

Los gobernadores débiles y las tres opciones económicas de Macri

El Gobierno aprovecharía para ajustar los déficits provinciales, pero enfrenta riesgos en sus propias cuentas.

Por

El presidente de la Asociación de Presupuesto (ASAP), Rafael Flores, considera que la victoria oficialista a nivel nacional “le permitirá al Gobierno continuar con algunas políticas que en los últimos tiempos se habían puesto en duda, como la reducción de los subsidios a la energía y al transporte”. Además observa que la derrota de diversos oficialismos provinciales debilita la liga de gobernadores y su capacidad de reacción ante las reformas que planea el Gobierno, como la baja de Ingresos Brutos, la ley de coparticipación de impuestos, el Fondo de Reparación Histórica del Conurbano y la ley de responsabilidad fiscal, que establece restricciones al gasto de las provincias. Incluso, Flores contempla la posibilidad de que esta última norma avance en el Congreso antes de las elecciones de octubre.
“De acá a octubre no es de esperar que haya muchas novedades. Las finanzas seguirán de fiesta”, opina Francisco Eggers, profesor de la Universidad de La Plata. Su temor es después de octubre: “Depende de qué es lo que haga el Gobierno. Podría tomar uno de estos tres cursos de acción, o uno intermedio: a) seguir como ahora, b) emprender un ajuste gradual o c) emprender uno drástico. Si sigue como hasta ahora, no llega a las elecciones de 2019 sin turbulencias. Creo que se van a dar cuenta de eso. Por los antecedentes, no creo que emprendan un ajuste drástico. Más bien creo que tratarán de hacer uno gradual, tratando de demostrarles a los mercados que están cambiando el rumbo, que por ahora es de colisión, pero al mismo tiempo tratando de tener el menor ruido político posible, con lo cual no se apartarían del todo del rumbo de colisión. Puede ser que los mercados tengan la paciencia y la profundidad de bolsillo para seguir financiando al Gobierno, pensando en que el ajuste más profundo lo harán a partir de fines de 2019. Pero también es posible que las turbulencias aparezcan de cualquier modo y obliguen al Gobierno a emprender ese ajuste”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *