Salud, Sociedad / 30 de agosto de 2017

Veneno natural: Adelgazar a cualquier precio

Sustancias “mágicas” que prometen ayudar a bajar de peso y son un riesgo para la salud.

Por

Nada mejor que “lo natural”, reza el salmo laico que domina las primeras décadas del siglo XXI. Y así, con una creencia que es casi fe religiosa, muchas personas confían en que alimentándose de frutas, semillas, hortalizas y polvos hechos de “sustancias no industrializadas” alcanzarán el ideal estético del momento: estar lo más delgados posible.

Pero si la naturaleza no es siempre inofensiva, mucho menos lo son ciertos productos que los seres humanos fabrican a partir de ella. El ejemplo más reciente es el de una mujer mendocina (Julia Córdoba, de 36 años) que murió luego de agonizar durante 50 días. Julia había ingerido una semilla cuyo consumo está prohibido en la Argentina, pero que es promocionada en sitios de internet y herboristerías como un arma casi mágica para enflaquecer.

Quienes comercializan la “nuez de la India” aseguran que ayuda a bajar de peso muy rápidamente, disminuir el colesterol, la celulitis y las ansias de fumar, y que mejora la piel y la musculatura. La realidad: tiene efecto laxante y diurético, trae molestias estomacales, dolores musculares, desnutrición, deshidratación y, a veces, la muerte. De acuerdo con los médicos que trataron a Julia, la mujer llegó a ese estado de gravedad como consecuencia de una diarrea impiadosa que terminó en un fuerte descenso del potasio y en una descompensación cardíaca fatal.

Magistrales

En octubre del 2016, la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal anuló el sobreseimiento a un médico especialista en estética imputado por homicidio imprudente por mala praxis. El médico le había recetado a un paciente obeso una receta magistral sin hacerle estudios previos. Después de tomar la preparación durante una semana, el hombre murió en horas, mientras dormía, debido a una falla cardíaca. Las pastillas que había ingerido contenían cafeína y levotiroxina; ambas, aún en dosis terapéuticas, pueden desencadenar fallas a nivel cardiovascular y edema agudo de pulmón.

Hace dos años, una muy bonita chica británica, Eloise Aimee Parry, se quemó por dentro, literalmente, cuando consumió ocho píldoras para adelgazar que compró por internet. Las pastillas tenían una sustancia muy tóxica llamada dinitrofenol o DNP, producto químico industrial contra el cual no hay antídoto.

Marketing engañoso

Un monstruo empresarial como Herbalife tiene fantasmas, muchos. Aunque quienes consumen sus productos piensan que están hecho de sustancias inocuas (por eso de ser “naturales”), lo cierto es que los preparados para bajar de peso conllevan varios peligros. De acuerdo con estudios científicos, Herbalife contiene mucha cafeína: personas que toman estos compuestos han descripto que se sienten cansadas, ansiosas, nerviosas, temerosas. Además incluyen cantidades de plomo superiores a las permitidas por las leyes. Un tercer ingrediente cuestionable es la efedra, que puede causar psicosis, temblores, cálculos renales, presión arterial alta, sudoración, taquicardia, daño al corazón y otros órganos. Se la ha relacionado con accidentes cerebrovasculares, convulsiones y muerte.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *