Personajes / 6 de septiembre de 2017

María Zamarbide: “Trabajar con Suar era el sueño de mi vida”

Es la contrafigura de Julieta Díaz en la película “El fútbol o yo”. Pasión por el surf, budismo, búsqueda interior y la actuación.

María Zamarbide | Fotos: Juan Ferrari.

María Zamarbide cuenta que prefiere presentarse a los castings a cara lavada, así como es: una mujer de nariz y ojos grandes que puede ir para un lado o para el otro, depende la ocasión. Para qué producirse si es actriz y desea que le lleguen papeles distintos de los de “la rubia sexy”. Así, sin una gota de maquillaje, se quedó con el papel de Mechi, la que amenaza la pareja de Adrián Suar y Julieta Díaz en “El fútbol o yo”, el film de Marcos Carnevale.

Noticias: Dice que ser linda ayuda, pero que sintió que tenía que demostrar que, además, actúa.
María Zamarbide: Sí, y más que eso. Es: “Hola, qué tal, no soy idiota”. Igual eso fue cuando era chica, ahora yo sé lo que soy, sé lo que valgo, no tengo que explicar nada. Eso es cuando uno necesita que lo vean de una u otra forma. Hoy soy lo que construí.

Es actriz, modelo, cantante, surfer y budista. Aunque su identidad más acabada parece ser la de una inquieta buscadora. Cuenta la leyenda que dejó su Necochea natal para estudiar Bellas Artes en Buenos Aires. Hasta que empezó a trabajar como modelo publicitaria y a ganar muy buena plata. Entonces pensó que podría aumentar sus dotes naturales si estudiaba actuación. Y las tablas la embrujaron. Primero fueron las del teatro, luego serían las de surf.

Noticias: ¿Es cierto que le da mucha importancia a la vida espiritual?
Zamarbide: Sí, el trabajo está buenísimo, siempre y cuando no afecte mi ser.

Noticias: ¿En algún momento le impactó negativamente?
Zamarbide: Hay situaciones que sí, muchos celos, mucha envidia, muchas cuestiones de poder, sexo, ya sabemos cómo es el medio.

Noticias: No, cuéntenos, ¿cómo es?
Zamarbide: (Se ríe). Bueno, a veces es complicado siendo mujer, no por nada estamos con todos los problemas que estamos, como el “Ni una menos” y la violencia de género.

Noticias: ¿La convocan esas causas?
Zamarbide: Sí, a mí me conmueve lo que pasa en el mundo, me conmueve el débil, siempre estoy tratando de entender y colaborar. Por eso me fui con mi cámara a Israel y estuve haciendo un documental sobre el conflicto con Palestina.

Entre “Un amor en tiempos de selfies” (2014), film que protagonizó junto a Martín Bossi, y “El fútbol o yo”, hizo las valijas y se fue a Francia. Por entonces, estaba de novia con un cantante de ópera, volvió a hacer campañas de publicidad, estudió actuación y se le animó a Israel. Tomaba el avión cuando tenía ofrecimientos en Argentina –estuvo en “Estocolmo, identidad perdida” (la primera serie argentina para Netflix) y “Las tres esposas de Wilson Fernández” (TV Pública)– y luego retornaba a París. Despojada, aclara: “No sé si ´volví´ al país, estoy acá”.

Noticias: Muchos temen abandonar lo que consiguen, usted va y viene. ¿Nunca se obsesionó con ver su nombre en las marquesinas?
Zamarbide: Si me hubiera obsesionado, hubiera ido por otro camino. Hay mil atajos, el sexo es un atajo, el quilombo es un atajo y yo todo el tiempo tengo acceso a esos dos lugares. El tema es cuánto dura y cuánto uno es feliz. Yo trabajo todo el tiempo en mí, no es que soy un maestro zen que va por la vida levitando, pero a mí me dijeron: “Mirá esta manzana roja divina, comela, quédate en esta comodidad” y yo dije: “No”. Soy profunda, quiero saber todo.

Noticias: ¿Cómo llegó a ser parte de “El fútbol o yo”?
Zamarbide: Fui a hacer un casting, ni sabía para qué era.

Noticias: Lo mismo dijo del casting de “Un amor en…”. Esa mujer tan atenta a su interior, ¿pierde contexto?
Zamarbide: (Se ríe). Sí, a veces sí. Las grandes cosas que hice laboralmente fueron de casualidad, inesperadas. Yo voy medio así por la vida (se ríe), de hecho hice la película yendo y viniendo a Necochea, porque hago surf.

Su pasión por el surf empezó en 2008 en México. Llegó allí contratada por una agencia de modelos pero después de la experiencia negativa del primer casting, decidió que se ganaría la vida de otra forma. En un bar muy cool del DF, vio un cartel: “Se buscan bandas en vivo”. Estaba con una amiga (Julia) que tocaba la guitarra, así que encaró y se presentó como integrante de una banda que tocaba tangos y que se adaptaba a lo que el público pidiera. En ese instante, bautizó al grupo como “Una tal Julia y yo”. Poco después, otros restaurantes se peleaban por contratarlas. Así conoció a dos músicos que formaban parte del movimiento zapatista y terminó cantando para el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). “Fue increíble, imagínate, estaban todos los militantes y nosotras con nuestro humor, que no tenía nada que ver”, cuenta. En los dos años que duró la banda, recorrió las playas de Oaxaca y comenzó su romance con el surf. “Vivimos un tiempo en una casita frente al mar en Puerto Escondido. Para hacer surf tenés que tirarte al vacío, como cuando te parás en el escenario”, describe.

Noticias: ¿En el amor tuvo revolcones fuertes?
Zamarbide: Ufff, un montón.

Noticias: ¿También se entrega sin medida?
Zamarbide: Sí, me entrego y siempre confío, yo no quiero dejar de confiar.

Noticias: ¿Está en pareja?
Zamarbide: Sí.

Noticias: ¿Sabe lo que se dice?
Zamarbide: ¿De qué? ¿Qué se dice?

Noticias: Que sale con Adrián Suar. ¿Es la nueva novia de Suar?
Zamarbide: No, ¿en serio se dice eso? No, no sabía, guau, ¿quién dice eso? Estoy re agradecida, mi sueño era laburar con él.

Noticias: ¿Por qué?
Zamarbide: Desde que vi “Un novio para mi mujer”, mi sueño fue laburar con Suar y con Taratuto. Igual con Carnevale, fue increíble.

Noticias: ¿Qué pasó cuando se enteró de que iba a actuar con Suar?
Zamarbide: Casi me muero, estaba re asustada. Pensá que si a Suar no le gustaba… Yo decía: “¿Tengo que actuar con la persona que me contrata?”. Es mucha presión.

Noticias: ¿Y cómo fue la experiencia?
Zamarbide: Él es un buena onda que está más allá de todo, fue un amor, fue súper relajado. Yo no estaba relajada (se ríe).

Noticias: ¿Con quién está en pareja? ¿Es del medio?
Zamarbide: De eso no quiero hablar. Es algo mío, está recién empezando. Son esas cosas que para uno son importantes.

Noticias: ¿Qué se propone lograr?
Zamarbide: Quiero ser feliz, donde esté. Y como artista, me gustaría protagonizar una comedia romántica.

Noticias: Quizás ahora tenga más llegada en Pol-Ka.
Zamarbide: ¡Ojalá! Si fuera “Un novio para mi mujer 2”, sería genial (se ríe).

 

Valeria García Testa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *