Sociedad / 7 de septiembre de 2017

Sin avances: la investigación por el homicidio de Luis Emilio Mitre

El menor de los cuatro hermanos fue asesinado en su departamento de Recoleta, en vísperas del año nuevo 2006.

La causa por la muerte de Luis Emilio Mitre está radicada en el Juzgado Criminal y Correccional número 32, a cargo de Santiago Quian Zavalía desde marzo del 2011. Es el tercer juez interviniente por cambios en la titularidad del tribunal (los anteriores fueron Ricardo Pinto y Carlos Bruniard).

El gran problema que tuvo la investigación es que cuando se le dio intervención a la policía, la escena del crimen había sido muy “manoseada”. Tras el hallazgo del cuerpo por parte de la empleada doméstica y el psicoanalista de la víctima, sus tres hermanos y sus respectivas parejas estuvieron reunidos en el departamento, junto al muerto, por unas cinco horas, antes de dar aviso del asesinato.

La primera linea de investigación apuntó a vinculaciones sexuales de Mitre (desde taxi boys a supuestos amantes). De hecho, los imputados pertenecen a ese entorno: Tomás González y Maximiliano García Galarce. Un tercer imputado, Gaspar Chiappetta, falleció. Pero las pistas se fueron diluyendo y cobró fuerza la idea de un crimen por encargo. Venganza, disputas por herencia y el control del diario, además de cuentas bancarias compartidas con familiares reemplazaron la hipótesis inicial. Pero a once años de la muerte violenta, los tiempos judiciales se siguen dilatando.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *