Sociedad / 8 de septiembre de 2017

Carta abierta de un ex alumno del colegio Newman a Macri

Rufino Varela, el ex estudiante de la institución que denunció haber sido víctima de abuso se puso a disposición del presidente para colaborar en la lucha contra el abuso sexual y el maltrato infantil.

Fachada del colegio Cardenal Newman, en Boulogne, San Isidro.
Fachada del colegio Cardenal Newman, en Boulogne, San Isidro.

Rufino Varela, el ex alumno del Colegio Cardenal Newman que denunció haber sido víctima de abuso sexual  por un cura de la institución,  escribió una misiva al presidente ofreciendo su “colaboración” con el gobierno. 

Carta Abierta al Presidente de la República Argentina
Ing. Mauricio Macri

De mi consideración:

Sabiendo que tenemos amigos o conocidos en común, me hubiera atrevido a tratarlo de “Vos”, de no ser porque estoy convencido que lo primero que debemos recuperar los argentinos es el respeto a la investidura Presidencial.

A pesar de la poca diferencia de edad, no recuerdo haber compartido recreos o actividades con Ud., en el mismo colegio donde fuéramos alumnos.

Desde el 30 de Diciembre pasado, distintos medios, periodistas y personas comunes han intentado equivocadamente “salpicar” al Gobierno con mi caso y el de otros ex alumnos del Colegio Cardenal Newman de la Congregación Christian Brothers.

En estos últimos meses y por respeto a un tema tan delicado que no reconoce edades, cultura, religiones o ideologías, he evitado referirme a temas políticos para no ofender a quienes pudieran pensar distinto pero hoy siento la obligación de hacerlo.

Aunque lo he aclarado varias veces, Ud. ha sido uno de los “disparadores” importantes para que me decidiera a involucrar en esta lucha, cuando en diciembre de 2015, apenas electo Presidente, le pidiera al Newman que no modificaran el “Escudo tradicional del León” en su propio honor, como lo habían propuesto.

Su actitud humilde y sincera fue muy respetuosa con los tiempos que se estaban viviendo en el país y sin duda me inspiró a sumarme al cambio.

En ese mismo momento, entendí que debía empezar esta lucha contra la hipocresía y los silencios de la sociedad, sin importar el costo que pudiera pagar por ello.

Con la llamada del Papa Francisco en febrero de 2017 terminé de entender que no estaba equivocado.

Le aseguro que cada día que me escribe o llama una persona para contar su caso pienso en Ud. y en el Papa Francisco y le confieso que incluso imagino algo que muchos argentinos esperamos desde el primer día de su Pontificado.

En el 2015 lo voté como presidente y, entendiendo que entre todos podemos ayudar a encontrar el camino correcto para una nación unida y en paz, a pesar de errores y/o problemas, he vuelto a confiar en ud. y en su equipo de gobierno. Tengo el enorme compromiso de respaldar y defender su gestión hasta el final de su mandato, desde el lugar que pueda.

Mi lucha contra el abuso sexual y maltrato infantil empezó siendo privada y personal pero hoy es pública y principalmente, por los demás. Por otros ex alumnos del Newman y de distintos colegios públicos o privados. Por gente conocida y desconocida. Por personas que en este momento están siendo abusadas y/o maltratadas y/o por aquellas que después de décadas aún no han podido romper sus silencios.

Desde la paz, el perdón y sobre todo desde la prevención pero siempre creyendo en la Justicia quiero dar una lucha sin cuartel contra el abuso sexual y maltrato infantil.

Tal como se lo he expresado a principio de año al ex ministro de Educación Esteban Bullrich, estoy dispuesto a colaborar con su Gobierno, en caso que lo requieran.

El sábado 12/8/17, se emitió una nota que me hicieran en el Programa Cámara del Crimen. Debería haber salido el sábado anterior pero fue postergado para poder cubrir el aberrante asesinato de la joven Anahí Benitez.

Esa entrevista fue la última que decidí dar a medios nacionales para hablar sobre el Cardenal Newman y los Christian Brothers.

Después de varias semanas de investigación y colaboración con la agencia de noticias Associated Press, en el día de hoy, mi caso y el de otros ha sido publicado en los principales medios internacionales para conocer la verdad y para ayudar a otros a romper sus silencios.

Por respeto a todas las personas que me apoyan y por quienes han pasado por experiencias de Abuso Sexual o Maltrato Infantil, continuaré este nuevo desafío junto a los que quieran o puedan sumarse a través de Del Abuso al Abrazo.

Quedo a su entera disposición,

Atentamente,

Rufino Varela

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *