Sociedad / 9 de septiembre de 2017

Cómo se vive la grieta por Santiago Maldonado en El Bolsón

Violencia, miedo y ruptura social entre quienes atacan o defienden al joven desaparecido.

Por

La escuela secundaria ESRN 48, de El Bolsón, donde maestros y alumnos debaten sobre la desaparición de Maldonado.

El Bolsón ocupa en el imaginario el lugar del valle bucólico poblado por herederos de la cultura hippie dedicados a la agricultura orgánica de frutas finas, las artesanías y la inigualable cerveza que cocinan entre clases de yoga y meditación. Pero hoy y aquí, ese imaginario es una apariencia que apenas logra ocultar una fractura social que no es nueva ni por mitades, pero que se agravó a niveles de tensión inhabituales.

La supuesta desaparición forzada de Santiago Maldonado (según la carátula del expediente), durante un operativo de la Gendarmería Nacional, produjo alineamientos que replicaron los preexistentes y que confrontan en las redes sociales, en los bares, los trabajos, las paredes y las escuelas.

“Están tirando demasiado de la soga”, amenaza el posteo en un perfil de Facebook que cuestiona los reclamos por Maldonado. Otro exige: “Ahora que pasaron las elecciones ya pueden hacer aparecer a ese hippie mugriento”. El tono violento y confrontativo no solo se manifiesta en las redes. También puede calentar el diálogo ocasional.
A la noche, en la Rotisería, un poco bar y un poco restaurante, donde los parroquianos se conocen mutuamente las costillas, un comensal hace zapping y se detiene en TN. “Sacá eso, son unos mentirosos que ensucian al pibe Maldonado y bancan a la Bullrich inventando basura”, se queja uno. El poseedor del control remoto refunfuña por lo bajo y pone C5N: “Tomá, ahí tenés el canal de la yegua. Te van a decir lo que vos querés:  la culpa es de Gendarmería, (Mauricio) Macri, (Joe)  Lewis y los marcianos. Pero los mapuches de mierda me cortan la ruta cada dos por tres”, contraataca el operador televisivo.
Aquí, Santiago Maldonado es una presencia insoslayable. Por todos lados hay grafitis con la pregunta de su paradero y al menos una vez por semana hay multitudinarias marchas en reclamo de su aparición con vida que pasan por el Casino de suboficiales de Gendarmería.
Enfrentados. El Bolsón es un lugar donde se cruzan universos que coexistieron hasta que la llegada del magnate inglés Joseph Lewis, hace 20 años, tensionó la vida cotidiana y produjo básicamente dos bloques.

Por un lado, una élite de negocios que conduce el comercio, bienes raíces, turismo, construcción y medios de comunicación, quienes se identifica con Lewis y sueña con un Bolsón turístico, cosmopolita, con countries y barrios al estilo de San Martín de los Andes o Villa La Angostura.

Por el otro, los originarios o migrantes internos llegados para un cambio de vida, campesinos dedicados a la agricultura orgánica y al turismo sustentable, profesionales independientes y artesanos que militan una idea de modernidad alejada de los grandes negocios y ligada a la preservación de la tierra y producción de cultura.
Entre los tantos subgrupos de este último universo habitaba Santiago Maldonado, tatuador, ambientalista, transhumante con sueños de una sociedad igualitaria. En El Bolsón se relacionó con artesanos y fugazmente con un pequeño grupo de anarquistas que le brindaron cobijo en una cabaña ubicada en una toma de tierras a la vera del río Quemquemtreu.

Quienes lo conocen, entienden que en esa búsqueda de otro mundo se allegó hasta las comunidades mapuches cuya cosmovisión está centrada en la interrelación con la tierra. Pero también, que cuestiona a la sociedad y se pone al margen de ella. “Los adolescentes son los que más están sufriendo esta situación, perciben esa tensión y les hace daño: temen que les pueda pasar lo mismo”, explicó a NOTICIAS la directora de la Escuela Secundaria 48, Flavia Scallia. En su escuela asisten hijos de policías, gendarmes, comerciantes y artesanos, entre otros. Allí, trabajan la desaparición de Maldonado.

“Tratamos de que la escuela sea un ámbito para procesar esta situación, un espacio de contención y expresión que les respete su identidad y diversidad. Aquí pudieron debatir y procesar sus diferencias democráticamente con respeto e igualdad de derechos”, detalla Scallia.

Ello permitió que, en un pueblo  atravesado por un conflicto profundo, los estudiantes encontraron la forma de construir puentes. A través de sus organizaciones, esta semana pidieron a las autoridades realizar “Jornadas por la Paz”. Y ya están trabajando en eso, mientras la entrada de la escuela exhibe el cartel con la pregunta ¿Dónde está Santiago Maldonado?”.

 

7 comentarios de “Cómo se vive la grieta por Santiago Maldonado en El Bolsón”

  1. Jovenes , hay amenaza al Presidente , de un tiro en la frente , y la marcha de los defensores , de cualquier cosa , porque no convocan , a una marcha nacional , en defensa del Presidente , que fue elegido en la Democracia.
    Un abrazo.

  2. CUANTO CUESTA A CADA ARGENTINO ESTA PAPARRUCHADA, ALGUNOS VOTARON AL CUETE, AHORA ESTO????? HACE AÑOS QUE TOMARON TIERRAS DE BENETTON, DE OTROS ARGENTINOS NOOOOOOOOOOO, QUE RARO, DEJEN LOS PERIODISTAS Y EL GOBIERNO DE GASTAR NUESTRO DINERO.

  3. TIENEN RAZO LOS ADOLESCENTES YA PASO EN OTRO MOMENTO DE NUESTRA HISTORIA LES PUEDE PASAR LO MISMO NO SE RESPETA LA DEMOCRACIA NO SE BAJA LINEA COMO CORRESPONDE COMO TE EXTRAÑO RAUL ALFONSIN

  4. Puede haber tanta división en el país? Hay millones de personas ( yo soy uno de ellos)que ni sabían que existían aún los Mapuches en esa zona y menos la calidad de habitantes de El Bolsón.Seguro que los políticos, periodistas y ¡los mediáticos también opinan! que tanto hablan no tenían idea…Pero ahora que ¡APAREZCA SANTIAGO!!!!!

  5. SE supone que LA DIRIGENCIA POLITICA debería dar muestras de EJEMPLARIDAD poniendo LIMITES a la confrontación especulativa. Es muy triste ver a encumbrados dirigentes y CANDIDATOS7AS, atizar aún mas la discordia, con el solo hecho de desgastar al “enemigo” no al COMPATRIOTA con el que está compitiendo en elecciones “democráticas”. Nuestro país es de CABOTAJE y de vuelo bajo,no es casual,QUE LA FALTA DE VISION haga que todos los días nos despertemos con la incertidumbre de ¿Qué país nos encontraremos hoy? ¡A ESOS DIRIGENTES LES IMPORTA UN BLEDO LOS NIÑOS DE HOY, LOS DE MAÑANA Y LOS DE PASADO! Eso explica el PORQUE DEL FRACASO ESCOLAR, la ruptura social y LA POBREZA CRONICA. ¡DEJEN DE SER MEZQUINOS Y MISERABLES POR ALGUNA VEZ EN LA VIDA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *