Costumbres / 15 de septiembre de 2017

Diseño joven: qué piensan de la industria los creadores del futuro

Una nueva generación de autores copó las pasarelas. Dólar, “fast fashion”, celebrities e identidad propia.

Por

Entre pasarelas, música, celebrities, modelos y puntadas finales, pasaron quince de los días más agitados para el mundo fashion en Argentina. A la vuelta del BAFWEEK (cuya ausencia se sintió la temporada pasada) se sumó una nueva edición del Designers BA (con American Express como flamante main sponsor). Estas dos destacadas semanas de la moda estrenaron nuevos nombres en el siempre creativo universo de la indumentaria argentina. ¿Quiénes son los diseñadores que están en camino de posicionarse fuertemente en la industria? ¿Cuáles son los desafíos del mercado para estos jóvenes emprendedores? ¿Cuáles son las dificultades que la economía y la industria local plantea a los que quieren montar su propio emprendimiento? ¿Cómo Instagram se convirtió en la nueva forma de instalar pequeñas marcas de autor que luego son elegidas por los famosos más cool?

En esta nota conversamos con los creativos de seis etiquetas muy jóvenes: Alen, House of Matching Colours, Nous Etudions, Mis Íntimos Amigos, Juan Hernández Daels y Dubié. Objetivos, dificultades y sueños de los autores de indumentaria con más futuro de la Argentina.

Puntadas con hilo

En un mercado altamente competitivo, todos los diseñadores coinciden en afirmar que la mejor forma de instalarse es a través de un diferencial que genere una identidad y destaque al diseño de autor de las grandes marcas. “Es importante tener una identidad y conservarla, ser muy fiel a ella y que el mercado no te haga pegar volantazos con el espíritu de lo que vos querés comunicar, pero también hay que generar un producto que la gente se quiera poner”, afirma Carmen Alen, de 28 años. Consecuentemente con eso, Sebastián Raimondi de “Mis Íntimos Amigos”, una marca de indumentaria masculina que viene trabajando desde 2010, agrega que “las etiquetas masivas son las que venden y cuando vas más allá es complicado”.

Para Agustina Dubié, que en 2012 volvió a la Argentina después de adquirir experiencia en Europa, el público que consume diseñadores contemporáneos está creciendo lentamente, y si bien la gente está muy acostumbrada a ir al shopping y comprar las propuestas más másivas, cada vez a más consumidores les importa diferenciarse.
Uno de los principales problemas que se plantean es el económico, Raimondi afirma que fabricar en Argentina con buena calidad no es barato. “Hoy no estamos competitivos”, afirma. Carmen de Alen agrega que tiene que ver con que las reglas de juego en el país cambian todo el tiempo: “De repente se apuesta a la industria nacional, de repente no. Si viene H&M no sé qué puede pasar.

También sucede que el dólar influye en cada temporada. Suben, bajan los precios y es difícil conseguir insumos”. En ese sentido, Romina Cardillo, diseñadora de Nous Etudions, cree que si la industria acompañase el crecimiento del mercado de autor, se podría contar con materia prima más interesante.

Para combatir estas adversidades, muchos de los jóvenes diseñadores se reúnen para generar cosas nuevas. El año pasado se creó United Creators, un grupo integrado por Nous Etudions, Alen y Blackmamba, entre otros: “Me parece que la generación anterior era muy de competir. Esta generación viene más por el lado del amigo”, sostiene Carmen Alen. Agustina Dubié y Paula Selby Avellaneda de House of Matching Colours también creen en la importancia de la camaradería: “nos reunimos y tenemos charlas acerca de cómo dar vuelta esta situación e intentamos unirnos”. Por su parte, Sebastián Raimondi agrega que “hay que dejar de mirar lo que hace el otro de mala manera. Tenemos que juntarnos para salir adelante”.

De redes y famosos

Instagram se convirtió en la red social más utilizada por los jóvenes diseñadores para mostrar su trabajo: “Creo que el 90% del posicionamiento de una marca se hace por redes, más que nada por Instagram”, sostiene Carmen Alen. Agustina Dubié asegura que la difusión es uno de los grandes desafíos porque la mayoría de las veces la gente no consume porque no conoce y gracias a las redes sociales hay un ida y vuelta más rápido: “tenés una relación cercana con el consumidor y con nuevos consumidores”.

Estas marcas emergentes son elegidas por muchos famosos, ya sea para usarlas como para formar parte de ellas. Nous Etudions presentó una colección cápsula diseñada por Benito Cerati. “Me gusta mucho la libertad con la que se maneja en su vida tanto artística como personal”, afirma Romina Cardillo. Agustina Cherri es otra de las famosas cool que eligen esta marca.

Los famosos fashionistas que acompañan a “Mis Íntimos Amigos” son Diego Ramos y Nazareno Casero. ”La marca se instaló de boca en boca y algunos famosos nos buscaron porque ofrecíamos algo que otros no”, dice Raimondi.

Uno de los desfiles más convocantes fue el de Alen, en el cual desfilaron reconocidas modelos de los ’90 como Mariana Arias, María Vázquez y Nicole Neumann: “Se me ocurrió la idea un poco por la esencia de la colección, porque está inspirada en los fines del ’90, principios del 2000, es millenial. Y también porque la marca rinde culto a los íconos de la indumentaria”, expresa la diseñadora.

Verano 18

Marcas como Alen y Nous Etudions apuestan a un estilo “no gender”, no es ropa pensada para hombres o mujeres, sino que se juegan por un look andrógino, con prendas oversize. Romina Cardillo, de Nous cree mucho en que la ropa tiene que ser algo que no dependa del género, sino del uso y la necesidad, Carmen de Alen afirma que el argentino es un mercado que tiene una visión machista sobre el cuerpo de la mujer (cómo tiene que ser el escote, cuán apretada tiene que ser la ropa) y su visión está lejos de eso. Paula de House of Matching Colours apostó a una colección más romántica y al “verano más divertido de tu vida”, mientras que Agustina Dubié busca con su marca “hacer exquisito algo muy cotidiano”, enfocado en la calle y en la actualidad. Para Juan Hernández Daels, un diseñador con presencia en el exterior, “todo lo que es prenda ya está bastante diseñado, pero sí se puede plantear una nueva historia” y propone una colección con colores y estampados, innovando en la utilización de las telas.

Por el lado de la indumentaria masculina, Sebastián de Mis Íntimos Amigos, cree que el hombre está atravesando un cambio de paradigma, en el que le da más importancia a la moda y el cuidado estético.

Entre nuevas tecnologías, la readaptación de lo viejo y la innovación en el diseño, estos jóvenes emprendedores buscan aportar a una industria nacional en la que la creación pisa fuerte, pero todavía no llegó al despegue total. Tal vez esta generación logre producir y proyectarse mucho más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *