Restaurantes / 15 de septiembre de 2017

Casa Lucca, para hacerse devoto

Ubicado en una casa de arquitectura art deco remozada con muy buen gusto, en su interior tiene aires de rotisería de antaño.

Por

Los porteños solemos ser pajueranos en nuestra propia cuidad. Hacemos los mismos circuitos, frecuentamos los mismos barrios, y un día aterrizamos, por ejemplo, en Villa Devoto, y se nos cae la mandíbula. ¡¿Cómo no conocíamos este lugar tan divino?! Es el barrio con más árboles de la Capital y tiene una arquitectura, en gran parte protegida, que vale la pena admirar. Ahora, además, con la apertura de varios restaurantes, bares y heladerías, se ha convertido en un pujante polo gastronómico, excusa perfecta para que cualquier porteño se movilice hasta allí.

Por precio y ambientación, la propuesta devotense obligada es Casa Lucca. Ubicado en una casa de arquitectura art deco remozada con muy buen gusto, en su interior tiene aires de rotisería de antaño. La ochava es, literalmente, una barra abierta, perfecta para tomar un aperitivo al atardecer y hay mucho espacio para sentarse al aire libre. Cualquier hora es buena para caer: abren desde el desayuno, a la tarde sirven mate con cremona y bizcochitos de grasa, y para el almuerzo y la cena hay platos de abuelita que entibian el alma.

La misión de Casa Lucca es recuperar los clásicos que, las vueltas del destino, es lo que está de moda hoy en gastronomía. Lengua a la vinagreta, croquetas de arroz, boquerones, aceitunas rellenas fritas son algunas de las propuestas de entradas. Entre los principales: albóndigas con puré, pastel de ossobuco y batatas, zapallitos rellenos con verdura, sorrentinos de jamón y queso, y revuelto gramajo. Hay buena parrilla y pastas amasadas en casa. De postre, batatitas en almíbar con queso y flan mixto, entre otros.

Como ante todo hay que cuidar los gustos del barrio, Casa Lucca también tiene parrilla. Hay una buena selección de carnes con ensaladas frescas y acompañamientos abundantes. No todo son clásicos de clásicos. La carta de vinos tiene etiquetas de bodegas jóvenes que, por tener menos madera y más tipicidad varietal, se llevan muy bien con este tipo de comida. Déjese aconsejar y anímese a lo nuevo.

Asunción 4167, Villa Devoto. 4501-5029. Cocina porteña. Domingo a jueves de 8 a 0:30. Viernes y sábado de 8 a 1:30. Reservas. Principales tarjetas. Precio promedio: $ 300 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *