Medios, Política, Sociedad / 1 de octubre de 2017

La salud de Héctor Magnetto

El accionista ícono del Grupo Clarín tuvo que ser operado. Terapia intensiva, dudas y tensión.

Por

El lunes 25 de septiembre a las 19.45, Marcia y Ezequiel Magnetto recibieron el parte médico con la novedades de la operación que le acaban de hacer a su padre. El profesional que había intervenido al CEO de Clarín, Héctor Magnetto, se acercó hasta la sala de espera de la terapia intensiva para llevar tranquilidad a los herederos del mandamás del multimedios. Pablo Casey, sobrino de Magnetto, acompañaba a sus primos. “Fue una operación exitosa y no tiene dolores”, les dijo el especialista. Una cronista de NOTICIAS estaba en el lugar y pudo escuchar parte de la conversación.

Magnetto había llegado hasta el Hospital Italiano acompañado de su familia para realizarse una operación en el maxilar. Según explicaron a este medio fuentes cercanas al empresario, la operación estaba programada desde hacía un mes y ese tipo de intervenciones requieren ser tratadas en el área de terapia intensiva. Al parecer, Magnetto había tenido una fisura en el maxilar luego de un implante dental. Según explicaron a NOTICIAS, ese tipo de problemas suelen ser normales en una persona que alguna vez estuvo expuesta a terapia de rayos, como es el caso de Magnetto, quien producto de su cáncer en la garganta hizo ese tratamiento en Chicago, Estados Unidos.

Ante la consulta de este medio, desde el Grupo Clarín afirmaron: “No hay ninguna gravedad y Magnetto permanecería en terapia intensiva sólo por prevención”. El CEO continuó internado dos días más, pero en observación y recuperándose.

En un principio se especuló sobre la gravedad de la salud de Magnetto debido a que se encontraba en el área de terapia intensiva del Italiano, a lo que se sumaba el dato de que su hija había vuelto al país. Marcia es licenciada en relaciones internacionales, pero está viviendo en Suiza, donde cursa un posgrado en su especialidad. Sin embargo, había vuelto a la Argentina país hace unos meses cuando su abuela materna, quien tiene 99 años, había sido internada. En ese entonces hubo mucha preocupación por la madre del CEO y se encendieron todas las alarmas.

Antecedente. La salud del empresario es tema de interés público desde que comenzó con su cáncer de lengua entre 2006 y 2007. Cuando Néstor Kirchner estaba en la presidencia, la salud de Magnetto era interés de Estado. En el libro “Así lo viví”, una biografía del CEO escrita por Marcos Novaro, Magnetto habló de su enfermedad. “Fueron meses duros. Y en principio, aun con los efectos colaterales que pueda imaginarse, la enfermedad parecía curada. Pero a fines del primer año, el cáncer reapareció en la misma zona y se requirió una intervención realmente compleja, en la que me extirparon todos los órganos de la boca y fue necesario tomar la decisión de no volver a utilizar la vía superior del aparato digestivo. Esto modificaría para siempre mi forma de alimentación y también mi dicción, que debí reeducar y aún sigo haciendo. A la vez, como ya he contado, durante todo ese tiempo tuve la sensación de que tanto políticos como empresarios, cada vez que me veían, se preguntaban cuánto tiempo de vida me quedaba. No es extraño, yo también me lo pregunté muchas veces. Néstor Kirchner fue evidentemente uno de ellos”.

Esta semana, la salud del CEO de Clarín volvió a ser tema de charla en los círculos políticos.

 

4 comentarios de “La salud de Héctor Magnetto”

  1. Muy buen año este, noble, alsogaray y ahora el cerdo chupasangre este tiene problemas otra vez. El diablo se estaba sintiendo solo parece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *