Mundo / 12 de octubre de 2017

Trump pegó el portazo y se baja de la UNESCO

La decisión se tomó en apoyo a Israel, y la supuesta política propalestina de la agencia para la promoción de la educación y la cultura.

La salida de EE.UU. será efectiva a partir del último día de 2018.
La salida de EE.UU. será efectiva a partir del último día de 2018.

Estados Unidos anunció hoy su retirada de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) por considerar que el organismo mantiene una actitud hostil hacia Israel, que poco después anunció que también su retirada.

La salida será efectiva a partir del último día de 2018, señaló la portavoz del Departamento de Estado en Washington, Heather Nauert, que dijo que la decisión no fue fácil.

Poco después, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunció que secundaba la decisión de Washington. Antes, Netanyahu había saludado la decisión de Washington citando la “parcialidad” de la agencia contra Israel. “Es una decisión valiente y moral porque la Unesco se ha convertido en un teatro del absurdo”, señaló.

La directora general de la Unesco, Irina Bokova, señaló desde París que el secretario de Estado, Rex Tillerson, le comunicó su decisión, que “lamentó profundamente”.

“En un momento en que la lucha contra el extremismo violento exige nueva inversión en educación, en diálogo entre culturas para prevenir el odio, es profundamente lamentable que Estados Unidos se retire de la agencia de la ONU que se ocupa de esas cuestiones”, dijo Bokova.

Estados Unidos ya había dejado de pagar sus aportaciones al organismo en 2011 en protesta por su decisión de considerar como miembro a Palestina, que aún no es un Estado reconocido por la comunidad internacional, pero no se retiró entonces. T

Francia, que alberga la sede de la organización, lamentó la marcha de Estados Unidos “en un momento en que el apoyo de la comunidad internacional a la agencia es vital”, dijo el Ministerio de Exteriores, haciendo un llamamiento a superar las decisiones políticas.

También Alemania criticó duramente la decisión. La ministra de cultura, Monika Grütters, habló de una “señal totalmente equivocada”. “En un entorno de crecientes crisis globales es especialmente importante contar con una organización en la ONU efectiva y fiable en la política cultural internacional”.

En 1984, Washington ya se retiró una vez de la organización, alegando entonces una politización antioccidental y una gestión ineficiente. No volvió hasta 2003.

El anuncio coincide con la sesión del consejo ejecutivo de la Unesco esta semana en París para elegir al sucesor de Bokova, en la que se está viviendo una disputa muy reñida.

En la tercera votación de ayer miércoles, el ex ministro de Cultura qatarí Hamand Bin Abdulaziz Al Kawari y la ex ministra de Cultura y Comunicación francesa Audrey Azoulay empataron a votos. En tercer lugar quedó la egipcia Moushira Khattab, con 13 votos. Los candidatos de China, Qian Tang, y de Líbano, Vera El Khoury Lacoeuilhe, aspiran también a ocupar el puesto.

INFORME: DPA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *