Política / 19 de octubre de 2017

Quiénes integran el círculo rojo de emergencia de CFK

En el último tramo de la campaña, la ex presidenta recurrió a su círculo íntimo y de máxima confianza.

La ex presidenta se tiene fe en las legislativas.

La última semana previo a las elecciones, la ex presidente Cristina Fernández buscó apoyarse en su círculo de mayor confianza, integrado por su hijo, Máximo Kirchner, encargado de intervenir con los intendentes del conurbano; su vocero y negociador de las entrevistas, Hernán Reibel Maier; Oscar Parrilli, el organizador de los actos y la logística de las movilizaciones; Leopoldo Moreau, responsable de llevar la voz oficial de Unidad Ciudadana a los medios; Antonio Gutiérrez Rubí, el ajedrecisa de las redes sociales de la principal candidata K; y Carlos Beraldi, el abogado en las causas penales de Cristina. Todos juntos conforman el “comité de emergencia” de CFK.

 

2 comentarios de “Quiénes integran el círculo rojo de emergencia de CFK”

  1. Por favor y con todo respeto , saben ustedes cual es el peor error , que la Patria esta sufriendo , la aparicion de grupos sediciosos , en primer lugar lo dejaron solo a este chico , como todos cobardes , y que bajo la ”
    supervision ” de la Viuda y todos los ladrones que la circundan, crean un clima de los destituyentes , que repudia toda la sociedad. Argentinos por favor , Libertad , Libertad , Libertad

    Les dejo mi mejor saludo.

  2. Lo suyo es indignante , por todo esto y mucho
    mas , quizas algunos verdaderos Peronistas , le enviaron este mensaje para que tenga.
    La causa del pueblo exige nada más que hombres del pueblo que trabajan para el pueblo, no para ellos.
    En esto se distinguen los ambiciosos; en que trabajan para ellos; nada más que para ellos.
    Nunca buscan la felicidad del pueblo; siempre buscan más bien su propia vanidad y enriquecerse pronto.
    El dinero, el poder y los honores son las tres grandes “causas” los tres “ideales” de todos los ambiciosos.
    No he conocido ningún ambicioso que no buscase alguna de estas tres cosas…
    O las tres al mismo tiempo.
    Los pueblos deben cuidar a los hombres que eligen para hacer sus destinos…
    Y deben rechazarlos y destruirlos cuando los vean sedientos de riqueza, de poder o de honores.
    La sed de riquezas es fácil de ver.
    Es lo primero que aparece a la vista de todos.
    Sobre todo a los dirigentes sindicales hay que cuidarlos mucho.
    Se marean también ellos y no hay que olvidar que cuando un político se deja dominar por la ambición es nada más que un ambicioso; pero cuando un dirigente sindical se entrega al deseo de dinero, de poder o de honores, es un traidor y merece ser castigado como un traidor.
    El poder y los honores seducen también intensamente a los hombres y los hacen ambiciosos…
    Empiezan a trabajar para ellos y se olvidan del pueblo.
    Esta es la única manera de identificarlos… y el pueblo tiene que conocerlos y destruirlos.
    Solamente así, los pueblos serán libres… porque todo ambicioso es un prepotente capaz de convertirse en un tirano.
    ¡Hay que cuidarse de ellos como del diablo!
    EVA PERÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *