Personajes / 27 de octubre de 2017

Silvina Luna: “Siempre estuve rodeada de champagne y neones”

La relacionista pública creó su propia empresa con propuestas premium, glamour y sustentabilidad. Reinvención de exportación.

Silvina Luna: “Siempre estuve rodeada de champagne y neones”
En la Laguna del Sauce, Punta del Este.

Cuando decidió estudiar Hotelería, no existía la carrera. Resuelta, hizo sus valijas y se fue a Suiza, cuna de las mejores universidades en Administración Hotelera. Silvina Luna, la histórica RR.PP. del Conrad, hotel emblema de Punta del Este, ahora fundó Glaminess, una agencia boutique especializada en Marketing, RR.PP. y producción de eventos, con el foco puesto en turismo, hospitalidad, wellness, entretenimiento y lifestyle. Este mes inaugura Alive Health Spa Resort, un cinco estrellas esteño que une instalaciones sofisticadas con equipamiento de última tecnología, alimentación saludable, entrenamiento físico personalizado y un equipo multidisciplinario de profesionales.
Se pinta a sí misma como una persona con determinación. Y lo demuestra su recorrido: a los 22, una vez terminada su formación, analizó folletos de hoteles del mundo que coleccionaba (Internet todavía estaba lejos), y fue a conquistar un puesto en un cinco estrellas de Cancún. En los ´90 vino a la Argentina, justo cuando abrían cadenas internacionales. Trabajó en la apertura del Hyatt y, tres meses después, la llamaron del Cesar Park para ser gerente de RR.PP. Más tarde la convocaron del Conrad. “Como no tenía experiencia en ´gaming´, me pareció fascinante porque permite hacer cosas más al estilo Las Vegas”. De gerente de RR.PP., la promovieron a gerente de Casino Marketing y a directora. Hasta que en 2015 aquel romance laboral terminó y armó Glaminess.
Noticias: ¿Qué la llevó a pasar de una carrera corporativa a un emprendimiento personal?
Silvina Luna: Nació del deseo de unir mis pasiones. Trabajamos para empresas de lujo y glamour pero que tienen la impronta de vida saludable y de sustentabilidad.
Noticias: A medida que iba escalando posiciones, ¿sus sueños eran coherentes con sus logros o quedaron desfasados?
Luna: En los últimos años busqué otras cosas, por eso decidí abrir mi propia empresa. Si bien siempre fui muy trabajadora, en el fondo soy espiritual. Me pregunto para qué estoy acá, si lo que hago es lo correcto. Soy consciente de que dejé un montón de cosas a nivel personal por mi trabajo: dejé de ir a muchísimos casamientos o cumpleaños de amigas, de estar con mi familia y de disfrutar cosas que hoy me pesan y trato de buscar un equilibrio.
Noticias: En el relato de sus comienzos aparece como desapegada.
Luna: La esencia del ser humano es nómade, por algo cuando viajamos nos sentimos tan bien. Eso de quedarse en un sólo lugar, creo que es un mandato cultural, no nos hace felices. Nadie quiere dejar todo y agarrar una sola mochila pero en realidad eso nos hace mucho más felices.
Noticias: Igual usted iba y venía pero a conquistar espacios.
Luna: Sí. Durante años viví para trabajar: en Suiza, en Cancún, en Buenos Aires.
Noticias: ¿Era gozoso?
Luna: Sí, me gustaba, era muy responsable y lo sentí muy propio. En los últimos años, como tenía tantos departamentos a mi cargo, me convertí sin querer en una referente de Punta del Este. Hasta hoy la gente me llama para decirme dónde se hospeda y qué come y qué le puedo recomendar. Me da placer ir a buscarlos al aeropuerto porque me considero una anfitriona de Punta.
Noticias: ¿Cuándo dejó ese rol?
Luna: Hace unos años pero también la empresa en la que trabajaba sufrió cambios, la compró otro grupo. Aparte hace doce años me casé con Luis (Seguessa), tengo dos hijas de un matrimonio anterior (Sofía, 18 años y Valentina, 14) y me puse a pensar en un proyecto que una mis pasiones.
Noticias: De hecho, en Glaminess también participa su marido.
Luna: Sí, somos muy unidos. Trabaja por el medio ambiente, hace años que está vinculado a las nuevas tecnologías y dice que el planeta tiene que cambiar y que los autos tienen que ser eléctricos.
Noticias: ¿Cómo se conocieron?
Luna: En Punta del Este, trabajando. Nuestra historia de amor surgió después. Primero me pareció interesante su trabajo en pro del planeta y quise escribir un libro sobre sus tesis, que recién va a salir el año que viene.
Noticias: ¿Le costó entregarse a esa relación?
Luna: Luis es mi gran compañero, siempre me apoyó. Desgraciadamente hoy la competencia mata todo tipo de relaciones. Pero con Luis nos admiramos y ahora es mi socio en Glaminess.
Noticias: ¿Cómo está resultando el emprendimiento con la región y el mundo están tan convulsionados?
Luna: Y… en toda crisis hay una oportunidad. Trabajo mucho con el mercado brasilero. Intento unir y expandir las marcas brasileras para que entren en el mercado hispano y con empresas de Argentina, Chile y Uruguay que quieran entrar en el mercado brasilero. Noticias: Lo saludable está de moda. ¿Es un interés social genuino?
Luna: Creo que es una búsqueda genuina porque la gente trata de huirle a lo industrializado y es más consciente de que los componentes de los productos hacen daño. Por algo hay más enfermedades. En la época de mi abuela las mujeres no tenían celulitis como tienen hoy las adolescentes.
Noticias: ¿Está radicada en Punta del Este?
Luna: Sí, tenemos varios proyectos y estamos en un punto más estratégico para viajar a Argentina, Brasil y Paraguay. La gente me identifica con el Uruguay y me quiere ver en Punta. Llegué a esa conclusión después de haber vivido acá el año pasado.
Noticias: ¿Y sus hijas?
Luna: La más chica está con nosotros y la mayor se quedó acá terminando la secundaria y el año próximo empezará la UBA.
Noticias: ¿Qué es lo que aún no logró? ¿Tiene pendientes?
Luna: Sí, no logré hacer yoga, una de las cosas que más amo en la vida, o sea, no logré ocuparme de mí.
Noticias: Es la paradoja de quien trabaja ocupándose de los demás.
Luna: (Se ríe). Sí, trato de tener mi tiempo para hacer ejercicio, yoga y tener mi propia huerta. Mis sueños son todos simples.
Noticias: A ver…
Luna: El ser humano se complica, pero la felicidad pasa por lo más simple. Hoy el lujo es lo simple.
Noticias: Vivir rodeada de lujo y glamour, ¿llegó a empastarla por dentro?
Luna: Sí, toda la vida estuve rodeada de champagne y neones. Pero dormía en la tranquilidad de un cerro, entre las rocas; siempre busqué un equilibrio. Llegaba a las dos de la mañana con los tacos entre las piedras (se ríe). Muchos años trabajé sin ventanas, entonces valoro el sol, el cerro, la naturaleza, el mar.
Noticias: Fue la cara de un hotel y de una ciudad que vende valores aspiracionales, ¿todo eso es como una gran escenografía?
Luna: Exactamente pero mi esencia es simple. En mi vida personal busco relaciones verdaderas. Le huyo a lo falso.
Noticias: ¿Cuánto la complica que su nombre sea el mismo que el de la actriz?
Luna: Ya estoy acostumbrada (se ríe).
Noticias: ¡Usted llegó antes!
Luna: Sí. José María Listorti hizo un scketch en el que decía: “Ella es la verdadera Silvina Luna”. Y Mirtha Legrand le preguntó: “¿Sabés que la directora de un hotel muy importante de Punta del Este se llama como vos?”. Quizás las dos estamos un poco cansadas de que nos comparen.
Noticias: ¿Pensó en cambiar su nombre para distinguirse?
Luna: No, la gente me conoce así, modificarlo es complicado. No… siempre estoy creando cosas, pero cuando cree Glaminess fue eso: Glam y Ness, de business, healthness, happyness. Cuando pensé el nombre de la marca que quería crear, apareció Glaminess. Me fijé en los dominios de las redes y estaba vacío, ¡era para mí!
Noticias: En Punta habrá tratado mucho con el Presidente y su familia. ¿Tiene relación fluida con él?
Luna: Sí, pero la Argentina está en un proceso, me gustaría que estén bien porque mi corazón está en este país. Lo veo bien encaminado.

 

Valeria García Testa

@valgarciatesta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *