Personajes / 30 de octubre de 2017

Andrea Bonelli: “Me complica más no ver que tener una arruga”

Actriz de teatro y televisión, habla sobre el amor con Nacho Gadano después de 19 años, su pasado como bailarina y el país complicado.

En algún momento la tildaban de misteriosa y distante, pero ese perfil no encaja con su personalidad. “Soy tímida, despistada, distraída y volada”, asegura. Alguna vez soñó con ser bailarina clásica, pero colgó las zapatillas de punta por una lesión. “No tenía talento”, admite. Pero sí tuvo talento para la actuación. Este año fue una “maltratadora, medio guarra y chiruza” en televisión y una mujer demoledora en teatro.
Lleva 19 años en pareja con Nacho Gadano, a quien conoció en una clase de yoga. “Somos dos inconscientes, no lo podemos creer”. Es madre de Lucio, que tuvo con Gerardo Romano, e hija de padres a los que adora.

Noticias: Está por irse de viaje en familia, ¿no?
Andrea Bonelli: Sí, estamos organizando un viaje con mi hijo y mi madre a Nueva York.
Noticias: ¿Qué clase de viajera es?
Bonelli: Medio conservadora, voy a los mismos lugares. Me hago fanática y quiero volver siempre. Me pasa lo mismo con los restaurantes. En cambio Nacho es más aventurero. En una época éramos muy ruteros, nos encantaba agarrar la ruta de un día para el otro.
Noticias: Hace unos años actuó en Japón. ¿Cómo fue esa experiencia?
Bonelli: Hermosa. Actuamos en un anfiteatro, en la montaña, en medio de un bosque, con el Monte Fuji enfrente. Era de una belleza imponente y la tecnología, los camarines, el escenario, todo era perfecto. Participamos en un festival internacional con la directora Mónica Viñao, Patricio Contreras y Carlos Santamaría y estrenamos “Geometría”, de Javier Daulte.
Noticias: ¿Cómo elige sus trabajos? ¿A qué le da prioridad?
Bonelli: Al personaje, al grupo de trabajo. Por suerte, no tuve feas experiencias.
Noticias: Este año formó parte del elenco de “Fanny, la fan”, la ficción que Telefe levantó a poco de emitirse. ¿Cómo vivió esa situación?
Bonelli: Fue un shock. Raro, nunca me había pasado. Ni siquiera había vivido el cambio de horario. Pero pasó y con un programa que estaba bien hecho. Además mi personaje me divertía. Era una maltratadora, medio guarra y chiruza. Igualmente el programa siguió en la web y en Flow, las plataformas que funcionan hoy.
Noticias: ¿Por qué cree que le dieron tan poco tiempo de aire?
Bonelli: La televisión es un negocio, hay reglas de mercado, del rating y fuimos un antecedente de algo que puede suceder. En ese momento quedó una sola ficción nacional en el aire. Inédito.
Noticias: ¿Cambiaron las reglas de juego en la televisión?
Bonelli: Las reglas cambian siempre y no está mal. Ahora hay programas que se hacen para la web. El parámetro del rating cambió. Con “Los Roldán” hicimos 35 puntos durante un año. Eso es impensable hoy.
Noticias: Está nominada a los premios ACE por su trabajo en “Juegos de amor y de guerra”, obra que dirigió Oscar Barney Finn.
Bonelli: Fue un gran disfrute hacer esa obra (un drama familiar, pasional, político y militar, ambientado en la clase alta de Buenos Aires, en 1942). Traté de entregarme lo más que pude y trascender a esa mujer tan tremenda, sin juzgarla. Tuvimos la misma mirada con Oscar, no siempre me pasa con un director.
Noticias: Alguna vez soñó con ser bailarina.
Bonelli: Sí. Estudié cinco o seis años en la Escuela del Teatro Colón y dejé cuando tuve una tendinitis. Tenía que operarme o dejar de bailar. No era buena, esabía que nunca iba a hacer los grandes roles.
Noticias: Y le gusta escribir.
Bonelli: Sí, desde chica; en esa época escribía cuentos. Hace poco estaba viendo unas canciones que compuse en un disco que grabé con Déborah Warren. Tengo ganas de hacer un musical con un repertorio ecléctico y reversionar eso. Además escribo pensamientos existencialistas. Me liberó de sufrimientos, de sentir soledad. Es algo curador y recomendable.
Noticias: Siempre se destacan su belleza y un cierto estilo.
Bonelli: No sé de dónde sale. Nunca me sentí linda. Tampoco sé cuál es el parámetro de belleza. Si es mirarse al espejo y gustarse, nunca me gusto del todo. La belleza viene de afuera. El otro te pone en determinada categoría. En una época me decían que era misteriosa y distante. En realidad soy tímida, despistada, distraída y volada. Además tengo mala memoria, salvo para las letras.
Noticias: ¿Cómo se lleva con la edad?
Bonelli: No me gustan las complicaciones que trae. Me complica mucho más no ver que una arruga. Me da miedo la enfermedad, el dolor, no soy valiente.
Noticias: ¿Y las arrugas? ¿la imagen no le importa?
Bonelli: Trato de que no me importe demasiado. Si entro en eso voy a sufrir. ¿Contra qué voy a luchar? Quizás un día me agarre un ataque y me anime a hacerme un lifting. Pero no quiero caer en la obsesión, en tratar de mantenerme como sea o en querer tener 20 años, nunca los voy a tener.
Noticias: Hace 19 años que está con Nacho Gadano. ¿Cómo es esta pareja?
Bonelli: Somos dos inconscientes, cuando nos damos cuenta de que pasaron 19 años nos cagamos de risa. No lo podemos creer. Somos como niños, la responsabilidad adulta es lo que más nos cuesta.
Noticias: ¿Qué tipo de madre es?
Bonelli: Traté de estar muy presente, de estimularlo en sus iniciativas y deseos cuidando de no imponerle los míos y de no invadirlo. Soy respetuosa y mis padres también lo fueron conmigo. Lucio pinta y hace carpintería. Tiene un perfil extremadamente bajo y no le gusta promocionarse.
Noticias: ¿Cómo ve el país?
Bonelli: Estamos en un momento en el que cualquier cosa que uno diga es puesta en situación crítica. Hay una gran estigmatización y bronca. No me gusta la violencia que se genera. Pero no le tengo miedo a la política, la celebro, también que los jóvenes se interesen. No estoy de acuerdo con que haya una grieta. Mejor dicho, veo la que vi toda mi vida. Unitarios y federales, Rosas y Urquiza, peronistas y antiperonistas. Sí creo que ahora hay más conciencia, que todo sale a la luz.
Noticias: ¿Se siente representada por algún partido?
Bonelli: No. Mis ideas siempre están del lado del socialismo, del humanismo, pero no milito ni he militado. No creo que todo sea malo o bueno. Siempre estamos empezando de nuevo. Por eso nos cuesta tanto construir. Lo fundamental es defender la democracia, los derechos humanos, que la justicia funcione y que la gente pueda proyectar un futuro, que no pase hambre, que tenga salud, educación. Todos queremos lo mismo. Espero.

 

Cecilia Escola

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *