Costumbres / 26 de noviembre de 2017

Gastronomía: una noche gourmet

El restó Tegui sirvió un menú único preparado a “seis manos” por Germán Martitegui, Fernando Trocca y un invitado de lujo, Alex Atala.

Por

En la gastronomía actual, la oportunidad de comer en un restaurante de excelencia, comandado por un chef reconocido se resume como “experiencia”. Sabores combinados con sabiduría, maridados con vinos perfectos, en un entorno tranquilo que favorece la posibilidad de apreciar el trabajo creativo del cocinero.

Generalmente, estas experiencias se disfrutan a lo largo de una noche, con un menú dividido en pasos, y en los que, como en una sinfonía o una buena novela, el autor recorre momentos de gran originalidad, situaciones felices y finales sorprendentes. Si además estas experiencias reúnen lo mejor del talento de dos creadores, quien gana es el comensal.

Este año el restaurante Tegui de Germán Martitegui abrió las puertas de su cocina a algunos de los chefs más importantes de Latinoamérica, para ofrecer un menú realizado “a cuatro manos”, entre un cocinero invitado y el dueño de casa. El primero en llegar fue el chileno Rodolfo Guzmán, responsable del restó Boragó. Y hace pocos días fue el turno de Alex Atala, el más famoso cocinero de Brasil. La experiencia de esta cocina compartida forma parte del ICBC Exclusive Gourmet, un programa creado por ICBC Exclusive Banking que se propone juntar en Tegui a los más distinguidos cocineros de Latinoamérica y el mundo -los próximos que llegarán son Leonor “Leo” Espinosa de Colombia el 20 de noviembre y Josema Martínez Alija de Nerua a cargo del resto del Museo Guggenheim de Bilbao y Aitor Arregui Artano del restaurante El Kano, sin fecha confirmada.

No es casual que sea Tegui el escenario elegido para llevar adelante este programa gourmet de lujo. El restaurante es el primero de la Argentina en ingresar en la famosa lista de los “50 Best Restaurants” del mundo (también llamada “lista S.Pellegrino”) y ocupa el décimo puesto en la nómina de los “50 Best” de Latinoamérica. Su creador, Germán Martitegui, ganó además en la edición 2017, el premio Chefs’ Choice Award, votado por sus colegas.

La noche del 7 de noviembre, Tegui recibió a Alex Atala y al argentino Fernando Trocca -chef del Sucre- para crear un menú de 9 pasos en el que los tres cocineros alternaron sus creaciones.
Los tres tienen muchos puntos en común. Básicamente, forman parte de una generación de chefs que revalorizan los alimentos con identidad cultural propia, cercanos al lugar de elaboración y de alta calidad. Se trata de profesionales que investigan en la tradición culinaria de sus países y promueven la producción de materias primas locales.

Alex Atala, dueño del restaurante de San Pablo D.O.M, es un pionero en esta materia. En su Instituto Atá, trabaja con comunidades regionales en la generación de alimentos autóctonos. Ha logrado crear un mercado en su ciudad para comercializar la materia prima que viene de regiones alejadas de los centros urbanos de Brasil. “Somos cocineros, no somos políticos -aclara a NOTICIAS-. Dicho esto también digo que hay muchas cosas que podemos hacer.
Podemos ayudar a promocionar valores en la alimentación”.

Chef premium

Invitado de lujo en la noche de Tegui, Alex Atala es uno de los mejores cocineros del mundo. Desde hace más de una década integra, en distintos puestos, la lista de los “50 Best Restaurants”. Su restaurante D.O.M, de San Pablo, tiene 2 estrellas Michelin y en 2013 entró en el ranking de las 100 personalidades más influyentes del mundo de la revista Time. Minutos antes de que se sirvieran los primeros platos, aceptó mantener un breve diálogo con NOTICIAS.

Noticias: Con el paso de los años, ¿le gusta más una cocina elaborada o sencilla?
Alex Atala: No veo diferencias. Lo único que me encanta de la cocina es compartir. La gente hoy viene a los restaurantes para sacar una foto de un plato y ponerla en Twitter o Instagram. Comen y miran si está mejor o peor de lo que hizo otro cocinero. ¡Hombre! Comer es placer. Yo cocino para compartir con los amigos. Yo tengo que trabajar con técnica pero quiero comer con emoción. La cocina no es técnica, es sentimiento, amor, es estar juntos.

Noticias: ¿Cuál es su comida preferida?
Atala: Como brasileño te digo: arroz y feijão.

Noticias: ¿Cuando viaja le gusta probar cosas nuevas?
Atala: Sí. Soy un curioso. Siempre me fascina. Ayer me fui a comer a Don Julio. Super bueno. Catamos como 12 o 20 vinos.

Noticias: ¿Qué importancia le da a los premios, las listas, las estrellas?
Atala: Para un cocinero sudamericano joven son importantísimos. Es el camino más corto para hacerse conocer. Para mí, que hace doce años que estoy entre los 50 mejores del mundo, ya no es importante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *