Sociedad, Teatro / 28 de noviembre de 2017

Juan Pablo Mirabelli, el primer vedette masculino

Aparece con plumas y conchero, pero sin depilar. Reinvindicación feminista.

Por

Se encienden las luces del escenario y aparece. Plumas, brillos, tacos aguja y el clásico conchero se ganan la atención de todos los espectadores. La multitud se funde en un aplauso, mientras su cuerpo se mueve frenético sobre las tablas. Pero no es una vedette. Se trata de Juan Pablo Mirabeli, ni drag queen ni travesti. Un actor que quiso romper los esquemas del teatro de revista y se convirtió en el primer vedette masculino. Con la idea de cuestionar el papel de la mujer en ese mismo rol, la última pareja de Fernando Peña creó la obra “Como nunca”. Allí se luce junto al periodista Franco Torchia, en el rol de capo cómico, y conforman una dupla que dio como resultado una obra LGBTTBIQ.

Contracorriente. “¿Por qué hay que ser mujer para ser vedette? No soy trans, ni travesti, ni drag queen. Soy hombre, antes que nada. No tengo el cuerpo depilado, tengo el pelo largo e incluso barba. Es una buena oportunidad para dejar de lado las etiquetas”, explica el actor a NOTICIAS. Inspirado en la figura de la vedette española Lina Morgan, el actor quiso homenajear al género de revista argentino. De esta manera, en “Como nunca”, (con funciones los miércoles a las 21 en “Work Bar”), el personaje de Mirabelli funciona como hilo conductor a lo largo de los distintos cuadros, que van desde el musical al monólogo. Y como cualquier artista de este tipo, el actor lleva un look que da que hablar, porque se luce en poca ropa, con brillos, plumas y hasta se animó al típico conchero. “Usar conchero es incómodo, porque tiene que estar excelentemente realizado. Había comprado uno en México y no lo pude usar”, cuenta entre risas el joven de 35 años. Y agrega: “Ahora uso una tanga bordada que es invisible en algunas partes. Es divertido usarla”.

Teatro con mensaje

Pero no todo es risas y glamour en el show. Porque el actor se tomó algunas licencias a la hora de montar su propia revista. Es que en la obra no sólo se hace una crítica al mundo gay, sino también a la cosificación de la mujer en su rol de vedette. De hecho, hay un sketch, que con el nombre de “Cosificadísimas” se debate eso. En él, Mirabelli interpreta a una mujer, en poca ropa y sumisa, que se deja seducir por el capo cómico Torchia. Todo, en un tono de risa y doble sentido.

“Es la parte feminista de la obra. Y es un pedido de perdón a la mujer que ha sido tan cosificada por tantos años. Es un baldazo de agua fría. A las vedettes las pasaban por encima. Tenían que soportar el carácter del capo cómico, que tenían una actitud muy machista”, opina el actor. Y concluye: “Se baja línea. Más allá de ser divertido, en “Como nunca” se hace una crítica a la realidad. Creo que damos un buen mensaje”.

 

3 comentarios de “Juan Pablo Mirabelli, el primer vedette masculino”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *