Showbiz / 2 de diciembre de 2017

Teatrix, el proyecto local que apuesta a llevar las obras de la sala al living

Streaming teatral. Experiencias globales, cifras y crecimiento del teatro filmado.

Por

tu mejor sillón es tu mejor butaca. Ese es el lema de Teatrix, la plataforma nacida en marzo de 2015, la primera app argentina que permite al usuario ver cuándo y dónde quiere una obra de teatro. “Capturamos lo efímero de una obra para ponerlo a disposición del público que quizás no puede acceder a ella”, dice en diálogo con NOTICIAS Mirta Romay, fundadora y CEO del proyecto pionero en Argentina en ofrecer teatro por Internet. Hija de Alejandro Romay, la empresaria ideó y montó esta combinación de start up de tecnología y productora de contenidos (www.teatrix.com) en la que trabaja un equipo de 25 personas. Teatrix tiene hoy un catálogo online de 60 títulos a los que se puede acceder mediante suscripción: $150 mensuales con tarjeta, $450 trimestrales en efectivo, o $750 semestrales de ambos modos.

Innovadora en cuanto al género, el proyecto de Romay siguió las tendencias de consumos de otros contenidos. En 2016, los argentinos vieron 11,1 horas semanales de video vía streaming (5,2 horas más que el tiempo dedicado a la televisión), según un estudio realizado por ComScore e IMS. Otro análisis indica que el 60% de los contenidos -música, series, películas- consumidos por año en Argentina son vía streaming (Usastreams, 2016). Con Netflix, Spotify y Youtube como las más conocidas, son muchas las plataformas que ofrecen contenido al que se puede acceder de forma online en Argentina. Para ver series y películas es posible acceder a HBOGo, Crackle, Cablevisión Flow, Amazon Prime, Filmstruck y las nacionales Qubit y Odeón. Entre las musicales también están Google Music, Claro Música, Apple Music y Deezer, entre otras.

“Nuestros objetivo es democratizar el acceso a los contenidos teatrales, fuertemente centralizados en la Ciudad de Buenos Aires. Pensamos en la igualdad de oportunidades y para ello ofrecemos un contenido de calidad. Somos una sociedad con hambre de cultura”, asegura.

Plaza teatral

El liderazgo porteño en cuanto a oferta teatral es indiscutible: se calcula que hay 430 salas (grandes y pequeñas) con 1800 obras en lo que va de 2017. Unas 400 obras en cartel en simultáneo, según comentó Romay durante su presentación en “Demand Solutions”, un encuentro organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el que participó Teatrix. La distribución de sus suscriptores la respaldan: la mayor cantidad está en Tierra del Fuego, el cuarto puesto lo ocupa Misiones, la provincia de Buenos Aires recién aparece en el 16º puesto y CABA en el 18º. “Abrimos el juego, satisfacemos una necesidad. Al romper el espacio y el tiempo, estas plataformas tienen un impacto rápido y notorio”, asegura la empresaria.

“La omisión de la familia Coleman”, “Filosofía de vida”, “Vivitos y Coleando”, “Bajo terapia”, “Dorian Grey”, “Campi- El unipersonal”, “Yiya – El musical”, “Salsa Criolla” y “Los Amados” son algunos de los títulos disponibles en Teatrix. Cada obra se filma en HD con seis cámaras durante una función regular, abierta al público. “De ese modo, tomamos el momento único de conexión del público y los actores, y viceversa”, dice. Ese material luego pasa por postproducción de imagen y sonido.

El resultado es una producción que incluye trailer y la obra completa, y que puede verse desde cualquier parte del planeta, ya que Teatrix cuenta con derechos globales.

Durante una charla con el empresario teatral Carlos Rottemberg, Romay tuvo la certeza de que debía incluir a todos los integrantes del sector para avanzar en su idea. Lo lanzó recién cuando tenía cerrado un trato -que incluye porcentajes de los ingresos- con la Asociación Argentina de Actores, Argentores, SADAIC y SADEM.
“Nos jugamos a una inversión importante por obra porque la idea inicial era que el éxito llegaría por la calidad de las obras y por el valor agregado que podíamos darle desde la producción audiovisual”, asegura. Teatrix selló además un acuerdo con Broadway HD, la ventana online en la que se pueden ver las producciones teatrales de Nueva York: ambas empresas tienen en su catálogo obras originales del otro. Así, aquí es posible ver “Romeo y Julieta” (con Orlando Bloom y Condola Rashad), “Incident at Vichy”, de Arthur Miller; o “She loves me”, con la que la empresa entró a los récord Guinnes: el 30 de junio de 2016, Broadway HD transmitió por primera vez en vivo una comedia musical a todo el mundo: se vio en más de 60 países.

Otras plataformas

En el escenario internacional, son varias las propuestas para disfrutar obras de teatro a distancia. La mencionada Broadway HD, creada por dos productores de la plaza teatral más exitosa del mundo, ofrece un plan mensual por U$S8.99 ($158,8) y uno anual por U$S99.99 ($1766,8), además del alquiler por obra a U$S14.99 ($264,8).

La británica Digital Theatre fue pionera: nació en 2009 a partir de una alianza entre los principales teatros de Inglaterra, ofrece contenido HD para ver online y para descargar por £7.99 ($184,8) al mes se puede acceder a reproducciones ilimitadas de las más de 40 producciones que tienen online. El alquiler por obra -al estilo videoclub, por 48 horas- arranca en los £4.99 ($115,4). All Theater es la opción española lanzada en 2016, que tiene alrededor de 40 obras en oferta, arma playlists temáticas y filman algunas producciones en 360º, para ver en la pantalla de la PC o con visores de realidad virtual. Cada obra puede rentarse por 1.50 euros ($31) y hay planes de suscripción trimestral por 10 ($207,8).

En Brasil surgió Cennarium, un servicio que tiene un catálogo diverso en géneros y orígenes de los contenidos, y que en septiembre organizó su propio festival online, Promenade: cada noche a las 20 había una emisión especial con presentadores y salas de chat para generar intercambio entre los espectadores. Por otro lado, algunos de los teatros más prestigiosos del mundo tienen su propio servicio de streaming. National Theatre -la compañía nacional de teatro inglesa- lo ofrece desde junio de 2009, cuando transmitió Phèdre, con Helen Mirren. Desde ese entonces, emitieron en vivo desde ese y otros teatros más de 40 piezas en pantallas de cines.

National Theatre Live no tiene acuerdo con ninguna sala en Argentina: en América del Sur solo transmiten en dos cines, uno en Santiago de Chile y otro en Lima, Perú. Hasta la actualidad, sus obras fueron vistas por más 5.5 millones de personas en más de 2000 puntos del planeta. Shakespeare’s Globe -el teatro más tradicional de Londres- tiene desde 2014 su propio player online con 69 obras de Shakespeare; se puede alquilar cada una por £5.99 ($137,7) o comprarlas para descargar por £11.99 ($275,7).

Cólon online

En este marco global, el 30 de julio de 2015 el Teatro Colón inauguró sus transmisiones vía streaming con el concierto de Daniel Barenboim y Martha Argerich junto a la Orquesta West-Eastern Divan, que siguieron en vivo 42.574 personas de todo el mundo. En la solapa “en vivo” del sitio web se pueden ver las obras y la programación (por este año ya no quedan en agenda).

Para el desarrollo de la plataforma se invirtieron $2 millones (incluye también una radio online y una biblioteca virtual de contenidos); el acceso para el público es gratuito y suelen estar disponibles las funciones de la temporada de la sala principal del teatro porteño.

Algunas obras están en simultáneo en la sala y en Teatrix. “El concepto de primera o segunda ventaja ya queda viejo”, asegura. “Yo no tengo una masa crítica de espectadores que pueda afectar la boletería, la cantidad de personas que va al teatro. Son públicos diferentes”, explica Romay. “El crecimiento fue exponencial y hoy estamos arañando el break even. Cuando superemos los 5000 suscriptores estaremos todos muy contentos, los productores y nosotros. Para mi es importante que esto sea un negocio rentable para todos”, dice.

Además de esa cifra clave, Romay tiene el ojo puesto en otras oportunidades: por un lado, la comercialización de licencias del software que usa Teatrix. Por otro, está en conversaciones para llevar su proyecto a otros dos países. Además, para 2018 -cuando Teatrix cumpla su tercer año de vida- Romay espera poner en marcha un acuerdo que ya tiene avanzado con las principales cadenas de salas de cine del país: Hoyts, Showcase, Cinemacenter, Cinemark y algunos grupos del Interior del país emitirán en sus pantallas las producciones de Teatrix.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *