Política / 15 de diciembre de 2017

Diputados K denuncian la represión en el Congreso y piden allanar las oficinas de Patricia Bullrich

Tres legisladores hicieron una denuncia formal. Piden investigar el accionar del ministerio de Seguridad y aseguran que “todo pasó bajo las ordenes de Macri”.

Por

El escándalo que se desató ayer dentro y fuera del Congreso va a estar en el centro de la escena política durante un tiempo. Los primeros coletazos ya llegaron: varios diputados K presentaron una denuncia formal por los incidentes del día de ayer, donde hacen responsable de lo sucedido al mismo Mauricio Macri. No sólo piden investigar el accionar de las fuerzas federales y el de su jefa política, Patricia Bullrich, sino que incluso buscan que se allanen las oficinas del Ministerio de Seguridad. Se viene un diciembre furioso.

“Algunos diputados de nuestro bloque FPV-PJ, como de otros bloques, nos encontrábamos afuera del Congreso siendo víctimas de la represión de las fuerzas de seguridad comandadas por la ministra Patricia Bullrich, y por esta razón no pudimos acceder a la referida sesión”, comienza la denuncia, encabezada por los diputados Agustín Rossi, Rodolfo Tailhade y Martín Doñate. “Resulta relevante que los miembros del cuerpo que no podíamos acceder al recinto no éramos del partido gobernante, Cambiemos. Estaba en todos los canales de televisión el recinto con los miembros de Cambiemos sentados y nosotros ausentes, hasta que fuimos llegando, los que no resultamos gravemente heridos”, dice el escrito que presentó el abogado Leonardo Martínez Herrero, famoso por ser el letrado que denunció a la vicepresidenta Gabriela Michetti en el escándalo del dinero robado en su casa, ante la Cámara de Apelaciones.

“La responsabilidad penal recae sobre las fuerzas federales que ejecutaron los desmedidos actos de violencia referidos, como así también sobre las autoridades que ordenaron el insólito despliegue de miles de efectivos de las diversas fuerzas federales. Todos ellos bajo las ordenes de la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich y del presidente de la Nación, Mauricio Macri, quienes pretendieron, a través de la represión, evitar que un conjunto de legisladores debidamente electos por la ciudadanía ejerciera su mandato”, aseguran. Y por eso piden allanar “el Ministerio Seguridad a efectos de obtener toda la documentación relacionada con el operativo desplegado el día 14 de diciembre del corriente”. ¿Lo permitirá Bullrich?

El documento completo

 

FORMULAN DENUNCIA.-

Sr. Fiscal Federal:

Agustín Rossi, Diputado Nacional por la provincia de Santa Fe, Martín Doñate, Diputado Nacional por la provincia de Rio Negro y Rodolfo Tailhade, Diputado Nacional por la provincia de Buenos Aires, con el patrocinio letrado del Dr. Leonardo Martínez Herrero, TOMO: 68 FOLIO: 933, constituyendo domicilio en la calle Riobamba 25 (Anexo A), piso 13, oficina 1334, de esta Ciudad Autónoma de Buenos Aires, nos presentamos ante usted y respetuosamente decimos:

I. OBJETO.-
Que en cumplimiento del mandato impuesto por el artículo 177 inciso 1° y 188 del Código Procesal Penal de la Nación y en observancia de las formalidades legales correspondientes, venimos a incoar la presente denuncia por los hechos ocurridos los días 13 y 14 del corriente frente al Congreso de la Nación, a fin que se investigue la correspondiente responsabilidad penal de los miembros de las fuerzas de seguridad que intervinieron, como así también de las autoridades políticas que impartieron las órdenes.
Ello, por la potencial comisión de delitos de acción pública de extrema gravedad, cuyo encuadramiento legal, sin perjuicio de cuanto se indica en el punto respectivo, habrá de surgir de la investigación que se impulsa en orden a los hechos que a continuación se precisan.

II. HECHOS.-
El día 14 de diciembre de 2017, los diputados de la Nación que no integramos el bloque “Cambiemos”, nos encontramos con una seria dificultad de acceso a nuestro lugar de trabajo, el Congreso de la Nación Argentina.
El lugar estaba cercado con vallas y rodeado de agentes de varias fuerzas de seguridad de la Nación.
Según se conoció, a pedido del Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó, se montó el operativo de pretendida “seguridad” que resultó en la práctica una operación destinada a manipular el eventual resultado de la sesión a la que se había llamado al cuerpo, mediante una brutal represión ejecutada por las fuerzas federales.
Algunos diputados de nuestro bloque FPV-PJ, como de otros bloques, nos encontrábamos afuera del Congreso siendo víctimas de la represión de las fuerzas de seguridad comandadas por la ministra Patricia Bullrich, y por esta razón no pudimos acceder a la referida sesión.
Esta circunstancia se ve con claridad en el caso de la diputada Mayra Mendoza, quien fue salvajemente atacada por miembros de las fuerzas de seguridad, conforme se pudo apreciar en las imágenes que circularon en los distintos medios de comunicación.
La diputada fue agredida por las fuerzas de seguridad, quienes dispararon contra ella balas de goma, que impactaron en sus piernas, y le arrojaron gas pimienta a pocos centímetros.
También podemos referir los golpes que gendarmería le propinó al diputado por Tierra del Fuego, Matias Rodriguez, quien a causa de aquéllos perdió el conocimiento y tuvo que ser atendido por un equipo médico.
Los diputados Horacio Pietragalla y Juan Manuel Huss fueron rociados con gas pimienta en sus rostros a pocos centímetros de distancia.
Las imágenes también fueron transmitidas en vivo por distintos medios de comunicación.
El diputado Darío Martínez también fue agredido con diferentes gases, motivo por el cual tuvo que ser atendido en la enfermería del Congreso minutos antes de la sesión.
El día 13 de diciembre el diputado Leonardo Grosso fue atacado con un can de gendarmería, que le produjo serias lesiones en su cuerpo.
Ese mismo día la diputada Victoria Donda fue golpeada por otro gendarme, motivo por el cual tuvo que asistir a la sesión del día 14 con muletas.
De estas brutales agresiones, resultaron lesiones de diversa consideración que se acreditan con los certificados médicos y material fotográfico y de video acompañados. Y que corresponde que también sean investigadas en profundidad.

III: CALIFICACION LEGAL.-
Los hechos descriptos harían incurrir -prima facie- a los agentes que intervinieron, y a quienes les dieron órdenes de reprimir e impedir el acceso al Congreso, en los siguientes delitos:
1- Atentado y resistencia a la autoridad, art. 237 del C.P. por cuanto se empleó la fuerza contra un funcionario público “…para … exigirle la … omisión de un acto propio de sus funciones…” (ingresar al congreso a votar) luego agravado por el art. 238. Por cuanto el hecho fue cometido “a mano armada” (art. 238 inc.1), y fue cometidos “por una reunión de más de tres personas” (inc.2), y “el culpable (es) funcionario público” (inc.3) y “…el delincuente (puso) manos en la autoridad…”.

2- Atentados al orden constitucional y a la vida democrática regulado en los arts.:
a. 226 “…los que se alzaren en armas para…impedir, aunque sea temporariamente, el libre ejercicio de sus facultades constitucionales…” con el agravante previsto en el mismo artículo que eleva la pena “…Si el hecho descripto en el párrafo anterior fuese perpetrado con el fin de…abrogar los derechos fundamentales de la persona humana…” (vgr. El derecho alimentario que compromete la vida y saludo de los Jubilados, Pensionados, Héroes de Guerra, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y todo otro beneficiario del sistema de seguridad social en los términos del amparo presentado que en copia se acompaña.)
3. Lesiones. At 89: Se impondrá prisión de un mes a un año, al que causare a otro, en el cuerpo o en la salud, un daño que no esté previsto en otra disposición de este código.
En este punto es necesario aclarar que alterar el orden constitucional y la vida democrática, no es sólo hacer caer la constitución en pleno, sino que es suficiente interferir con el normal funcionamiento de uno de los poderes previstos en la constitución.
En este caso particular, el Congreso de la Nación Argentina no pudo sesionar correctamente con todos sus miembros porque algunos de ellos fueron retenidos y heridos por las fuerzas de seguridad apostadas alrededor del Congreso. Resulta relevante que los miembros del cuerpo que no podíamos acceder al recinto no éramos del partido gobernante, Cambiemos. Estaba en todos los canales de televisión el recinto con los miembros de Cambiemos sentados y nosotros ausentes, hasta que fuimos llegando, los que no resultamos gravemente heridos.
La responsabilidad penal recae sobre las fuerzas federales que ejecutaron los desmedidos actos de violencia referidos, como así también sobre las autoridades que ordenaron el insólito despliegue de miles de efectivos de las diversas fuerzas federales. Nótese que de la represión participaron: Gendarmería Nacional, Policía Federal, Policía Aeroportuaria y Prefectura Naval. Todos ellos bajo las ordenes de la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich y del presidente de la Nación, Mauricio Macri, quienes pretendieron, a través de la represión, evitar que un conjunto de legisladores debidamente electos por la ciudadanía ejerciera su mandato.
Sin perjuicio de la calificación legal que en definitiva surja de los hechos a investigar, habida cuenta del relato antecedente, en nuestro carácter de funcionarios públicos, nos vemos obligados a cumplir con los términos del art. 171 del C.P.P.N. denunciando los hechos que aquí describimos y que resultan de público y notorio, ante la posibilidad de que los mismos puedan constituir los delitos descriptos u otros que V.S. pudiera determinar.

IV. PRUEBA

A los fines de acreditar los hechos denunciados:
1. Solicitamos:
a. se allane el Ministerio Seguridad de la Nación a efectos de obtener toda la documentación relacionada con el operativo desplegado el día 14 de diciembre del corriente.
b. Se cite a prestar declaración testimonial a los diputados: Darío Martinez, Horacio Pietragala, Matías Rodriguez, Juan Manuel Huss, Victoria Donda y Leonardo Grosso.

2. Acompañamos prueba documental:
a. certificados médicos de las lesiones sufridas por las víctimas
b. fotografías y videos de hechos descriptos.

V. PETITORIO.-

Por todo lo expuesto, a usted solicito:
a) Se tenga por formulada la presente denuncia y se nos cite para su ratificación.
b) Se investiguen los hechos denunciados y eventualmente se cite a prestar declaración indagatoria a los imputados.

Proveer de Conformidad
Será Justo.

 

18 comentarios de “Diputados K denuncian la represión en el Congreso y piden allanar las oficinas de Patricia Bullrich”

  1. Por que se quejan ? utilizan métodos Stalinistas y cuando los reprimen con métodos Stalinistas lloran – un poco de coherencia muchachos –

    1. Haber Chorro K,fuiste y eres un inmostrable,amparado en fueros,yo que vos estarìa preocupado,igual que Maxi y Flor, por que a cada chancho tarde o temprano les llega su San Martìn!!!!!!!

  2. Hay una nebulosa con el uso legal de la fuerza en un estado de derecho, a ver humildemente si contribuyo a aclararlo

    En un estado de derecho democrático las fuerzas de Seguridad y policiales son el único organismo público que se encuentra facultado, en circunstancias excepcionales, para requerir coactivamente de los ciudadanos una determinada conducta, mediante la aplicación inmediata, si fuere necesario, de un amplio rango de fuerza que se extiende desde la mera presencia -con la presión psicológica que ésta implica- hasta la fuerza física propiamente tal, en sus diversos grados, cuya cúspide se encuentra representada por la fuerza letal.
    Por tal razón, se ha señalado que “el uso de la fuerza física es el rasgo más destacado de la actividad policial” y ha sido definida como “la función de la que aparecen investidos ciertos miembros de un grupo para, en nombre de la colectividad, prevenir y reprimir la violación de ciertas reglas que rigen el grupo, si es necesario mediante intervenciones coercitivas que aluden al uso de la fuerza” (González Calleja, 2006:17).
    Considerando que una acción de fuerza por lo general significa, a lo menos, la restricción temporal o suspensión del ejercicio de algún derecho ciudadano, puede apreciarse en toda su dimensión su carácter extraordinario, toda vez que la policía puede recurrir a ella sin que haya mediado la intervención previa de un órgano de carácter jurisdiccional o administrativo. Así, el uso que la policía puede hacer de la fuerza se ampara en una base jurídica, cual es la fuerza coercitiva del derecho (prevención general), en tanto la policía es el órgano administrativo encargado de hacer cumplir, incluso de manera compulsiva, la normativa vigente. De allí resulta fácil comprender la sinonimia, tan propia del léxico común, cuando se habla de fuerza pública para aludir, de manera genérica, a algún cuerpo de policía.
    Dado que el empleo de la fuerza psicológica, también llamada “fuerza no física” (Varenik, 2005: 154), no suele afectar directamente la integridad corporal de quien la sufre, la discusión entonces, en lo que a la policía concierne, estriba en el adecuado uso de la fuerza física. La resolución de este dilema no es menor y al respecto existe una amplia gama de experiencias, desde aquellas que cuentan con una posición teórica de respaldo hasta aquellas que, en la práctica, se resuelven -más mal que bien- a través de la experiencia que los agentes pueden adquirir en el ejercicio cotidiano de sus funciones.
    La determinación de lo que debe entenderse por un adecuado uso de la fuerza se encuentra estrechamente relacionada con, al menos, tres componentes: Primero, la oportunidad en que ésta debe utilizarse; segundo, el tipo y cantidad de fuerza que corresponde emplear; y tercero, la responsabilización que debe existir por su uso. Así, una ecuación que implique la concurrencia de estos elementos permite sostener que el adecuado uso de la fuerza se vincula y requiere, también, un marco de sostenibilidad institucional, cual es la existencia de una policía moderna y profesionalizada, caracterizada por un importante nivel de preparación profesional y por criterios de legitimidad, transparencia, control y eficiencia de su actuación, cuya realización contribuirá de mejor forma a garantizar que el ejercicio de la fuerza se mantendrá dentro de la esfera del derecho y de la justicia.

  3. Locos o desesperados.
    O quizás RIDÍCULOS. Quieren seguir utilizando las mismas herramientas mafiosas de cuando hacían y deshacían sin mirar quién destruían. En sus genes está el MAL.

    1. Con sus actuaciones payasescas quieren distraer la atención de que son todos integrantes de una o varias asociaciones ilícitas y van a ir en cana, más temprano que tarde..están cagados de miedo..!!la volada de Rossi, la mordedura de Donda( ahora quebradura??), la delgadez de Maxi, les esperan horas aciagas en Ezeiza..!!

  4. Mirá vos – les robaron medio país delante de sus narices y no dijeron nada – y ahora se quejan por que son oposición –

  5. CREAN UNA LEY MALÈFICA,,,QUE SERÌA APROBADA POR LOS GENEROSOS LEGISLADORES QUE COBRAN ________JUBILACIÒN DE PRIVILEGIO !!!!!! ¡SI ESTO NO ES UNA BURLA LA BURLA DONDE ESTÀ

  6. Ministra de Seguridad, la próxima vez busque más hombres ,tanques, ametralladoras y todo los necesario para frenar a todos estos delincuentes guerrilleros ,tanto propios como extranjeros ,porquerías que sostenemos con nuestros trabajos y aportes.
    Además a todo extranjero metidos contra nuestro país, sacarle si tiene plancitos rascarse las 24 hs, les ponen una estampilla y los mandan a sus respectivos países que se mueran de hambre allá-

  7. si los mas indicados en pedir explicaciones los delincuentes chorros traidores a la patria ahora piden explicaciones porque no se van a la concha …. los ….

  8. ¿Quién hizo la denuncia? Parece redactada por un estudiante de primer año de derecho. Está para tirar al tacho de basura, in limine, jurídicamente sin fundamentos.

  9. Qué manga de caraduras caros que son. No quisieron dar quórum, como se desprende de la filmación en vivo. Ya antes de conseguido el número de 129, que habilitaba la sesión, se levantaron Moreau, Rossi, Kirchner y otros para increparlo a Monzó. Le tiraron una carpeta y el micrófono, hubo violencia verbal y física. Por suerte está todo registrado.

  10. Típica respuesta K: Si a ellos los denuncian por “patoterismo en el congreso” ellos inventan una contra denuncia para desviar el interés de la opinion publica.

  11. lastima que estaba la tv adentro y se los vio un largo rato gritando desde los alrededores del rencinto. los argentinos en babia??? NOOOO

  12. Son tan intransigentes y anti democráticos que no esperaba menos de estos cavernícolas. Si no te gusta anda al congreso y discutido, no vayan a armar mas circo que en la dejada perdida… Realmente son patéticos

    1. CREAN UNA LEY MALÈFICA,,,QUE SERÌA APROBADA POR LOS GENEROSOS LEGISLADORES QUE COBRAN ________JUBILACIÒN DE PRIVILEGIO !!!!!! ¡SI ESTO NO ES UNA BURLA LA BURLA DONDE ESTÀ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *