Costumbres / 17 de diciembre de 2017

Relaciones: el nuevo sexo

¿Cuánto cambió el erotismo? ¿Cómo influye internet? Abusos, feminismo y pansexualidad. Alessandra Rampolla responde todas las preguntas.

Por

Según la Encuesta Nacional de Actitudes Sexuales y Estilos de Vida hecha en Gran Bretaña (NATSAL-3), y contrastada con dos relevamientos anteriores (NATSAL-1 en 1990-1991 y NATSAL-2 en 1999-2001), el sexo oral y el coito sigue siendo la combinación preferida en la cama. Por otro lado, aumentó el número de compañeros sexuales y se registró mayor incidencia del sexo oral y anal, aunque se redujo la frecuencia de los encuentros. Hay mayor aceptación respecto de parejas del mismo sexo pero más intolerancia a la infidelidad. También creció significativamente la proporción de adolescentes que dice haber tenido relaciones vaginales, orales y anales durante el último año y los cambios en el comportamiento sexual parecen ser mayores en las mujeres que en los hombres. La sexóloga Alessandra Rampolla acaba de lanzar su último libro, “Alessandra te lo cuenta todo” (Sudamericana), y en diálogo con NOTICIAS, explica cuánto y en qué se modificó la vida sexual actual.

Noticias: ¿Se vive una sexualidad más plena hoy que hace veinte años?
Alessandra Rampolla: El nivel de plenitud es muy subjetivo. Yo te diría que hoy vivimos una sexualidad mejor informada, con una sensación de aparente apertura. Parte de mi último libro tiene que ver con plantear esa redefinición, más amplia y completa, de cosas tan básicas como la autoidentificación, ya sea por género, identidad u orientación sexual. Hay mucha más información, mucha más oportunidad de diálogo, pero no sé si todavía hay mucho más diálogo sobre un tema que muchos entendemos que es tabú.

Noticias: ¿Se refiere a que la sexualidad en sí misma todavía es tabú?
Rampolla: Sí, lo hablamos como (baja el tono de voz): “¡Uy, estamos hablando de sexo”, igual que los niños cuando dicen “pipí” y “caca” y se ríen y se sienten poderosos porque lo dijeron…

Noticias: Se habla más de sexo, pero ¿se tienen más relaciones sexuales?
Rampolla: No necesariamente. Yo creo que en una generación como los “Baby Boomers” (1946 a 1964), o incluso mi generación X (1965-1981), que antes no hablaba nada de sexo y ahora lo hace, claramente está más accesible en el pensamiento. Después cómo lo utilizas, es algo muy personal y particular. Pero creo que no es lo mismo para los Millennials (1982-1994), por ejemplo, porque están creciendo en una sociedad que ya habla del tema, no les choca tanto pero tienen otras preocupaciones, cosas que los distancian de buscar una pareja y estar tan enfocados en el sexo. Cambios sociales que tienen que ver con la cultura de las redes, el cambio que ha habido en cómo nos relacionamos.

Noticias: ¿Plantea que los más jóvenes están menos enfocados en el sexo?
Rampolla: No es que no estén enfocados e interesados. Lo que pasa es que las redes sociales se interponen en que la gente se hable y se mire de frente. Hay algo en la atracción que se experimenta en la conexión con la persona. Si estás pegado al dispositivo, no te estás conectando con la persona.

Noticias: En medio de la cultura del postear y publicar, ¿qué espacio tiene hoy la intimidad?
Rampolla: Justamente me parece que lo que se viene perdiendo es esa intimidad, porque las redes sociales y la tecnología interrumpen. Por ejemplo en Tinder, la manera de conseguir a alguien es tan superficial y tiene tan nada que ver con lo que realmente nos atrae, que es una química, una mirada, el olor, la intuición. Pero, a la vez, hay un movimiento en torno al Mindfulness, es una manera de contrarrestar esto que pasa con las comunicaciones tan intensas e intrusivas y que separan y alejan.

Noticias: ¿Cuáles son los principales problemas que hay en la cama y cuáles los que ya quedaron atrás?
Rampolla: Creo que todos entendemos que la mujer tiene la expectativa de pasarla bien en la cama, no hay lugar para el tipo que eyaculó y se dio vuelta. Pero hay un problema grande de conocerse, de mirarse y conectar, de estar presentes. Eso es algo muy destructivo para las parejas y también para la autoestima individual porque uno quiere saberse querido y deseado por quien tiene al lado. Hace falta estar presente y en eso creo que estamos fallando.

Noticias: ¿La fidelidad está devaluada?
Rampolla: El tema de la monogamia, la fidelidad y la exclusividad y de estar toda la vida con una persona, no se ha convertido en un tema de debate. No sé si es que todos románticamente tenemos la esperanza de que alguien nos quiera toda la vida o por dónde pasa, pero todavía no estamos teniendo esa conversación desde el lugar adulto.

Noticias: ¿Hay tanto por descubrir o la vida sexual es bastante más simple y básica?
Rampolla: Ambas cosas. Creo que hay cositas que está bueno acordarte, porque uno se acostumbra a hacer lo de siempre y no se le ocurre incorporar una técnica específica de respiración, por ejemplo. Pero no hay mucho más que aprender. El camino es seguir conociéndose, seguir descubriendo cosas, estar abierta a probar otras y eso se da cuando uno se mantiene en continuo contacto con uno mismo. En cada nueva etapa de la vida hay cosas por encontrar.

Noticias: ¿Hay un boom de películas porno hechas por y para las mujeres?
Rampolla: ¡Sí, gracias a Dios! Hacían falta y cada vez hay más, me parecen una excelente alternativa, incluso para que los hombres miren y se enteren un poquito desde un lugar más práctico cómo es que fluye el orgasmo femenino.

Noticias: Vienen consolidándose términos como “elles” (ni ellas ni ellos) o “género fluido”, ¿nos encaminamos a un futuro donde lo binario quedará atrás?
Rampolla: No creo que vaya a quedar atrás, el único tema es que no es la única manera de ser. Como seres humanos, nos hemos puesto títulos para dividirnos, todo nos encasilla. Y cuando uno encara la sexualidad, tiene que hacerlo desde lo humano, con toda la diversidad de gustos y preferencias.

Noticias: Este año ha habido denuncias de actrices de Hollywood que sufrieron abuso sexual, ¿es un clima de época en el que la valentía de una anima a otras?
Rampolla: Por supuesto. Creo que es muy poderoso, por la universalidad del tema que hace que quien lea, se identifique. Ha sido callado y no denunciado durante tanto tiempo, se ha normalizado hasta tal punto que las mujeres han aprendido a manejarse en silencio. Y cuando otra mujer se levanta, te empiezas a replantear por qué has callado ciertas cosas. Creo que hay mucha sanación en simplemente poder blanquear algo y decir: “Esto es parte de mi historia, esto no está bien y tiene que parar por todas estas”. La otra cuestión es que esto es un tema de poder, no de sexualidad, entonces por eso muchas veces también hay hombres víctimas.

Noticias: Asusta lo universal del fenómeno, tantos victimarios que son respetados socialmente, es un costado oscuro muy fuerte.
Rampolla: ¡Es que es el lado oscuro del poder! El poder seduce por muchos motivos y uno es porque las personas poderosas sienten que pueden hacer lo que quieren.

Noticias: ¿Cómo impacta el movimiento “Ni una menos” en la sociedad?
Rampolla: Me parece que es muy positivo, es algo que viene a sacudir y a sacar trapos sucios, a retar pensamientos y a exigir tratos distintos, igualdad y equidad. Al final el punto es que no puede existir la violencia indiscriminada hacia un ser humano, particularmente la que nunca se comenta y no se está manejando bien socialmente que es la dirigida a la mujer, donde estamos en desventaja, donde ganamos menos por las mismas tareas. Tiene que haber de parte de todas las mujeres del mundo un momento de pararse y decir: “Basta”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *