Sociedad / 2 de enero de 2018

Fenómeno Pampita: cómo revertir el drama

Se recuperó de tragedias, escándalos y críticas. Conducirá un programa en Telefe. El peligro del hipermarketing.

Por

“Es inquebrantable”, “tenaz”, “súper profesional”. Esas son algunas de las palabras que utiliza el círculo íntimo de Carolina “Pampita” Ardohain (39) para describir su actitud, tanto en lo personal como en el trabajo. Sin embargo, para la modelo, actriz y conductora, no todo en su vida fue color de rosa. De hecho, la mujer debió enfrentarse con duras situaciones: desde un controvertido divorcio con Martín Barrantes, la pérdida de su hija Blanca, hasta el escarnio público de una separación mediática y escandalosa con su ex Benjamín Vicuña, que incluyó una infidelidad en un motorhome con “la China” Suárez de por medio. Todo esto podría haber terminado en un desastre profesional, pero Pampita supo reponerse a la tragedia, el escándalo y la crítica despiadada. Con una carrera de 20 años a cuestas, pudo direccionar el conflicto. No sólo sigue siendo una de las modelos más requeridas en los eventos, también logró que los canales se peleen por ella. Así, cerró un año como jurado en el “Bailando por un sueño”; protagonizó una película, tuvo su propio programa de televisión en cable, y, en el 2018, le ofrecieron conducir en el prime time de Telefe. El 2017 la catapultó como un personaje popular.

Crisis-oportunidad

Corría junio del 2015 y Pampita festejaba una década de amor con Benjamín Vicuña. La pareja se mostraba como una de las más estables del espectáculo. Pero fue en diciembre cuando esa imagen de familia perfecta se desvaneció y estalló el escándalo en el motorhome. Eso fue un antes y un después en la vida y la carrera de Pampita.

Cuando surgió el rumor en los medios de que la modelo habría encontrado a Vicuña teniendo sexo con “la China” Suárez en un trailer durante la grabación del film “El hilo rojo”, la modelo no sólo lo confirmó sino que fogoneó la disputa privada por Twitter. Algo impensado para una figura que hasta ese entonces había mantenido un perfil bajo, de madre feliz, esposa fiel y señora “bien”. Metida en el barro, Pampita sufrió los embates del circo mediático. Las marcas a las que había representado hasta ese entonces, no lo vieron con buenos ojos. Rápida de reflejos, Ardohain pegó un volantazo.

El lugar elegido para reciclarse fue Punta del Este. Allí empezó a mostrarse como la madre soltera divertida, que cuidaba de sus hijos, pero que también asistía a todas las fiestas esteñas con sus amigas cool. Ese verano del 2016 fue su temporada más redituable. Su representante, Gastón Stati, dueño de la agencia “Muse Management”, le había dicho a NOTICIAS por entonces que nunca la habían requerido tanto.

En Buenos Aires, en tanto, le esperaba un año como jurado estable en “Showmatch”, y con uno de los contratos más jugosos. Un rol que luego repitió en el 2017. “Supo cómo direccionar la separación de Vicuña. Entiende del show, siempre tuvo en claro hacia dónde ir. Sabe jugar el juego de ser famosa”, cuenta un allegado al certamen, que define de esta manera la forma en la que la morocha manejó la situación.

Momento crítico

En su círculo íntimo y laboral, hay quienes destacan esta cualidad de Pampita para reponerse en momentos adversos. De hecho, en el 2012, debió enfrentarse a un momento atroz: el de la pérdida de su hija Blanca. A pesar de que en ese entonces estuvo casi un año alejada del trabajo, la modelo volvió al ruedo con más fuerza. Según la psicóloga Any Krieger, autora del libro “Sexo a la carta”, ante situaciones trágicas, las personas tienen dos maneras de reaccionar: o pueden quedar invalidadas, o adquirir una fortaleza que antes no tenían. “La crisis, de esta manera, se convierte en un nuevo desafío y una nueva oportunidad”, dice la especialista.

“Ha conocido la resiliencia como ninguna. Ha ido para adelante como nadie. Sabe sacar lo mejor de cada situación”, reconoce una amiga de ella. “Se le murió una hija y salió adelante. Nunca te vas a enterar qué le pasa. De hecho, cuando se separó de Pico Mónaco nos enteramos por los medios, porque a ella nunca la vas a ver quebrada”, explican allegados a la modelo.

Buenos negocios

Y si se trata de oportunidades hasta en los malos momentos, los que conocen a Carolina Ardohain dicen que siempre supo hacia dónde apuntar para hacer crecer su carrera profesional. Ella hace del marketing un negocio redituable, lo cual entraña el peligro del hipermarketing. “Todo está digitado milimétricamente”, acota un relacionista público que prefirió mantener el anonimato. “El dinero la ha regido siempre en su vida”, es la definición que utiliza un productor de eventos para definir su lucha para construir su exitosa carrera.

De esta forma, Pampita logró cobrar uno de los cachets más jugosos de las celebrities argentinas. Para presentarse en un evento en Buenos Aires, la morocha se llevaría unos 90.000 pesos, según aseguraron a NOTICIAS fuentes cercanas a una productora de eventos. Otro es el precio de los eventos en Punta del Este, donde pasa sus vacaciones por estos días alejada del tenista Pico Mónaco. Mientras hace vida de playa con sus amigas en la casa que alquiló en La Barra, Ardohain ya tiene agendados algunos eventos de real estate. Por sólo unas horas, Pampita cobraría unos 7.000 dólares.
Y aunque dicen que el amor, el dinero, y el marketing no deben mezclarse, la morocha también supo sacarle rédito a su relación con Pico Mónaco, de quien se encuentra distanciada. Mientras estuvieron juntos, Pampita habría diferenciado una tarifa para los eventos, cuando iba acompañada por él. “Ella es quien cierra sus negocios. A diferencia de muchas famosas, cuyos maridos hacen sus contactos, Pampita hace las cosas sola. En ese punto es más feminista”, explican fuentes cercanas a la modelo. Según trascendió, este habría sido uno de los motivos que llevó al ex tenista a distanciarse de la modelo. “Su mundo estaba digitado por su novia. Ella decidía a qué eventos iba y si él podía hacerlo”, aseguró Yanina Latorre.

Es que además de ser una mujer a la que describen con una personalidad fuerte, quienes supieron compartir el ámbito laboral con ella recalcan que las marcas la eligen por su compromiso. “Es la más profesional. Siempre llega a tiempo, pide información de las marcas que va a representar. Y cuando hace posteos en sus redes sociales que son pagos, lo hace rigurosamente. Incluso te manda las métricas, algo que no hace ninguna”, agregan.

Y es ese profesionalismo el que, explican, llevó a convertirla en uno de los personajes más populares del 2017. De esta manera, la modelo debutó en cine como actriz junto a Mónica Antópulos, en “Desearás al hombre de tu hermana”. La película, según algunos críticos de cine, dejó mucho que desear, mientras que para otros resultó colorida y una oportunidad para que Pampita pueda seguir escalando. De hecho, la modelo también debutó este año como conductora en el programa “Pampita Online” en el canal digital KZO. “No le pagaban mucho, pero ella quería probarse”, cuentan desde su círculo íntimo. “La llamamos ‘la madrina’ porque dirige a todas. Se prepara, la tiene muy clara”, agregan.

En marzo del año próximo, desembarcará en el prime time de Telefe. Allí conducirá una vez por semana, un programa similar al del cable que combinará moda, entrevistas, espectáculos y eventos.

Después del drama, Pampita aprendió a reinventarse.

 

2 comentarios de “Fenómeno Pampita: cómo revertir el drama”

  1. Todos los diarios todos los días de todo el año notas sobre esta señora no se entiende por qué motivo, fotos y fotos con sus enormes dientes postizos desmesurados…..La van a lanzar a alguna a candidatura????

    1. no entendiste nada de la nota entonces? justamente aclaran el secreto de su presencia y permanencia en los medios….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *