Personajes / 4 de enero de 2018

José Palazzo: “La estupidez es el límite del aguante”

Creador del Cosquín Rock, produce a Arjona y La Renga. Amor con Juana Viale, adiós a la cocaína y el peligro del backstage.

José Palazzo: “La estupidez es el límite del aguante"
Fotos: Marcelo Escayola

Un rockero en sus dominios. Remera negra, cresta plateada, ojos verdísimos y medio cuerpo tatuado, José Palazzo se para en uno de los balcones de la Plaza de la Música, en Córdoba, una vieja usina cerca del río, y cuenta todo lo que le queda por hacer. Cae la tarde y es como si el productor del Cosquín Rock viviera con un pie siempre en lo que viene, en el próximo festival, en el próximo viaje. “Allá van a funcionar siete restaurantes”, señala hacia dónde están las grúas. “Queremos recuperar esta zona de la ciudad: que sea un polo gastronómico, musical, cultural”. En la plaza ya funciona un estadio para más de 6.000 personas y varias radios.
Pero Palazzo antes tuvo otra vida. En esa vida usaba traje, estaba casado y trabajaba en la empresa de cable de su padre. Con título de abogado que nunca usó porque desde su primer recital, a los trece años, y desde que su madre le regaló su primer bajo, creyendo que era una guitarra, supo que se dedicaría a la música. Arriba o abajo del escenario, pero a la música. Este año, después de 18 años, internacionalizó el Cosquín Rock (lo llevó a México, Perú, Colombia y Bolivia) y no paró de tocar con su banda Los Mentidores.
Noticias: ¿Pesan sus gustos musicales a la hora de producir?
José Palazzo: Desgraciadamente sí. Estuve tres años hinchando para traer a Bob Dylan a Córdoba. Una semana antes tenía 1.300 entradas vendidas y lo tuve que pasar a un estadio más chico.
Noticias: ¿Fue su gran fracaso?
Palazzo: Fue un gran fracaso, pero una gran alegría traerlo. Ni lo conocí ni sé si era Bob Dylan el que tocaba. Me daba vergüenza que lo vieran en el Mario Kempes vacío.
Noticias: Pero también produce en Córdoba a Ricardo Arjona y a Maluma.
Palazzo: Que no me gusten musicalmente no quiere decir que no sean producciones grosas. A veces es más difícil producir un show como el de Maluma o Arjona que uno de Black Sabbath porque tienen mucha técnica, personal, logística, seguridad.
Noticias: ¿Por qué no quiere producir más para público adolescente?
Palazzo: Nunca sufrí tanto como con Justin Bieber. La pasé muy mal, creo que es el público más peligroso para producir porque no tienen límites y no se cuidan, sino porque los padres creen que porque adquieren un ticket tienen derechos que no tienen. Esa puja constante entre un seguridad que no puede poner límites y una adolescente descontrolada genera un estrés increíble. Las chicas voltearon un portón del Mario Kempes que ni lo voltean los barras bravas de Talleres y de Belgrano. Creo que es peligroso.

Noticias: Este año achicó el Cosquín Rock y sólo serán dos días. ¿Por qué?
Palazzo: Porque el público decía que no tenía plata para los tres días. Muchos venían un solo día y se quedaban “galgueando” porque el traslado a Córdoba, la hotelería y el camping se les hacía muy costoso. Queremos que la gente pueda ver muchos artistas (Las Pasillas del Abuelo, Los Gardelitos, Creedence, Residente, entre otros) en dos días para que el gasto se amortice un poco más.
Noticias: ¿Cuál fue su primer recital como espectador?
Palazzo: El primero, que me marcó para toda la vida, fue el de Charly García en el estadio Atenas presentando “Yendo de la cama al living”. Tenía trece años, mi papá me compró la entrada un mes y medio antes y una semana antes del show se perdió. La mucama la había sacado del pantalón donde la tenía guardada. Lloré durante cuatro horas hasta que mi mamá la encontró en el tacho de basura.
Noticias: ¿Es manager de Charly?
Palazzo: Nunca fui manager de Charly, produje sus conciertos durante siete años, desde que se fue Fernando Szereszevsky. Tengo una relación de amistad con Charly, pero en este momento no está para tocar. Además de mi ídolo musical, es un tipo al que quiero.
Noticias: ¿Cuándo se dio cuenta de que ya no podía tocar?
Palazzo: Charly hizo “Líneas paralelas” en el Teatro Colón, un concierto sublime. Y nos calló la boca a todos. A partir de ahí tuvo varios problemas de salud, se quebró la cadera y eso le impide ser lo que él quiere. Hace unos dos años lo noté muy achicado arriba del escenario y él es gigante.

Noticias: Se la pasa viajando con su banda, Los Mentidores. ¿No se cansa?
Palazzo: No. Le pongo mucha energía a mi trabajo y la banda es… hay gente que se junta a jugar al fútbol, otros a comer asados, otros a jugar al póker. Mi cosa importante es juntarme a tocar con amigos, me limpia la cabeza. Después de una gira de tres días llego nuevo a mi casa.
Noticias: Este año fue duro para los rockeros. ¿Cómo lee lo que pasó con el “Indio” en Olavarría?
Palazzo: Discrepo con algunos amigos que creen que hubo algo político detrás. El público argentino tiene características especiales que ya nos llevaron a una tragedia. Una es creer que puede hacer lo que quiere en un recital y la otra es que puede entrar aunque no tenga entrada. Combato eso de manera ideológica. Los artistas hacen recitales porque la gente paga las entradas, sin eso el artista se extingue. Cuando los artistas son populares tienen que dosificar los conciertos para que no se genere una desesperación por verlos. ¿Quién puede producir 300.000 personas en el mundo? Nadie. En la Argentina menos. Considerando esos parámetros, la sacaron súper barata.
Noticias: ¿Combate la idea del aguante?
Palazzo: La idea del aguante tiene un límite: la estupidez. Cuando produzco a La Renga, toda la inversión tiene que ver con 300 tipos que no tienen entrada y quieren entrar igual. En Huracán tuve que hacer cuatro controles y poner 1.200 tipos en la periferia.
Noticias: Este año también explotó el tema de los abusos de menores en el rock.
Palazzo: Es una situación delicada. No me cierra cuando las denuncias quedan sólo en las redes sociales y no se llevan a la Justicia. ¿Por qué no hacer una denuncia, que el fiscal investigue y el que juez condene o absuelva? Por otro lado, es despreciable abusarse de determinada situación. Todos los que tenemos credenciales, todos los que entramos a un backstage, tenemos ese riesgo. De Los Rollings Stones a lo que se te ocurra, el backstage es una cosa complicada. Va a tener que haber cambios, así como pasó con Cromagnon. También vi miles de músicos que sacan cagando mujeres del camarín cuando entran chicas chicas, no es que todos los músicos de rock se cogen todo.

Noticias: Tiene tatuados los meses que lleva sin consumir. ¿Cuál fue el punto de quiebre para dejar las drogas?
Palazzo: Mi hija Pilar tuvo un trastorno de alimentación y pensé que no podía acompañarla si no le daba algún ejemplo. Yo gastaba mi tiempo libre en las drogas, no consumía todos los días, nunca toqué fondo. En ese momento salía con Andrea Rincón y ella me arengó para que dejara. Mis viejos y hermanas estuvieron atentos a todo, como si fuera un chiquito de diez años. Hoy estoy muy feliz.
Noticias: ¿Por qué lo comparte en las redes?
Palazzo: Porque creo que si hay diez chicos que leen mi mensaje y no consumen cocaína hice un gran logro. Y si consigo que dos o tres boludos grandes como yo la dejen, también. Es una droga que no te deja coger, no te deja comer, no te deja dormir, no entiendo como puede tener tantos fans.
Noticias: ¿Dejó todas las drogas?
Palazzo: Sólo consumía cocaína. Lo único que hago ahora es tomar vino con las comidas, también dejé la bebida blanca. Me gusta tomar vino y cocinar: los lunes son sagrados para eso y lo comparto con mi hija.
Noticias: Fue padre joven.
Palazzo: Sí, tengo dos hijas. Agustina tiene 26 y está estudiando en la Universidad de Arquitectura de Barcelona, y Pilar estudia Bellas Artes y tatúa. Tengo muy poco tiempo, pero lo que tengo libre se lo dedico a ellas.
Noticias: Su noviazgo con Juana Viale lo llevó de las revistas de rock a la de chimentos.
Palazzo: Eso fue muy traumático. Sí. Fue espantoso. Estábamos expuestos cuando no queríamos eso. Pensé que los medios se aburrían en un minuto y no, no se aburrieron. Mi familia y mis hijas lo sufrieron mucho.
Noticias: ¿Cómo fue ese amor de madurez con “Juanita”?
Palazzo: Salí un tiempo corto. Es una persona espectacular, muy reservada de sus cosas. Y buena persona, buena madre, re buena mina. Todo lo que puedo decir de ella es bueno. Fue una relación sana, sin ningún escándalo.
Noticias: ¿Ahora cómo está su corazón?
Palazzo: Estoy soltero desde hace un año y medio. Estuve 23 años casado. Y desde que me separé tuve relaciones muy puntuales.

 

Cecilia Boullosa

@chicaelectrica

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *