Economía, Personajes, Sociedad / 8 de enero de 2018

El hombre más rico del mundo suelto en Argentina

Jeff Bezos, dueño de Amazon y el Washington Post, estuvo en el país junto a toda su familia. Conversaciones con Macri, shows privados y el desembarco de la plataforma de comercio.

Jeff Bezos junto a toda su familia en el Faena.

Por Mario De Fina

Es conocido el temor del hombre más rico del mundo a los helicópteros: hace 15 años, Jeff Bezos salvó su vida cuando la aeronave que lo transportaba se estrelló en una cadena montañosa al oeste de Texas. Podría ser un dato menor, pero la reminiscencia de aquel accidente truncó la reunión más esperada con el presidente Mauricio Macri, cuando el clima de la última semana del año desaconsejó el viaje de Bezos a Cumelén, el selecto complejo en Villa La Angostura donde se hospedó durante sus vacaciones el mandatario. De todas formas, mantuvieron una conversación por Skype de alrededor de una hora.

Según pudo saber NOTICIAS, Macri quedó “encantado” al finalizar la conversación. La empresa que hizo rico a Bezos, Amazon, es la plataforma de comercio electrónico estadounidense, ya cuenta con CUIT para funcionar en Argentina y se espera que los próximos meses sean clave para comenzar sus operaciones.

Bezos arribó el pasado 20 de diciembre en un vuelo privado al aeropuerto internacional Ministro Pistarini junto a una comitiva de 19 personas, (11 niños y 8 adultos), entre los que se contaban a su esposa, Mackenzie Bezos, y los padres de ella. Durante su estadía viajaron en avión privado a El Calafate, alquilaron un barco para recorrer el Glaciar Perito Moreno y se alojaron en las más grandes estancias de la zona, evitando así los hoteles.

Luego la comitiva se trasladó a Tierra del Fuego para finalmente regresar a Buenos Aires el 29 de diciembre y asistir a una función privada del espectáculo Rojo Tango en el Hotel Faena, cuya entrada cuesta 290 dólares por persona. Bezos, también dueño del prestigioso periódico Washington Post, lo cerró sólo para su comitiva. Allí se mostró muy amable, se presentó como Jeff y estrechó la mano al saludar: “Fue lo mejor de mi viaje”, aseguró al finalizar el espectáculo que duró 45 minutos y recorrió la historia del tango desde principios de 1900 hasta la actualidad. Cuentan los allegados que quedó sorprendido por el vestuario y la coreografía, aceptó fotografiarse al finalizar el show y dejó una importante propina. Terminó la velada con una cena en el restaurante El Mercado, donde degustó una selección de las mejores carnes argentinas.

Jeff Bezos, cuya fortuna asciende a los 98.300 millones de dólares y superó a la de Bill Gates, se despidió del país dos días más tarde, el 31 de diciembre a la noche, cuando volvió a subir a un avión privado junto a sus 18 acompañantes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *