Showbiz / 16 de febrero de 2018

Reality shows: razones de un formato que no envejece

Lejos de extinguirse, los programas de tele-verdad renuevan temporadas y se ramifican.

Por

Criticados por su contenido o veracidad, los reality shows son el placer culposo de toda una generación. Los televidentes encuentran satisfacción al meterse en la intimidad de los participantes o conocer en detalle el sacrificio que implica convertirse en el nuevo diseñador top o cantante revelación. Pese a ser altamente señalados durante casi 20 años, el formato alcanzó perpetuidad y a nivel global se destacan títulos que superan la década en pantalla.

Desde The Voice a Factor X (shows que premian el despliegue en el escenario), pasando por Gran Hermano (el reality argentino más popular) y Project Runway (donde buscan nuevos diseñadores de moda), los reality shows no parecen perder lugar en la pantalla chica y varios de ellos ya superaron las diez temporadas. Del otro lado, los televidentes disfrutan de estos personajes más cercanos al “hombre común” que a una estrella de Hollywood. La identificación, en algunos casos, es inmediata.

The Voice

De talla internacional, el reality de Canal Sony que catapultó grandes estrellas de la música volverá a la pantalla el próximo 28 de febrero con la 14° temporada. Adam Levine y Blake Shelton continúan como parte del staff; regresa Alicia Keys después de la victoria de su elegido en la 12° temporada y debuta como entrenadora Kelly Clarkson, ganadora de la primera edición de American Idol en 2002.

Para que se entienda el tamaño de esta producción, la 13° temporada fue considerada de bajo rendimiento por obtener un promedio de 10 millones de espectadores por capítulo. En ediciones anteriores, The Voice llegó a medir entre un 17% y un 20% más. En China, por ejemplo, el show llegó a los 500 millones de televidentes.
El secreto de este programa también radica en un nombre: John de Mol, creador de Gran Hermano y fundador de Endemol. Con The Voice debutó en Holanda en el 2010 y alcanzó los 3 millones de televidentes promedio por capítulo. Un año más tarde, desembarcó en USA por NBC y la cadena tomó la punta del prime time. Llegó a 41 países con la misma fórmula y Argentina tuvo su propia adaptación en el 2012 por Telefe con 24 puntos de rating y picos de 27,5.

Project Runway

Este es otro caso de éxito donde brilla el formato y arroja números increíbles: 237 episodios, 16 temporadas y tres spin-off en pantalla. Además tiene contrato por dos temporadas más. Cada capítulo posee un promedio de 3 millones de espectadores y se posiciona gracias a su liderazgo en la categoría mujeres de 18 a 34 años. El pasado 1 de febrero se estrenó por Lifetime TV Project Runway: Threads, un spin-off donde compiten diseñadores adolescentes por una beca y diez mil dólares.

“Muy pocos formatos logran llegar a una conexión tal con la audiencia que mantenga el interés a través de los años y por suerte Project Runway es uno de ellos”, destacó Miguel Brailovsky, VP senior de estrategia de contenido y producción de A+E Networks Latin America a NOTICIAS. Respecto a cuál es el diferencial de estos títulos, disparó: “Creo que tiene mucho que ver con los personajes que protagonizan los shows. La clave no es si hablamos de antigüedades, autos o moda sino en el increíble casting que realiza la producción”.

En Latinoamérica, el reality sobre diseño de moda acaba de finalizar la 11° temporada (se estrenó en noviembre de 2017) y se esperan capítulos inéditos en los próximos meses. Pensando en el futuro, Brailovsky sumó: “El desafío actual, más allá del producto, es el desarrollo de contenidos para la siguiente generación a través de las plataformas no lineales”.

Face Off

De temáticas súper interesantes que van más allá de espiar a un grupo de ignotos, los reality casi se convirtieron en un casting televisado… pero exitoso. Syfy, canal de contenido exclusivo para fans de la ciencia ficción, estrenó el pasado octubre la 12° temporada del show donde un grupo de maquilladores expertos en efectos especiales compiten por ver quién es el mejor en lo suyo. La actriz McKenzie Westmore, experta en el rubro, es la anfitriona del show.

El debut fue en el 2011 como un contenido premium para la temporada baja de la televisión (enero/febrero) y ya lleva 136 episodios y un total de 170 participantes que pasaron por el programa. El promedio de audiencia es de 1.4 millones de personas por capítulo, un resultado inesperado para los directivos de la señal de cable ya que fue concebido como un producto de relleno.
Consecuencia directa de su posición de lujo, está a punto de estrenar Game Face el lunes 12 de febrero a las 23 hs. por SyFy LA. El spin-off de Face Off propone un nuevo giro a su vieja propuesta para exprimir al máximo su éxito. Los viejos participantes del reality más algunos debutantes se enfrentarán en equipos por premios semanales de hasta $ 10.000 dólares.

Gran Hermano

El show comenzó en el 2001 con un despliegue que marcaría un punto de inflexión en la televisión argentina. Soledad Silveyra era la conductora y Juan Alberto Badía lideraba el debate sobre lo que sucedía dentro de la casa. En el inmueble televisivo, 14 participantes, absolutamente desconocidos para el público y entre sí, debían convivir, trabajar en equipo y franquear pruebas para conseguir alimento y otros privilegios. DIRECTV se sumó al proyecto con una propuesta más que atractiva: canales exclusivos para espiar a los concursantes las 24 horas.

El programa tuvo 10 ediciones si se incluye el especial “famosos” del 2007. La primera temporada promedió 30 puntos de rating y la cuarta tuvo picos de 50, luego perdió popularidad y la última vez en pantalla midió apenas 8. Pese a la merma de seguidores y audiencia, todavía forma parte del selecto grupo de los programas más vistos de la tv argentina en los últimos 20 años. “Con GH pegué el salto a las grandes ligas, sin escalas. Yo estaba conduciendo cosas en canal 13, con un buen desempeño, pero era como ir en tercera y a gas”, contó Mariano Peluffo a NOTICIAS, uno de los rostros asociados a la marca y también conductor de shows similares como MasterChef.

El Factor X

El popular show de talentos éxito en la televisión británica ya cuenta con 51 versiones locales alrededor del mundo y sube al escenario a músicos solistas o grupos divididos en cuatro categorías. Durante las rondas en vivo, la audiencia vota para eliminar al participante que lo amerita, mientras que los jueces evalúan su talento y compiten para encontrar la actuación que tiene ese “Factor X” necesario para triunfar.

Más de 250 millones de discos vendidos en todo el mundo, 200 top 1 y 380 top 10 acumulan los artistas que surgieron del reality creado por Simon Cowell, convirtiéndolo en el show más exitoso en la historia y con mayor perspectiva. El legado sin precedentes incluye destacados como One Direction, el grupo para teens que lleva vendidos más de 100 millones de discos a nivel mundial. Otra marca a destacar: suma 24.7 millones de fanáticos entre Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, Snapchat y el sitio web itv.com/xfactor.
“Creo que si hacés lo mismo todos los años, se vuelve aburrido y predecible. Por eso, en la previa de cada temporada intento realizar modificaciones y hacer cambios para mejorar el show. Obvio que no todo funciona, hay traspiés, pero cada año llegan presentaciones que realmente nos asombran”, reconoció Simon Cowell a NOTICIAS. De fama mundial por ocupar el rol de villano dentro del show, el miembro del jurado aclaró: “Tengo que tener cuidado con lo que digo porque, a través de los años, aprendí que, hagas lo que hagas, las personas estarán ahí para criticarte. Y para copiarte también”.

Al igual que otros de su misma especie, X-Factor logró tener versiones en diferentes países, y Estados Unidos no podía quedarse atrás. Entre los artistas más populares surgidos de la variante estadounidense se encuentra Camila Cabello, hoy el fenómeno latino de proyección mundial. La cantante cubana se descató en Fifth Harmony (banda femenina que tuvo sus inicios en el programa) y luego se volvió solista.

Nicole Scherzinger, ex miembro de Pussycats Dolls, fue una de las responsables del descubrimiento de la que visitará Lollapalooza en el mes de marzo. Ella, al igual que Cowell, fue jurado de dos versiones de El Factor X. “Estoy emocionada de volver al ring y ansiosa de los nuevos talentos que podamos descubrir: quién será el próximo James Arthur, Leona Lewis o One Direction”, le contó a NOTICIAS la sensual morocha antes del estreno de la 13° temporada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *