Personajes / 21 de febrero de 2018

Roberto Funes Ugarte: “Soy un tipo reservado y solitario”

Por Agustina Mussio (*) | Bullying en su Mendoza natal, la propuesta del “Bailando…” de España, la situación de C5N, sexualidad y propuestas indecentes.

Histriónico y carismático, “Robertito” Funes Ugarte se hace
notar. Forma parte de ese grupo de personas capaces de decir groserías sin que suenen como tal. Consciente de su habilidad, se divierte en los bordes. Puede invitar a otro conductor a “espadear” sin que su reputación se desmorone, y lo hace, sin reparos por estar “al aire”. Pero el suyo sería un desparpajo controlado: “Jorobo con
ironía, sé hasta dónde llegar. No hablo de mi vida privada ni de la
sexualidad… Hay una moda de contar todo, pero yo soy un tipo
reservado”, dirá.

El conductor de “Noches mías” (C5N) y corresponsal internacional
de CNN cree que sus pruritos se los debe a su crianza en Mendoza,
aunque no logró sentir afinidad con la ciudad: “Nunca me sentí
mendocino. Mis abuelos son de Buenos Aires y veníamos seguido… Cuando terminé el secundario y me mudé acá, fue como
cambiar de casa”.

Noticias: ¿Por qué nunca pudo sentirse parte de Mendoza?
Roberto Funes Ugarte: Me hacían bullying. En esa época, si no
eras como la masa, no te aceptaban. Yo era solitario. Mientras mis
compañeros pensaban en irse a esquiar, yo pensaba en si podríamos
pagar la luz en mi casa. Al separarse mis padres, mi madre quedó en la ruina. Iba a un colegio privado y mi situación era distinta de la de mis compañeros.

Noticias: ¿Pudo aprender algo de esos momentos difíciles?
Funes Ugarte: Gracias a la educación de mi casa, me acostumbré
a estar en todo tipo de lugares, con todo tipo de gente, y ser siempre el mismo. Ni porque esté con la reina de Holanda, ni con alguien humilde voy a ser más ni menos, son todos iguales para mí.

Noticias: ¿Cómo es la relación con su padre?
Funes Ugarte: Mi papá se fue cuando tenía ocho años y no lo volví a ver hasta su lecho de muerte, en 2005, cuando estaba en coma. Dejé que él soltara… Además, nunca hubo rencor de mi parte. Por eso cuando lo vi, le dije que se vaya en paz.

Noticias: ¿Qué lugar ocupa el humor en su vida?
Funes Ugarte: El humor es la salida más inteligente y menos complicada a ciertas situaciones. Siempre fui así. Fuera del aire es peor. Pongo Raffaella Carrá en mi casa y me pongo a limpiar… Mi familia es muy histriónica. Mi hermano Gastón dice que le tengo que pagar el Copyright de algunos latiguillos.

Noticias: ¿Alguna vez sintió miedo al ridículo?
Funes Ugarte: No, pero me siento en minusvalía cuando alguien se siente incómodo… No me gusta ofender ni reírme del otro. El chiste argentino durante años fue reírse del defecto del otro. Yo me río de mí mismo.

Noticias: ¿Siempre soñó con trabajar en televisión?
Funes Ugarte: De chico se hablaba de que podía ser diplomático porque tengo familia relacionada con el servicio exterior, pero sabía que lo mío era la comunicación. De hecho escribo ciencia ficción. Pero no me imaginé que iba a trabajar en televisión. Me gusta mucho el cine, los clásicos… Fantaseaba con vivir la vida de los personajes
de las películas.

Noticias: Empezó como bailarín de Carmen Barbieri…
Funes Ugarte: Se hizo un casting y entré. Era para acompañar, ni siquiera bailar. Un día me dije: “¿Qué hago bailando? Quiero hacer
notas”, hablé con la producción y arranqué.

En el 2000, complicaciones en el ámbito laboral impulsaron a “Robertito” a emigrar. Con la intención de entrar a Telemundo o Univisión, se instaló en Miami. “Tenía que hablar neutro y me salía cubano”. La siguiente parada fue Barcelona, donde trabajó como animador de una colonia hasta que fue seleccionado en un casting para un programa de la televisión española: “Hacía corresponsalías o ‘notas chuscas’”.

Noticias: ¿Las notas chuscas serían notas de espectáculo?
Funes Ugarte: Entretenimiento, lifestyle, nunca me gustó el espectáculo. Se relaciona con invadir la vida privada de la gente. Después de Miami surgió la posibilidad de ir a México. Al mes entré a Televisa y viajé por todo el planeta haciendo mi programa de viajes.

Noticias: ¿Se movía solo de un país a otro o iba acompañado?
Funes Ugarte: Solo… Iba con una valija enorme. En Madrid, tuve que dormir a la intemperie, en una plaza, porque no me habían hecho un depósito y no tenía guita… Viajaba con portarretratos de plata con fotos de mi mamá, de mis hermanos, y decía: “Qué hago con esto”, (risas). En México me fue muy bien y me quedé hasta el 2005, que volví a la Argentina.

Noticias: ¿Le ofrecieron entrar al “Bailando…” de España?
Funes Ugarte: Sí. Todavía no acepté. Bailás de verdad, no se
mezcla con lo privado. Es a un nivel impresionante.

Noticias: ¿Muy distinto del “Bailando…” de acá?
Funes Ugarte: Nada que ver. No voy a hablar mal del “Bailando…”
que, de hecho, me convocaron pero no quise. Me tienta estar en un programa internacional y me enorgullece que hayan pensado en mí. Estoy pensándolo… Además bailás y no hay necesidad de mostrar tus miserias.

Noticias: Hablando de mostrar… ¿Es verdad que lo echaron de C5N
por salir desnudo en una nota?
Funes Ugarte: Verano 2009, me hicieron una nota en NOTICIAS
promocionando la playa Chihuahua, de Punta del Este, y se me ocurre salir desnudo, con mis dos perros. La foto salió a doble página con el título “Estalló la playa nudista en Punta del Este”. Volví al canal y nadie me decía nada, no había cámara… Pasaron unos meses y no me pagaron mi sueldo (después me pagaron todo) y me di por despedido. Cuando volví, les prometí que no salía más ni en la revista Billiken. Entendí que la causa por la que me habían frizado era la foto de NOTICIAS.

Noticias: ¿Ahora cómo está la situación en C5N?
Funes Ugarte: Estamos saliendo del limbo. Nos han pagado todo
en cuotas estos últimos meses, el canal se sostiene por el equipo
humano. Nos han bombardeado de todos lados, pero resistimos.

Noticias: Hace poco estuvo en Punta del Este, ¿disfruta de cubrir temporadas o le resultan agotadoras?
Funes Ugarte: Trabajo horrores porque, además, las distancias
son largas. Pero me gusta ir y mostrar las playas, como cuando fui a
la asunción del Papa, de Máxima o en la asunción del Rey Felipe. Pero también voy a Palermo con una señora que vende empanadas y me divierto igual. Soy minucioso, llega un momento en que la cabeza
me explota y me gusta no hablar con nadie.

Noticias: ¿Vive solo?
Funes Ugarte: Sí, con mis tres perros y mis tres gatos. Me llevan tiempo, plata y preocupaciones. (Saca el celular y muestra una foto de “Funes”, su perro salchicha).

Noticias: ¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?
Funes Ugarte: Estar en mi casa.

Noticias: ¿Haciendo qué?
Funes Ugarte: Nada. No te voy a decir que leo. Me gusta estar echado, viendo tele con una pizza al lado. O salir a comer un asado. Y disfruto mucho de los viajes, de Europa.

Noticias: ¿Está en pareja?
Funes Ugarte: No, elijo estar solo. Soy un tipo solitario. Me gusta eso
de estar en tu casa, ser dueño de tu cuarto, del control remoto, de tus horarios… de tus silencios.

Noticias: No se le conoció ninguna pareja…
Funes Ugarte: Juego mucho con ambivalencia, pero no hablo de mi
vida privada ni de la sexualidad. Me parece que no suma. De la cintura para abajo soy dueño de mi vida. Hay una moda de contar todo, pero soy un tipo reservado. Todavía soy mendocino
en eso. Juego con la ironía, pero sé hasta dónde llego.

Noticias: ¿Qué opina de la cantidad de acosos que salieron a la luz?
Funes Ugarte: Antes se llamaba casting sábana. El acoso siempre
existió en todos los ámbitos… Muchas lo cuentan ahora porque la cabeza de ese entonces no estaba preparada para decir “me pasa esto y está mal”. Hay gente que se aguantó ese peaje y me parece un horror. En la vida todo da vuelta. Ahora debe haber muchos, y muy famosos, con miedo a que alguien hable. Lo que más me duele es el bullying de las mujeres hacia las mujeres.

Noticias: ¿Alguna vez se sintió acosado?
Funes Ugarte: Jamás. Propuestas indecentes me han hecho pero nunca me sentí acosado. No soy el target de gente que acosan… Nunca me ofrecieron nada a cambio.

Noticias: ¿Cuál fue la propuesta indecente?
Funes Ugarte: Te decían: “Che, veámonos el fin de semana porque tengo un piloto…”. Contesto: “Gusssto pero me privo”. Una de mis cualidades  es hacerme el idiota cuando no lo soy. Prefiero responder “no sé” o “veremos…” que algo que me involucre mal y a la otra persona también.

 

Seguí a Agustina en Twitter: @AgustinaMussio